Historias en su tinta 022: "Sueño sobre sueño (Nolan's dream)", por bonzopoe

in Literatoslast month (edited)

imagen.png
Fuente

Anoche tuvo un sueño. Uno muy bueno, de esos que te sorprenden. Despertó en la madrugada, y en ese estado entre la vigilia y el sueño por el que transitamos cuando recién despertamos, intentó recordarlo.

Era un sueño como las películas de Christopher Nolan, complejo y desafiante. Tenía claras algunas partes, y otras se borraban conforme trataba de recordarlas, como si huyeran de su memoria. Entró en pánico. Ese que experimenta todo creador cuando siente que se le escapa una idea interesante de las manos.

imagen.png
Fuente

Decidió que si despertaba del todo no habría manera de recordar las partes restantes del sueño, que las perdería para siempre, así que decidió seguir con los ojos cerrados y habitar lo más posible en ese punto intermedio de somnolencia funcional, alargándola lo más posible para poder acabar de recordar la historia del sueño, ¿y porque no?, terminarla. En ese momento, todo adormilado, le pareció una buena idea, y para ser honestos, la única que se le ocurrió.

Cerró los ojos y se esforzó por no dormirse, recordando una y otra vez las partes del sueño que tenía claras, como si fuera una especie de mantra, de meditación subconsciente. Después intentó atar los cabos sueltos dando rewind a sus recuerdos, repitiendo la historia de atrás hacia adelante y viceversa, como meciéndose en su semiconsciencia, con la esperanza de agarrar impulso y al irse columpiando hacia atrás y hacia adelante poder descifrar más cosas de su inicio y su final.

imagen.png
Fuente

Después de un rato logró recuperar algunas partes, pero el rompecabezas seguía incompleto. Sus párpados le pesaban cada vez más, así que por momentos los levantaba y miraba a su alrededor para recordarles que no debía dormirse, pero empezó a amanecer, y cada vez que los abría miraba la luz salir por el horizonte, como si fuera la luz al final de un túnel, como si fuera un rayo a punto de incendiar el bosque de la memoria. Alarmado, se dio cuenta de que le quedaba poco tiempo.

Intentó levantarse para escribir lo que había recordado. Aún había partes que eludían su recuerdo, pero sabía que con un poco de tiempo podría recordarlas, o inventar algo que tuviera sentido y lograra unir las partes sueltas de la historia. Decidido, o al menos lo más decidido que se podía estar en sus condiciones, se levantó, tomó lápiz y papel, y con los ojos entreabiertos empezó a escribir.

imagen.png
Fuente

No los podía abrir por completo, si lo hacía sabía que olvidaría todo. Pero tampoco podía escribir con los ojos cerrados en las penumbras del amanecer, así que los abría un instante para ver la ubicación del lápiz sobre el papel, y escribía con los ojos cerrados unos segundos, y luego repetía la operación. Sin que pudiera evitarlo lentamente lo venció el sueño, y pudo sentir como su cuerpo se hundía cada vez más en el letargo a pesar de sus esfuerzos.

Hoy, al despertar, sentado junto al escritorio de su camerino, descubre sobre este, una hoja llena de garabatos que por más que lo intenta no logra entender. Sin embargo tiene muy presente que anoche tuvo un sueño, y tiene la extraña sensación de que la hoja tiene que ver con él.

imagen.png
Fuente

Su memoria es borrosa pero recuerda que en él hacía todo lo posible por no despertar, como si huyera de la consciencia, como si se aferrara a algo que estaba en el sueño, hasta que el sol del amanecer le dio en el rostro y finalizó su lucha. Trata de recordar más, pero por más que lo intenta nada más viene a su memoria.

Revisa de nuevo la hoja tratado de encontrar sentido a los garabatos, pero de nueva cuenta no lo logra. Tocan a la puerta. Es el desayuno. Agradece a la chica que se lo lleva, y como era de esperar, esta quiere tomarse una foto con él. Acostumbrado a ello, accede y además le da su autógrafo.

imagen.png
Fuente

Mientras desayuna, ve que la chica le dejó un papelito con su número telefónico entre las servilletas. Lo tira a la basura trazando un arco en el aire, y mientras la imagen de un columpio viene a su mente, piensa: "Creo que le daré la hoja a Nolan y le contaré de mi sueño, a él le encantan este tipo de cosas. Puede que le interese. Incluso podría darle ideas para alguna escena de esta película que parece que nunca acabaremos de filmar."


©bonzopoe, 2020.


Nota: La imagen de portada fue creada a partir de la fuente señalada usando Microsoft PowerPoint.


Si llegaste hasta acá muchas gracias por leer este publicación y dedicarme un momento de tu tiempo. Hasta la próxima y recuerda que se vale dejar comentarios.

imagen.png

Sort:  

Me gustó mucho tu relato, apreciado @bonzopoe. Por un lado, es una experiencia tan vivida (y vívida); de otro, aludes (¿homenaje solapado?) a uno de mis cineastas estadounidenses preferidos, Christopher Nolan (inevitable recordar Memento o El origen). Muy bien resuelto. Gracias y saludos.

Muchas gracias por el comentario @josemalavem la verdad no estaba muy seguro del final, y tuve que reescribir todo el cuento, pasándolo de primera a tercera persona, para que cerrara bien (según yo). Soy fan de Nolan, aunque para ser honesto el usarlo en el cuento es más un recurso que una intención predeterminada, aunque puede que si le preguntas a mi subconsciente te conteste algo distinto. Un abrazo, y como siempre es muy satisfactorio el que leas mi trabajo. Saludos.

6VvuHGsoU2QBt9MXeXNdDuyd4Bmd63j7zJymDTWgdcJjnzadHMR35jupSLKfsxWsDpv7tyKd4sRJpNAJLQKYfDE48odTPmu227aT6PpKVy9HCmTh8gH8CV2MRvxAtm.gif

Muchas gracias por el apoyo.