Bitácora personal 13 01 2021: Bienvenido 2021

in Freewriters2 months ago

imagen.png
Fuente

Se acabaron las vacaciones, el romance con WhatsApp (nos vemos en Telegram), la estabilidad de mi módem (no para de fallar desde ayer), las mañanas tibias, mis ayunos matutinos, el polvo sobre mis muebles (finalmente limpié la casa), y la hierba de mi jardín (finalmente limpié el jardín),

Se acabaron la ilusión por comprarme un PlayStation 5 (ya no le veo caso por el momento), mis boxers limpios (al rato voy a la lavandería), mis ganas de tener un perro, la relación con algunos amigos que detestan ZOOM, mis cenas abundantes, mi consumo de refrescos embotellados, el comer barras energéticas por las tardes (demasiadas calorías).

imagen.png
Fuente

Se acabaron unos tenis a los que se les despegó la suela, mi relación a distancia con Sara (quería que ya no fuera a distancia), mi pelo largo, la buena salud de algunos conocidos que enfermaron de COVID-19, y la vida de otros que no sobrevivieron; los gatos que invadían mi jardín todas la noches, y los perros que le ladraban a los gatos que invadían mi jardín todas las noches.

Se acabaron mis entrenamientos nocturnos en el parque de la colonia, mis escapadas al cine para comer palomitas acarameladas, una muela que me tuvieron que sacar, la convivencia de los niños con otros niños, el silencio en los hogares, las treguas de pareja, y un sin fin de cosas más que pasaron a mejor vida, quiero pensar, porque en realidad no sé que fue de ellas, solo sé que ya no están aquí.

imagen.png
Fuente

Iniciaron la normalización de la distancia, le penalización del abrazo y el beso, el aislamiento de los adultos mayores como si fueran piezas de porcelana que pueden romperse con solo tocarlas.

Iniciaron el aislamiento y la incertidumbre, el comercio del miedo, la especulación como moneda de cambio, las fake news y las fake olds, el declive de la salud mental, el desempleo y los recortes al salario, el home office y la escuela a distancia, los maratones en los balcones, los conciertos en las salas, los gimnasios caseros, las mascotas dando las noticias junto con sus dueños, las fallas de audio e imagen en los programas en vivo, y los torneos deportivos sin público.

imagen.png
Fuente

Iniciaron los tapabocas que combinan con la ropa, el gel antibacterial como agua bendita, las pistolas para tomar la temperatura, la inflación del oxígeno y la saturación de los crematorios, las sirenas de las ambulancias como ruido de fondo, las manifestaciones como desahogo, las filas para el super y las farmacias, los pánicos por la escasez de papel higiénico.

Iniciaron, terminaron y volvieron a iniciar la ley seca y los clandestinos, el aumento del comercio electrónico, UBER EATS, Rappi y DiDi Food, la comida a domicilio y para llevar, los toques de queda, la insana distancia, los brotes y rebrotes, las estadísticas maquilladas, y otro sin fin de cosas que se volvieron parte de nuestro día a día, muy a nuestra pesar.

imagen.png
Fuente

El mundo está cambiando de manera acelerada, y nosotros con él. Estamos escribiendo con faltas de redacción y ortografía lo que se leerá en los libros en algunos años. Y podemos fingir demencia todo lo que queramos, pero no lo hará el juicio de la historia. Adiós 2020. Bienvenido 2021.


©bonzopoe, 2021.

Nota: Este post de contenido original es de mi total autoría y fue publicado originalmente en mi blog en Steemit. Solo se le han realizado modificaciones menores al mismo para poder compartirlo en esta plataforma.

Si llegaste hasta acá muchas gracias por leer este publicación y dedicarme un momento de tu tiempo. Hasta la próxima y recuerda que se vale dejar comentarios.

imagen.png