UN MINUTO DE HISTORIA / One minute of history

in vlog •  12 days ago  (edited)

IMG_20161104_155727.jpg

7am. Buenos días.

5 segundos antes de despertar, las voces diciendo...

¿Eres feliz? ¿Eres libre?

Se hicieron presentes en mi propia mente.

1.

Me levanta el ruido de los camiones, cinco minutos antes de mi hora habitual para despertarme a las 6:55 am. Abro los ojos pero no quiero despertar, porque ya se que es otro aburrido día en esta aburrida ciudad de la “esperanza”. Me siento sobre la cama, tomo un gran respiro, inhalo y exhalo profundamente un par de veces antes de sentir el frío del piso en los pies al caminar hacia el baño.
Prendo la luz, tarda unos segundos en hacerlo, ya que es de esas lámparas de neón, la cual compre muy barata porque hay que ahorrar energía, o más bien dinero.

Me veo al espejo, otro barro en la nariz, - ya deja el refresco, me digo. Las bolsas de mis ojos parecen sacos de arena y mis ojeras, negras como la noche.
Paso mis manos sobre la cara, como cuando estás cansado de todo.
Abro la regadera y también tarda en salir el agua, suena toda la cañería desde el piso de abajo como avalancha de basura hasta que llega a mi cuarto y escupe un gran charco de lodo antes de salir el agua.

Después de mi gran aventura dentro del cuarto, camisa y corbata atada, está todo listo a las 7:35 am y me dispongo a ir al trabajo. Salgo de mi edificio tratando de que la señora de la renta no me vea, ya que con este le debo 3 meses. Cuando llego a la parada del autobús, comprendo que estoy en el siguiente nivel.

2.

la segunda etapa del día; para encontrarme con un niño observándome fijamente con cara extraña, como si yo fuera de otro mundo, tomado de la mano de su mamá mientras ella está leyendo la revista de chismes, Dios, odio cuando un pequeño sin saber nada del mundo se me queda mirando… Entonces lo veo fijamente y le digo: -¿Qué ves? ¡Espera a tener 26 años tú también amigo!

Eso no le gustó mucho a su madre. Poco después llega el autobús y todos se amontonan al mismo tiempo para entrar, creo que no conocen las leyes básicas de la física; “Un cuerpo no puede tomar el lugar de otro al mismo tiempo” o las del sentido común; “Para poder entrar hay que dejar salir primero”, en fin, siempre es lo mismo y ya lo hacemos en automático.

3.

Una vez dentro del autobús comienza la tercera etapa de mi aventura diaria; observar a la gente que va dentro, todos moviéndose como muñequitos cabezones de taxi al mismo tiempo, todos callados, todos con la mirada perdida, no sé si porque perdió su equipo de fútbol o de béisbol anoche o porque es muy temprano, es difícil diferenciarlo.
Minutos después me doy cuenta de que el chofer tampoco conoce otras reglas básicas de la física dejando entrar y entrar a más gente, así como las moléculas de un gas cambian de estado líquido en el interior de un encendedor debido a la alta presión, lo mismo pasa con la gente, no tienen más opción que cambiar de estado, cuando ya es imposible respirar dentro de esos pequeños metros cuadrados por tanta gente las emociones se hacen presentes y cambian de humor, del perdido al enojado, todos pisándose, empujándose y arañándose, todos en ese momento recordamos que necesitamos esto para llegar al lugar donde odiamos estar y ganar dinero para vivir la vida que odiamos vivir.

Aguanto la respiración, la mezcla de olores diferentes es muy complicada para mi olfato, así que mejor decido bajarme cuadras antes de mi trabajo, pero hay una complicación; voy en medio del autobús, así que para bajarme tengo que gritarle al chofer que necesito bajar. Todos se molestan, ya que hice que se bajaran como 13 personas o más para poder pasar, pisando a unos y golpeando levemente a otros. Dije como 17 veces la palabra “lo siento” y todos respondieron “ajá”.

Al fin bajo de ese autobús lleno de gallinas y puercos, me sacudo, arreglo mi camisa, limpio un poco mi saco.

4.
Caminando me encuentro con otra nueva etapa de mi aventura; las calles de la ciudad. Sucias, banquetas despintadas, basura tirada, gente escupiendo, tirando colillas de cigarros, pero cuando llueve y se tapan las coladeras todos culpamos a la mala organización de no hacer nada.
Después de todas esas facetas llega la más importante de todas; mi trabajo. No es la gran cosa lo sé, no es a lo que me quise dedicar de por vida pero por lo menos me alcanza para pagar la renta y la comida y uno que otros lujos; soy gerente de un pequeño grupo de oficinistas dedicados a las ventas de productos varios.

No es la máxima aspiración, siempre quise estudiar sobre criminología; me fascinan los hechos y el perfil criminal, armar ese rompecabezas y adentrarme en la mente del asesino como las películas que siempre vì de niño con mi madre y mi padre, en fin, de vuelta a mi trabajo real, me sirve para poder desahogar mis impulsos neuróticos de control, orden y limpieza, al tener a varios empleados a mi cargo haciendo todo lo que yo les pido y como yo lo pido.

