El Dueño de la Luz | Poema ☾☼✧

in GEMS3 months ago (edited)

Foto Archivo de la Autora

Creado en https://www.canva.com/

La luz llego a sus manos
La luz que quemaba
Aquella que escondida se encontraba
En un entonces en el que no existía ni día ni noche
La oscuridad la única que gobernaba

Escondida como un tesoro
La luz dentro de la cesta tejida
Tejida con finos hilos de palmera
Incendiados por el fuego que allí se albergaba
La luz presa se hallaba
Escondida de aquellos que por maldad la deseaban

La luz de cielo fue lanzada
La luz que quemaba
Aquella que dio vida a lo que muerto se encontraba
Convirtiéndose en el astro resplandeciente
Que a los vivos calor les brindaba

Foto Archivo de la Autora

Este poema lo realice hace algunos años, como una actividad escolar en la que se debía seleccionar un mito indígena venezolano y realizar un poema junto con un dibujo. El dibujo no lo encontré, pero conseguí este poema y pensé en publicarlo y darlos a conocer, la verdad no sé si este muy bien, aunque a mí me parece que no lo hice tan mal. Espero que les guste. Aquí también dejare la historia (mito) del poema y un poco de información sobre el pueblo indígena al que pertenece (Waraos). Siempre me ha encantado conocer e investigar sobre las comunidades indígenas que poblaron mi tierra en el pasado (Venezuela), como vivían y en que creían, me asombra la manera en la que le encuentran origen a las cosas que los rodeaban, en este relato se muestra perfectamente, aunque en la actualidad todavía se encuentran algunas pocas comunidades indígenas descendientes de los Waraos.

Creado en https://www.canva.com/

El relato llamado: “El dueño de la luz”, cuenta el origen del sol y de la luna de una forma muy fantasiosa y única...

Cuenta que cuando los Waraos bajaron de las nubes, vivían sumidos en la oscuridad y buscaban su comida en las tinieblas; solo se alumbraban con “candela” que sacaban de la madera. Es ese entonces no existía ni día ni noche

Un hombre tenía dos hijas y se enteró de que había un joven que era dueño de la luz. Llamo a su hoja menor y le dijo:

-Anda donde está el dueño de la luz y me la traes

Ella tomo su mapire (cesta tejida para guardar alimentos), su bolsa y se fue. Encontró muchos caminos por donde ir y tomando el que la llevo a la casa del venado. Allí se quedó un buen rato jugando sin prestarle mucha atención a lo que su padre le ordeno. Después regreso con su padre pero no llevaba la luz. Texto extraido de >http://kahani.animalec.com/cuentos/warao.pdf

El padre de las muchachas decidió enviar a la su hija menor y le dijo:

-Ve a donde está el joven dueño de la luz y me la traes

La muchacha tomo el camino correcto y rápidamente llego a la casa del dueño de la luz.

-Vengo a conocerte, a ser tu amiga y a ver si me puedes darla luz para llevársela a mi padre.

-No te esperaba pero ya que llegaste te quedaras a vivir conmigo- le respondió el dueño de la luz.

El joven tomo una caja tejida, el torotoro, que tenía a su lado, y con mucho cuidado, la abrió. La Luz ilumino sus brazos, su pecho y sus dientes blancos, también ilumino el pelo y los grandes ojos de la muchacha. Allí vio ella por primera vez la Luz. El joven después de mostrársela, la guardo.

Cuentan que todos los días el muchacho sacaba la luz para jugar con la chica, y así pasó el tiempo, jugaban con la luz y se divertían, hasta que la joven recordó el recado de su padre: Tenía que llevarle la luz, ya que eso fue lo que debía buscar.

El dueño de la luz, que era su amigo se la regalo y le dijo:

-Toma la luz, así podrás verlo todo.

La muchacha regreso con su padre y le entrego la luz que estaba encerrada en el torotoro, en una cesta tejida. El padre tomo la caja y la colgó en uno de los troncos del palafito (casa construida sobre el agua). De inmediato los rayos de luz iluminaron el agua del rio y las ramas de los manglares.

Todos los pueblos del Delta del Orinoco al enterarse de la noticia, se apresuraron para ver este fenómeno. Llegaron miles de canoas repletas de gente.

Llego un momento en el que el palafito, no podía soportar el peso de tanta gente curiosa y maravilladas con la luz.

Tanta gente llego a esa casa que el padre de las muchachas no soporto más, y de un manotazo lanzo la cesta al cielo.

Cuentan que la masa de luz voló hacia el Este y se convirtió en el sol, pero en cambio la cesta tejida voló hacia el oeste y surgió la luna

Información extraída del Libro de Cuentos Indígenas Venezolanos, Centro de Formación "Padre Joaquín" Distribuidora Estudios, C.A; Edición 2006

Creado en https://www.canva.com/

Los Waraos viven básicamente en el delta del Orinoco, estado delta Amacuro. Habitan en palafitos (casas construidas sobre el agua). En el conjunto de caños, formando la desembocadura del río Orinoco, uno de las desembocaduras más grandes del mundo. se agrupan en conjuntos de familias cuyas casas se comunican por medio de pasarelas hechas de troncos.
El Warao vive de la pesca, de la caza y algo de la agricultura. El pescado, que se consigue abundante en los caños donde viven, es un elemento obligatorio de su dieta diaria. El Warao nace sobre el agua y viven trono a ella, toda su vida se encuentra vinculada a ella de una forma directa, se calcula que actualmente su número de habitantes es de unos 24000 individuos.

Parrafo extraído del Libro de Cuentos Indígenas Venezolanos, Centro de Formación "Padre Joaquín" Distribuidora Estudios, C.A; Edición 2006

➱♡Espero que a la comunidad de #Hive le haya gustado el poema que escribí y la historia en la que se baso este♡.

😍😃❤¡Saludos a todos!👋 👋 y Gracias por leer este Post.

Sort:  

Excelente poema, y sobre todo excelente post con una gran historia detrás de las letras.

Me encanto tu poesia!!