Relato: Antes de la batalla

in spanish •  3 months ago 

Eran las 2 de la mañana de un frío invierno de 1871. El sol aún no se levantaba; la oscuridad bañaba los Cárpatos con su infinita majestad.

En el castillo de la colina luces de antorchas hacían procesión hacia sus entrañas. En medio de la procesión, una diversidad de hombres y mujeres vestidos de blanco; delante de la procesión se encontraba el sacerdote y sus monaguillos. El presbítero cargaba la cruz de Cristo, sus monaguillos unas vasijas con agua bendita y vino.

En el patio central, el sacerdote ofició la misa y dio bendiciones a las parejas. A cada una de ellas les lanzó agua bendita y les ofreció vino en unos pequeños recipientes. Eran aproximadamente 40 parejas las que recibieron la bendición cristiana.

Sin embargo, el momento cumbre llegó cuando una última pareja hizo acto de presencia en medio de la muchedumbre. La novia llevaba un vestido blanco con motivos florales bordados en las faldas; su cabello negro suelto estaba adornado con una corona de rosas blancas. Una pequeña trenza que resaltaba por encima de su hombro derecho tenía atado una pequeña figura de piedra; en sus manos llevaba una espada. Su mirada se enfocaba en el improvisado altar, en donde le esperaba el novio; éste estaba ataviado completamente de negro con una gabardina de piel gris y con una espada idéntica en una de sus manos. 

Yonec, quien estaba entre la muchedumbre, mira de reojo a Cirilia, su nieta pequeña; ésta contemplaba extasiada a sus padres casarse por segunda vez, esa vez bajo una religión que no le era conocida. Yonec, con seriedad, pensó detenidamente en los acontecimientos venideros al despuntar el alba.

Haytham había llegado al castillo sin memoria, muy malherido y con un dolor en el alma, pues había sido traicionado por la persona que más amaba y con quien pretendía construir una vida juntos. Ilona, la menor de sus hijas y de naturaleza caprichosa y hedonista, se había sentido atraída por él desde que le salvó la vida en aquella mascarada que Ezra de Damasco había celebrado en Hungría una semana antes de su llegada. Proclive a los berrinches y escenas públicas, le suplicó e insistió a su padre que la casara con él; Yonec se negaba rotundamente a razón de que no quería condenarlo a muerte. La Ley de Lilith establecía que el híbrido debía morir al nacer junto con el padre o la madre humano; Haytham era un vamphum, un híbrido que consume sangre vampírica, por lo que había mayor razón para no consentir semejante unión. 

Su insistencia y berrinches eran tales que Haytham y Yonec acordaron que el primero contraería matrimonio y que se divorciaría de ella al cabo de los dos años o antes, si llegase a recuperar la memoria. Si al término de los dos años él no recordaba nada, y si había amor e hijos de por medio, se quedaría unido a Ilona y aceptaría su muerte si un miembro de la Alianza Licantrovampírica descubre su unión.

Los dos años pasaron; el amor se había sembrado en ellos, siendo Cirilia una prueba de ello. En los cinco años de estancia, Haytham lentamente empezó a recuperar su memoria mientras asistía a Yonec en sus investigaciones sobre los experimentos que la facción vrikolakas de la Alianza Licantrovampírica financiaba. Al final, esa misma noche y con la memoria ya restablecida, Haytham Fairchild determinó que combatiría a Krigsgaldr, un poderoso miembro de la facción rumana de la Alianza, quien estaba determinado en apoderarse del castillo y las tierras de Yonec en orden de utilizarlos para los experimentos. Tales actividades estaban relacionadas con una sustancia que los científicos crearon para ayudar a los  vrikolakas a alcanzar el estado del lykaios, licántropos enloquecidos que asesinaban a todo aquél que cruzase su camino sin piedad.

La boda vikinga, tradición que aún permanece en su familia, era en cierto modo su despedida de este mundo; se marcharía al Valhalla en paz, a celebrar junto a Odín y sus ancestros el triunfo de la batalla que tendría lugar en algún punto de los Cárpatos. Se entregaría a la muerte con la conciencia de que su familia estarían lejos, en Inglaterra, su tierra natal, sana y salva, bajo el cuidado de su abuelo, Hvitserk Ragnarsson.

Levantó la mirada hacia el cielo, rogando a la divinidad que Haytham y él mismo, al igual que todos los presentes aquella noche, salieran vivos.

Fuente de la imagen: Pexels

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Excelente!!!

¡Muchas gracias, @sofimax! Me alegro de que te haya gustado el relato :). ¡Un abrazo, colega!


Colmena-Curie.jpg

¡Felicidades! Esta publicación obtuvo upvote y fue compartido por @la-colmena, un proyecto de Curación Manual para la comunidad hispana de Steemit que cuenta con el respaldo de @curie.

Si te gusta el trabajo que hacemos, te invitamos a darle tu voto a este comentario y a votar como testigo por Curie.

Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, acompáñanos en Discord: La Colmena.


¡Muchas gracias por el apoyo, @la-colmena!

Este post fue compartido en el canal #spanish-curation de la comunidad de curación Curation Collective y obtuvo upvote y resteem por la cuenta de la comunidad @c2-spanish después de su curación manual.
This post was shared in the #spanish-curation channel in the Curation Collective Discord community for curators, and upvoted and resteemed by the @c2-spanish community account after manual review.
@c-squared runs a community witness. Please consider using one of your witness votes on us here

¡Muchas gracia por el apoyo, @c-squared!

¡Muchas gracias por el apoyo / thank you so much for the support, @pibara!