El día comienza con una pequeña charla sobre cómo quedaron los resultados de la semana pasada contra las metas de ventas que teníamos, las platico con el equipo y los trabajadores, todos adormilados y desvelados, no sé si en verdad me están escuchando, puedo alcanzar a ver que hasta atrás uno trae los audífonos puestos. Ninguno tiene ganas de ser el primer lugar regional, ninguno quiere llegar lejos, ninguno quiere sobresalir, lo único que quieren es que el día termine con el sonido de una lata de cerveza abriéndose frente al televisor. Ninguno comprende la importancia de este trabajo, nadie aprende nada de aquí, nadie escucha, todos lo odian pero no lo dejan, todos le escupen para después limpiarlo, todos le dan la espalda pero saben que sin él, esa lata de cerveza jamás llegaría a sus manos. Es difícil lo sé, pero ninguno comprende que de todos lados puedes aprender algo por más mínimo que sea.

Comienzo a delegar los pendientes a cada empleado, les explico cómo se hace y para qué lo necesito, aunque sé que al voltearme dirán que soy un idiota compulsivo que solo molesto y no dejo de pedirles que trabajen, de frente sonríen y dicen "sí" a todo, una lucha constante como la que yo tuve en el pasado con mis antiguos jefes que también portaron la misma corbata que yo. Algunos se superaron y salieron de aquí, pero la mayoría perdió su trabajo por robo interno, falseo de información o simplemente porque hasta ahí quedaron, no tuvieron hambre de más, como los hoy presentes.

Los “hombres del mañana” porque mañana harán lo que dejaron pendiente hoy.

Esos hombres con potencial desperdiciado poniendo precios a productos, limpiando pisos y acomodando estantes, esa gente que sostiene a todo un país, que en lo único que piensan es en el chisme nacional de temporada o en el deporte del momento. Esa gente que no quiere aprender más, sino prender la televisión la cual tiene señal robada del vecino que si se supera a diario y con esto puede pagar cable.
Desde mi oficina, tomando una taza de café, observo cómo algunos juegan y pierden el tiempo, los comprendo, no tienen la capacidad de razonar que si terminan pronto y bien, se irán más temprano a casa, otra regla básica de la física: tiempo y trabajo. Gente sin iniciativa, perfecta para seguir órdenes durante ocho horas seguidas con 30 minutos de comida y con sueldo mínimo mensual. Termina mi turno de la mañana, reviso lo que les dejé para hoy y la mayoría no lo terminó, siempre hay una excusa, siempre hay una razón, siempre se justifican pero jamás aceptan. Les digo que está bien, que para cuándo lo terminan y responden con un “mañana sin falta jefe”, aunque ayer también dijeron lo mismo.

Me retiro para cambiarle el turno al equipo vespertino.
Salgo del establecimiento y recorro el mismo camino de siempre, con mi saco sobre el brazo, mirando hacia el piso para no tropezar con alguna coladera abierta o algún hoyo.
Ya no hay policías porque ya no hay tanta gente en autos provocando alguna obstrucción vial, ya tomaron lo que pudieron en la mañana e hicieron su día, es comprensible, los políticos tienen salarios millonarios y solo por sentarse en la cámara y gritarse peor que en un estadio de algún deporte violento mientras los profesores y médicos ganan el mínimo… Como los demás… Llego a casa y sin darme cuenta la señora de la renta estaba sentada en la entrada, esperándome.

¿Qué puedo decirle?

me observa con mirada déspota y me pregunta que ¿Para cuándo?...

Solo respondo “mañana sin falta”, subo a mi cuarto, prendo la televisión y abro una lata de cerveza.
Mañana.
Mañana será otro día.
Buenas noches.

Att: Williepicana.
93.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Welcome williepicana!
Ecency is mobile and desktop application that improves your experience on Hive.

Download Android: https://android.ecency.com, iOS: https://ios.ecency.com, desktop: https://desktop.ecency.com apps that helps you to gain new followers and stay connected with your friends, unique features - notifications, bookmarks, favorites, drafts, and more.
We reward our users with encouragement upvotes as well as Points to promote and boost your content.
Learn more: https://ecency.com
Join our discord: https://discord.me/ecency

Congratulations @williepicana! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You received more than 100 upvotes. Your next target is to reach 200 upvotes.

You can view your badges on your board And compare to others on the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!

muy llamativa la forma como describes la escena y parte de los pensamientosm denota un aspecto psicológico a modo incógnito en lo que narras y como vas tejiendo capas en tu narrativa,

tu mal padre @memes777 no te ha dicho que etiquetas usar apropiadamente para darle mas chance a tu post de ser encontrado
aqui no deberias usar news ni introduceyourself ni myhiveintro ni vlog ya q no es niuna introduccion ni un video ni una noticia

si editas modificalas a #fiction #ink-well writers story freewriters tantas opciones que hay con tu tema si vas a peakd.com/trending/COLOCAAQUIELTEMA puedes ver si la etiqueta tiene algun movimiento si es usada y si son votados los post q las usan