Compañera (Prosa Poética)

in spanish •  2 months ago 


Fuente

 

No recuerda en qué momento llegó, tampoco si la invitó él o ella.

Solo recuerda que lo enamoró con su sonrisa de noches efervescentes y su encanto de complicidad.

Al principio les sirvió como compañera en momentos en que alguno de los dos no estaba y se paseaba por la casa como mariposa que se encuentra en un jardín.

Irreverente y cosmopolita, melancólica en ocasiones pero diáfana y transparente ante los vaivenes que les acompañaban en una relación larga, fructífera y con altibajos.

Se transformó en la consejera de ambos, en la psicóloga que sabía guardar los secretos de confesión que fueron poblando los días a medida que los lazos que los ataban fueron cediendo ante el empuje de circunstancias, que como olas de tormenta ante el surfista osado y suicida, aparecían frecuentemente en la playa que terminó transformándose en isla.

Tampoco recuerda en qué momento, como clavadista olímpico, dio el salto mediante el cual abandonó los linderos del viento y acabó acompañándolos en el lecho, cual celestina de amantes o prostituta que ofrece servicios extravagantes, como el de cumplir fantasías entre las que incluye una tercera en la cama.

Y aunque suene de cierta manera pervertido, fue voyerista en algunas noches donde las hormonas en rebeldía ante tanto sueño y poco ejercicio, lograron encender el fuego que por años fue el propietario de las locuras y la pasión que poblaron noches y días transformando la cama en campo de batalla y los gemidos y gritos en disparos emergidos de orgasmos.

Poco a poco tomó posesión de cada pensamiento y mientras los caminos fueron tornándose en nubes que chocan sin juntarse, en disparatados emisarios que prorratean los mensajes del corazón sin necesidad de compartirlos, descubrió que el tiempo había parido una criatura sin caracteres definidos, con el magnetismo que le proporciona el poder de juntarlos, capaz de mutar en sentimientos antagónicos y de proporcionar efímeros trazos de felicidad.

Descubrió que existía una acompañante entre los tres, que la esencia que los unía estaba más allá del alcance de su compañía y que su estancia en el lugar sería larga y forzosa, que las noches, aunque fueran haciéndose frías y tristes, traerían retazos de recuerdos que alimentarían, cual leña a la caldera, instantes donde los designios monomaniacos del amor sirvieron de guía y de polizón de sus destinos.

A medida que transcurren los meses, ellos se han resignado a ser portadores del más sutil de los síndromes, el cual han adquirido con los años de convivencia y a consecuencia de una buena dosis de abandonos, el mismo o la misma no posee nombre científico ni cura conocida, se llama costumbre y es la razón por la cual ahora, paradójicamente, aunque viven en la misma casa y duermen juntos, soledad les sirve de compañera.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Thanks for using eSteem!
Your post has been voted as a part of eSteem encouragement program. Keep up the good work!
Dear reader, Install Android, iOS Mobile app or Windows, Mac, Linux Surfer app, if you haven't already!
Learn more: https://esteem.app
Join our discord: https://discord.me/esteem