Heridas de una madre (Poema)

in DClub2 months ago

Heridas de una madre

¡Qué amargo tu dolor!
Que en el precipicio de la tristeza
bajo el grito de terror
estás llena de vergüenza.
En esa inesperada noticia
del encarcelamiento de tu hijo
tan amarga la brisa
tan fuerte el testigo.
No pudiste contener tu llanto.
No escondiste la tragedia.
Eso fue como un colapso,
entre el dolor y la miseria.

Él fue arrestado
como cualquier otro criminal
con tus ojos derrotados
por tu hijo, querías llorar.
Las lágrimas corrieron por tu mejilla
buscando comodidad en los brazos
te vaciaste llorando en esa silla
con ojos mirando sus pasos.
Triste, estabas llorando
De un corazón magullado
con un grito implorando,
como si nada hubiera pasado.
Querías abrazar a tu hijo
querías escuchar de él su inocencia
mirándolo con ojos fijos
el pétalo de su clemencia.

Entre llanto, dolor y sufrimiento
despediste a tu hijo.
En un momento desafortunado
un adiós, simple te lo dijo.
No pudiste abrazarlo
Lo llevaron como a una oveja al matadero
su voz no podías escuchar
buscándolo por un rostro sincero.



Imagen source

Poema basado en una historia real. Una madre que sufre al saber que su hijo es llevado a prisión por un delito que supuestamente no cometió. Las consecuencias de los errores de los niños solo las sufren los padres, especialmente la madre.