Estigma Educativo, Una Realidad Oculta.

in Home Edders2 months ago (edited)

PicsArt_04-21-09.02.25.jpg

20210421_055332_0000.png

Hay una frase muy común que escuchamos a diario "ser diferente es algo común" pero hasta que punto ser diferentes nos permite integrarnos en una sociedad que muestra su indiferencia tras una máscara de inclusión.

Desde hace algún tiempo se están reformando los derechos de las personas con discapacidad y/o necesidades educativas especiales, cada una de estas leyes abarca diferentes contextos en las que este tipo de personas se va a desenvolver, propiciando la igualdad con el resto de la sociedad sin embargo la mayoría de estas ellas sufre el estigma social que se ve ampliamente mercado en nuestro hacer diario, pero en esta oportunidad les voy a hablar sobre el estigma educativo de una manera muy reflexiva y demostrándoles por mis vivencias cómo es la incorporación de estas personas en los institutos regulares.

20210421_055242_0000.png

El estigma social es un atributo que “convierte” a una persona en distinta de las demás, en alguien “menos apetecible” y hasta inferior con respecto a la figura de una “persona normal y corriente”.fuente

En función de esto es bueno acotar que las personas con discapacidad no deberían entrar dentro de este rango porque sus diferencias no pueden ser cuestionables y mucho menos estar expuestas al estigma social, pero sucede que la realidad es otra, motivado a que dentro del contexto educativo sufren el rechazo no solamente de otros estudiantes sino además de sus propios maestros, esto es algo que vengo vivenciando desde hace algún tiempo, porque es muy común ver que al finalizar el año escolar cuando dentro de las instituciones educativas se realizan los llamados "colectivos Docentes" para organizar el trabajo y por supuesto el grupo de estudiantes que formarán parte de cada docente, en estas reuniones me he encontrado con colegas que comienzan a lanzar de un lado a otro los expedientes de niños cuyos antecedentes están marcados por el autismo, retardo,síndrome de hiperactividad estos son los llamados "niños problemas" alguno de estos maestros afirman que es muy difícil sobrellevar un estudiante cuando no se tiene la preparación académica para cumplir el trabajo pedagógico.

Durante largo tiempo he venido reflexionando y luchando con estas palabras, ciertamente a los docentes de aulas regulares no se nos prepara para sobrellevar profesionalmente a niños con una condición, pero hasta que punto esto debería ser una limitante cuando te instan a trabajar con ellos, les comento que acá comienza el estigma educativo que también viene marcado por instituciones donde sobran las excusas para excluir a estos niños.Entonces de cual incorporación estamos hablando cuando la sociedad a un los considera un problema, esto dejo para analiza.

20210421_055242_0000.png


Sₒy Uₙₐ Mₐₑₛₜᵣₐ Dᵢₛᵣᵤₚₜᵢᵥₐ

Siempre he dicho que un buen maestro es aquel que rompe viejos paradigmas, la nueva generación no solamente reclama docentes innovadores que sean capaces de visualizar una enseñanza más allá de un cuaderno y esto es una realidad que estamos viviendo con educadores aferrados a los esquemas tradicionales de aprendizaje afirmando que son los más efectivos dejando a un lado el potencial de las nuevas generaciones y eso abarca su rol de investigador y promotor social que al parecer quedó sepultado en el baúl de recuerdos, los jóvenes actuales tienen sed de aprender pero con otros métodos que no sean los arcaicos.

Producto del estigma educativo que sufren algunos niños ante el rechazo de sus maestros se presentan situaciones que no siempre son las más satisfactorias para el estudiante, ahora bien en mi caso particular me considero una docente disruptiva porque soy capaz de visualizar metas más allá del horizonte creo que de eso se trata la educación es sobrepasar lo que tenemos frente a nuestros ojos y hoy quiero compartir con ustedes mi experiencia con un estudiante que llegó a mi vida, este tenía autismo y sufría el rechazo de su maestra que lo mantenía ausente dentro de sus estrategias escolares.

La Historia:

Gabriel, aún recuerdo su nombre este niño que llegó a mi vida en el año 2016 cuando me incorporé a una institución educativa a mitad de año escolar fue uno de los pocos estudiantes que llamó poderosamente mi atención tras mantenerse girando alrededor del salón con una maestra que se aferraba solamente aquellos estudiantes que prestaban atención a su clase, al dirigirme a ella y preguntarle sobre la actitud del niño sus palabras fueron definitivamente las más voraces que he podido escuchar durante mis años de trabajo claramente me dio a entender que el niño tenía una condición aún no tratada que sus padres hacían caso omiso y que ella estaba cansada de intentar obtener en él su atención para el cumplimiento de las actividades escolares y que no le prestara atención, para ese momento sentí mucha tristeza por aquella educadora que aparentemente se había rendido ante una adversidad, claro está no somos de acero pero ante los ojos de nuestros niños somos los héroes.

Tras varias semanas de observar a Gabriel conversar con sus padres,mas varias horas de investigación pude constatar que aparentemente tenía una autismo es allí donde mi incruste en su vida para ayudarlo a comprender algunas cosas que dentro de su mundo eran oscuras. No me importó la poca ayuda que recibí de sus padres y de mi colega, simplemente me proyecte en preprarlo para el próximo grado, en función de eso indagué sobre pictogramas para esquematizar su rutina, me gane su confianza para descubrir su talento: los origamis, aprendí a comunicarme con el desde el silencio y logre su incorporación dentro de la rutina escolar, fue un proceso largo, no tuve la ayuda de especialista y solo recibía comentarios como: es difícil, en dos años nadie a logrado nada, mientras mi compañera de aula se mostraba molesta por no ayudarla con el resto del grupo, nada de eso me importó mi meta era impulsar a Gabo y así fue, este niño que estuvo marcado por el estigma educativo, salió a flote y esa fue mi mejor satisfacción.

Luego de esto muchos me elogiaban, aún no entiendo porqué, acaso no es esa la labor del maestro yo lo tengo así demarcado y creo que como yo hay más. La invitación es a continuar con el trabajo desde el corazón.

No es aceptable esta situación de la pocos hablan, no solo Gabriel fue víctima, también mi hijo lo fue solo por tener síndrome de hiperactividad esto lo ha colocado en situaciones de las que aún hay secuelas, a veces la sociedad me parece tan hipócrita al crear programas y métodos para mejorar la enseñanza cuando el problema radica en quienes llevan en sus manos la educación, acá no los incluyo a todos, pero en la gran mayoría prevalece este estigma que esta bien marcado.

20210421_055242_0000.png


La mejor escena:

La mejor escena que puede visualizar una sociedad marcada por el rechazo de quienes dentro de la cadena de supervivencia son tipificados como los mas débiles es romper el reflejo con respecto a las discapacidades y/o necesidades educativas especiales como una etiqueta que genera reacciones negativas en el resto de las personas.

Vamos a convertirnos en Héroes anónimos y dejemos a un lado el rechazo inconsciente, para ello comparto un vídeo para que sientan lo que viven algunas de estas personas.


Gracias por visitar el Blog.
Barner y separadores elaborados en canva.


Sort:  

Hola @ciresophen, es un placer compartir contigo en PROMUEVE TU PUBLICACION los días miércoles a las 9.15 pm

Hola para mí también lo es! Un abrazo.