El señor von Däniken, supongo

in #spanish2 months ago (edited)

GALICIA 2014 176.jpg

Hoy, mientras la nieve sigue turbando con su blanca palidez una ciudad poco o nada preparada para esas fortísimas nevadas que no se olvidan en épocas, he vuelto a abrir el viejo Baúl de los Recuerdos y he recuperado a uno de esos viejos personajes, padrinos de un género literario prolífico en fantásticas especulaciones, el Realismo Fantástico, que me ha hecho recordar algunos gratos e intrigantes episodios de ese tiempo tan feliz en el que los enigmas del pasado eran la sal y la canela de eso que muchos investigadores denominaron, quién sabe si juiciosamente, la España Mágica.

GALICIA 2014- 151.jpg

Erich von Däniken, suizo de nacimiento y hostelero de profesión, fue uno de esos personajes marginales, que hacia la mitad de su existencia –como Dante- se cayó del caballo blanco de la ortodoxia dogmática oficial y cual Saulo camino de Damasco, vio la luz de lo fantástico, que le abría un camino para viajar por todo el mundo tras las huellas de los Dioses.

GALICIA 2014- 108.jpg

Los Dioses, a juicio de éste sabueso de los enigmas, eran los mismos que habían transportado a los cielos al profeta Elías, los mismos, posiblemente, que se le aparecieron a Ezequiel en su visión, los ángeles con los que soñó Jacob y por defecto, también aquellos que según Enoch mantuvieron relaciones con las hijas de los hombres y les enseñaron los secretos de la brujería, arte que según el avispado suizo, habría que entender como ‘de la tecnología’.

GALICIA 2014- 117.jpg

En suma, que al igual que el famoso monolito, que según Arthur C. Clarke dejaron en la Tierra aquéllos misteriosos Sembradores de Mundos, los Dioses de von Däniken eran seres de naturaleza extraterrestre –no entraré en el tema del Génesis, para no herir susceptibilidades- que ayudaron a crecer a los humanos y les aportaron parte de sus conocimientos y tecnología.

GALICIA 2014 179.jpg

Unos conocimientos y una tecnología, que se desbarataron como el humo, bien por catástrofes naturales bien por guerras fratricidas, como relatan los textos sagrados hindúes, como el Mahabarata o el Ramayana y que entre otras supuestas ‘pruebas’, las huellas habrían quedado marcadas en un lenguaje, al parecer universal, que a falta de los medios necesarios, los supervivientes dejaron consignado en las piedras.

IMG_5153.JPG

A este supuesto lenguaje, se le da el nombre de petroglifos y su universalidad radica en que se está localizando en todos los lugares del mundo, donde aparecen los mismos detalles y los mismos símbolos, entre los que destacan, aparte de las figuras de animales, las espirales, los triples recintos y por supuesto, ese fascinante enigma que son siempre los laberintos.

IMG_5156.JPG

AVISO: Tanto el texto, como las fotografías que lo acompañan, son de mi exclusiva propiedad intelectual y por lo tanto, están sujetos a mis Derechos de Autor.
GALICIA 2014 016.jpg

juankar.png

MUNDO.jpg

TXATXY CAMARA--1.png

Sort:  

Me gusta cuando los extranjeros se asoman a historias locales y logran ponerle más magia de la que ya tenían. Me gustaría saber si esos dioses extraterrestres aun existen? Y qué estarán pensando de nosotros!! Dirán, les dimos tanta luz y ellos siguen empeñados en vivir en la oscuridad. Tontos humanos!Por cierto, Cómo ha estado Filomena!!?? Muchos abrazos, @juancar347

Pues de hecho, Erich von Däniken tuvo muchas, muchas aventuras en América del Sur, algunas incluso surrealistas y que fueron muy sonadas en ciertas revistas de finales de los años setenta, como aquéllas en las que intentó encontrar la ciudad perdida de Akakor (que por cierto, la recuperó Spielberg para la cuarta película de la saga de Indiana Jones) y fue, además, uno de los primeros que sacó a la palestra la enigmática historia de la Cueva de los Tayos. No sé, últimamente veo el tema desde el punto de vista de Ridley Scott en su famosa película 'Prometeus', en la que unos seres superiores venidos de un infinito rincón de la galaxia nos crean, pero luego, por alguna razón, deciden exterminarnos como un experimento fallido. De Filomena, que todavía continúa, te diré que me tiene completamente bloqueado: nunca he visto nevar en Madrid de esa manera. De la plaza donde vivo, lo único que se ve es un manto blanco, con cerca de medio metro de nieve de altura; las ventanas tienen también su buena capa de nieve acumulada, que esta noche tendré que limpiar, cuando cese de nevar, porque ahora anuncian temperaturas a partir del lunes de menos doce grados. Y te quejabas tú de frío...Es muy bonita la nieve, pero mira, después de esta experiencia, prefiero no verla en una temporada. Aunque ayer, antes de que arreciera el temporal, tuve ocasión de dar un paseo y saqué unas fotografías magníficas y hasta únicas de cierto lugar de Madrid nevado, que aunque conoces, porque ya lo he puesto varias ocasiones, verlo con nieve es una auténtica novedad. En fin, procuraré soplar para que la puñetera Filomena ésta no lleve la dirección de Cumaná. Abrazos gélidos, ja, ja, ja.