Un trozo de mi

in #spanish5 months ago

heap-old-notebooks-260nw-697919161.webp

Fuente

Últimamente he releído fragmentos viejos, escritos tontos y miserables que escupió mi cabeza, cada palabra que plasmé dejaba percibir mis debilidades, sentimientos o imperfecciones. Tenía un apunte en particular que llamó mi atención, la nota insinuaba que me fallaba enormemente y mis acciones posiblemente dañaban a quienes me importaban. Vivía acelerada con el practicante proverbio de proveer en desproporción y solo lo hacía por no divisar malamente a quien me rodeaban, aunque necesitaba afecto tristemente jamás exigí o esperé un poco de vuelta.
Habían algunas líneas subrayadas en negrita donde expresaba el miedo que me daba soltar mis recelados amigos, y no ambicionar quedarme sola, lo cual me dejó pensativa por varios minutos.

Que estupidez tan grande...
Todo lo anterior me hizo recordar la mujer que fui hace unos 10 años, lo mucho que me esforcé por conservar amistades o relaciones que creí auténticas, la presión que sentía al juzgar que no era la mejor persona y las numerosas veces que me frustraba esa circunstancias destruían mi autoestima, estaba enferma.

Actualmente no cuento con ninguno de esos supuestos amigos por la cual luché infinidades de veces, desprenderme de cada uno dolió, créanme abrir el puño y que ellos no batallarán por aferrarse a mi mano fue el detonante perfecto para comenzar a decepcionarme, lo cual fue necesario para comprender que no podía retozar a la perfección, a pesar de toda la tristeza me consideraba más viva que muerta.

En fin... He aprendido a no hundirme yo misma, ser alguien independiente de los restante, escudriñar motivos y propósitos que me beneficien mientras esté circulando por este planeta, que de por sí siento tan ajeno a lo que creo. Ya no tengo recelo de extraviar a otros, tampoco entrego todo de mí, no suplico con un: no te vayas, simplemente abro la puerta para que se marchen, se supone que si alguien no se esfuerza por permanecer o te tilda de opción, entonces no vale la pena, hay que limpiar el camino para que se deslicen de nuestras vidas.
Por último entendí que para gozar de mi cariño o esmero deben ganarse ese privilegio, hacerlo similar o con la misma pujanza que yo. Soltar a tantos me hizo crecidamente resistente, admito que al principio fue engorroso, pero me siento sana, tranquila, trabajo en mis proyectos y me propongo en consumar mis sueños, sé que lo haré y cada día que transcurra me esforzaré por no ser esa mujer del pasado, voy a persistir y mejorar más.

Sort:  

Saludo malhayosa menol. Ya noto que estás mejor. Besos amiga.

Mi malaya hasta que te enconteeeeeeeee besos amiga