El muchacho y el diablo (Cuento)

in #spanish4 months ago (edited)

image.png
fuente

─Vaya y vende el maíz, –le dijo a su hijo– pero no fíe, mire que necesitamos comer.
─Sí, mama, –contestó y se fue con las manos llenas de maíz y los pies llenos de barro.
Llegó al pueblo, se paró en una esquina y todo el que pasaba preguntaba:
─¿Qué vende?
Y a todo el que pasaba le decía:
─Maíz, pero no fío, porque necesitamos comer.
Y nadie compraba porque no tenían plata, y en la tardecita pasó el diablo y como tenía hambre, y vio al muchacho solo, y con las manos llenas, le preguntó:
─¿Qué vendes?
─Maíz, pero no fío porque necesitamos comer.
Y vio el diablo que el muchacho no estaba para pactos, que su alma pertenecía al cielo, pero no el maíz, así que mandó a las moscas para que le arroparan las manos y le pudrieran los granos.

image.png
fuente

El muchacho, al ver que las moscas tenían hambre y que no tenían qué comer, abrió las manos, cerró los ojos, y cuando sintió sus manos vacías, abrió los ojos, cerró las manos y se fue casa.
Al llegar le dijo a la mamá lo que había hecho. La mamá se molestó y lo mandó de regreso a cobrar porque tenían que comer.

El diablo estaba contento por lo que había hecho.
Cuando el muchacho llegó al pueblo preguntando por las moscas y contó lo que le había pasado, le dijeron que se fuera al diablo.
El diablo apareció porque lo invocaron y el muchacho le dijo que andaba buscando a las moscas para cobrarle.
─Bueno –dijo el diablo– ya sé, la solución está clarita, cada vez que escuches el zumbido de una mosca, le tiras por la frente con lo primero que agarres, para que no te vuelvan a engañar.
El muchacho, que era bien mandado desde que tenía mamá, tomó un garrote y se lo puso por el estómago al diablo porque escuchó el zumbido de las moscas adentro.
Le iba a dar el segundo, pero el diablo, que se había tragado vivas a las moscas, le preguntó cuánto costaba el maíz.
El muchacho cobró y se fue.


Te invito a crear tus propios cuentos, en este post explico una técnica para inventar historias.

Te leo en los comentarios .

Sort:  

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive y ha sido compartido en el blog de nuestra cuenta.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí y entérate cómo!

Nuevamente gracias Literatos, por tan importante apoyo.

Qué bueno verte por acá... Felicidades por el cuento, esperamos seguir leyendo tus historias. Dulces saludos.

Mejores son tus saludos, por lo dulce y por lo sincero. Ese cuento me gusta porque es muy folclórico, lo recreé de una historia que le escuché a un abuelo, de esos que le gustaba la noche para contar historias. Creo que el escritor que no sabe escuchar no está en la jugada porque hasta lo inefable habla, con muchas voces, otras con muchos silencios y lo que hacemos nosotros es prestar la voz para que todo se pronuncie, para que conversen con los lectores. Espero seguir viéndote y recibiendo tus dulces.