AVENTURAS de PALI MANALI - Capítulo 3

IMG_20210719_173114.jpg


Capítulo 3

Flotar


De niño tuve un bote inflable amarillo sin nombre que flotó en las aguas de La Playa de las Monjas de José Ignacio en Uruguay. No recuerdo si fué regalo de Papá Noel, Papá y Mamá o de los Reyes Magos, no importa. Lo importante fué flotar, remar, navegar por primera vez en mi vida en el Océano Atlantico ya de pequeño.

¡Que tiempos aquellos! Pueblo de pescadores y huevos de caracol en la orilla. Don Aníbal traía el agua en su carro tirado por un tungo y el teléfono de operadora de Elsita a dispocisión en la plaza junto a la iglesia. Horacio vendía las empanadas de dulce de leche más ricas del mundo. Los pescadores sacaban tiburones. Todo bajo la vigilancia del faro desde lo alto. El Faro más lindo de la costa oceánica uruguaya. Si, aún más lindo que el de Cabo Polonio.

img-20190402-wa0019.jpg

El Faro vigila desde lo alto. (Fuente: Eduardo Strauch)

Fuí testigo temprano y también partícipe en la destrucción de aquel pueblo de mar, José Ignacio. Recuerdo batallas de huevo de caracol y jugar talando acacias dentro del monte haciendo pasajes y trampas para frenar a los enemigos si se les ocurría invadir. Pero los invasores eramos nosotros mismos. Hoy en vez de acacias hay calles de asfalto y casas de té de precios astronómicos.

De más grandesito, ese niño tuvo su primer velero, y vino con nombre. O digamos para no exagerar, tuvo la primera barca con pretensiones de convertirse en un velero: Germayoni.

img_20190321_200258.jpg

Germayoni: Remo, cerveza y achique.

IMG_20210627_232016.jpg

Germayoni: A toda vela!

Esta vez, flotaría en aguas que podrían ser las mismas del Atlántico tierra adentro, en Río Dulce, Guatemala. Quizás en otros sitios para explorar uno buscará una bici, mula u otro vehículo terrestre para moverse mejor. En Río Dulce y en el plan de quedarse un tiempo tenía más sentido conseguirse un barquito -llámese lancha, cayuco, canoa, dingui- porque la principalísima vía de transporte es el río. Entonces ni bien llegaron a al Río, Manali y su compañera de aventuras en aquellos días y noches, eso buscaron. Y la encontraron a Germayoni. Puso el renacido pirata el resto de su capital y uniendo fuerzas a medias con Madumeeta se hicieron de esa chalana que al ponerle vela además de barca sería una alfombra mágica agregando fantasía a aquellos tiempos hermosos.

FB_IMG_1554082555310.jpg

Río Dulce (fuente: Mike Baker)

Barca voladora que les permitiría conocer cada recoveco de los paisajes de cuento del Río Dulce desde Livingston al Estor. El Canyon, Cayo Quemado, el lago Izabal.

Construida de tablones de madera, enchapada en fibra de vidrio y pintada blanco y verde agua. Compartimentos estancos en proa y popa que la hacían inundible y un asiento al medio. Gran potencial. Se la compraron a alguien por medio del “Paisa”, en un recoveco del canalote frente a la despensa familiar. El Paisa, pescador, recicló un par de remos con partes de plástico que pescó en su chinchorro -que le adquirieron por cincuenta Quetzales- y les obsequió otro de madera tallado por él, que andaba bárbaro para timón.

Igual como el colorado y Harry Potter que amaban a Hermaione, -o sea le querían dar- nosotros a Germayoni también le queríamos dar; un mástil y vela, orza y timón.

En el Río el viento se levanta todos los días por la tarde y crispa la superficie del agua calma de la mañana. Aquel día que izaron la vela por primera vez, la brisa vespertina alcanzó los retazos de tela reciclada cocida a mano de Germayoni, al mismo tiempo que infló las velas del espíritu inquietamente explorador de un pirata que volvía a nacer en el acto. Cargaron lo necesario, Pali Manali cazó escotas y partieron sin más, con la sublime sensación de libertad que es ir sin más rumbo que para adelante y sin mirar atrás.

¡Y sí! No les voy a mentir. En la primer racha de viento se nos partió el mastil. ¡Ja! Iba a llevar mucho más tiempo estar prontos para zarpar.

~fin~

(Todas las imágenes me pertenecen a menos que diga lo contrario)


Capítulos Anteriores AQUI


sobre mí


Un día comencé a viajar de ida y nunca me detuve. La música me muestra el camino, compartiendo los secretos del ukelele voy.

Estamos mezclando nuestro primer álbum de Ukewewe: Música Semilla financiándolo 100% en Hives.

¡GRACIAS POR TU VOTO o TIP en esta publicación! Estás colaborando con mis creaciones y aventuras.

SIGUEME!


otras redes sociales:


YouTube: Tutoriales de ukelele
Facebook: Contactame por msg
Instagram: Otras aventuras
Ukewewe: Agenda actual

IMG_20210623_222421.jpg



0
0
0.000
3 comments
avatar

Congratulations @palimanali! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You received more than 1000 HP as payout for your posts and comments.
Your next payout target is 2000 HP.
The unit is Hive Power equivalent because your rewards can be split into HP and HBD

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

0
0
0.000