El festín - Cuento metafórico

in spanish •  7 months ago  (edited)

Fuente - Pixabay

lineaseparador.png

-¡Bienvenidas! - dijeron al unisonó la contorsionista y el enano barbudo que la tomaba de la mano.

Las mujerzuelas que habían conocido en la villa estaban impresionadas por tan colorido circo.

De todos los rincones de la carpa salieron los variopintos habitantes. El hombre bala, el lanzador de cuchillos, mujer barbuda, payasos, domador de león, bailarinas, enanos.

-¡Vengan todas!, tomen asiento alrededor de la mesa.¡ Están en su casa.! – les dijo un payaso gordo de dulce voz.

Las mujeres no podían explicarse de donde salió tanta gente. Todos con una enorme sonrisa en sus rostros. Super amables. Agradables.

Otro de los payasos anuncio la llegada de la soberana del circo.

lineaseparador.png

Entro bailando graciosamente. Siguiéndole los pasos, estaba la contadora de circo, quien siempre sacaba a relucir que había estudiado en una prestigiosa universidad. No parecía tener nada pintoresco, solo una melosa voz.

-¡Les doy la bienvenida a mi gran carpa! - dijo la soberana, explayando los ojos y sacando la lengua. – me contenta ver que mis dos mascotas preferidas, trajeron a estas hermosas almas, para ayudarlas. ¡Que comience la fiesta!

Una hermosa melodia se escucho del fondo. Era una joven cantando una alegre canción.

La contorsionista y el pequeño barbudo brincaron a la mesa y se pusieron a bailar al ritmo de la melodía, lo hacían de manera torpe y lo acompañaban de alguna morisquetas. Las carcajadas eran enormes.

Exquisitos manjares fueron llegando a la mesa. Las prostitutas estaban absolutamente deslumbradas. Nadie las había tratado tan bien en mucho tiempo.

lineaseparador.png

-¡Es el circo de la alegría!
-¡Me encanta!
-¡Son todos geniales!
- ¡Que divertido!

Estaban hambrientas. Vorazmente degustaban los majestuosos platillos, especialmente preparados para tan magna ocasión.

Guardaban en sus pequeñas carteras, frutas y dulces. Era el lugar soñado. Dispuestas estaban ser parte del espectáculo del circo.

La soberana hacia chistes de los que todos morían de risa. –Cuando yo estudiaba también era asi- les decia la contadora muy serenamente.

Otros peculiares personajes circenses las instruian. Debian cambiar su forma de comportarse y vestimenta. Le prometía que ellos la ayudarían. Que sus vidas serian distintas. Que si trabajaban para beneficio del circo, serian bien retribuidas.

lineaseparador.png

Una de ellas se quedo mirando el collar de perlas que colgaba del cuello de la mujer traga fuego. Cuando esta se percato del interés de la invitada, no dudo en dárselo – Tómalo, es un obsequio de bienvenida.

Mas comida, música, chistes, bromas, ruido.

Las mujeres se sintieron mareadas. Parecían haber entrado en un mundo de fantasía. Lleno de personas extrañas pero muy amables.

Al terminar de comer se unieron a la fiesta. Bailaban y no podían parar de reír de las ocurrencias de los payasos.

De repente un hombre de piel blanquecina y de gran altura apareció.

Las doce invitadas quedaron impactadas por la hermosura de ese alto caballero.

La sobreaña y el payaso obeso lo miraban con admiración.

-Sangre fresca – exclamaron.

La música dejo de sonar.

Todos rodearon a las mujerzuelas y mostraron sus enormes colmillos.

A ninguna le dio oportunidad de gritar.

Fueron derribadas por la muchedumbre.

Succionarían hasta la última gota de sangre.

Le ofrecieron al blanquecino hombre la sangre de cada una. Debía probarlas y decir cual era valiosa.

Las que servían a su causa, ingresarían a la manada de vampiros.

Las demás, sus cadáveres serian arrojadas el incinerador.

Cuando quedaron totalmente extasiados. El misterioso hombre de tez blanca exclamo con voz espectral – Dentro de poco llegaran otros invitados. ¡Que continúe la fiesta!

Música. Baile. Chistes. Risas. De las doce mujerzuelas, solo tres terminaron en el fuego.

Las restantes, fueron transformadas en uno de ellos. Uniéndose al festín de los vampiros.

Estaban preparadas para recibir a los próximos invitados.

El festín apenas había comenzado.

Fuente - Pixabay

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!