¿Conoces el albinismo? | Condición médica de trastorno de pigmentación de la piel

in GEMS2 months ago
Saludos, estimados lectores. En esta oportunidad les comparto un breve resumen a manera de conocer más lo qué es el albinismo, acá me basé en un articulo médico de revisión sobre el tema e hice algunas adaptaciones acordes a mi conocimiento sobre el área a manera que sea más didáctico entender el tema y no hacerlo tan pesado, espero sea de su agrado.


Fuente - Alba, 2018

Empecemos con saber que la pigmentación significa coloración. Por tanto, los trastornos de la coloración de la piel afectan el color de la piel. Nuestra piel obtiene su color de un pigmento llamado melanina, el que es producido por células especiales de la piel. Cuando éstas células se dañan o se enferman, se afecta la producción de melanina, por lo que algunos trastornos de la pigmentación afectan solamente ciertas regiones de la piel, mientras que otros afectan todo el cuerpo.


El albinismo, es un defecto en la producción de melanina. La melanina es una sustancia natural del cuerpo que da color al cabello, la piel y el iris de los ojos. Por tal motivo, este se presenta cuando uno de varios defectos genéticos hace que el cuerpo sea incapaz de producir o distribuir melanina. Estos defectos se pueden transmitir (ser heredados) de padres a hijos.


La forma más grave de albinismo se denomina albinismo oculocutáneo. Las personas con este tipo de albinismo tienen cabello, piel e iris de color blanco o rosado. También tienen problemas en la visión. Otro tipo de albinismo, llamado albinismo ocular tipo 1 (OA1), afecta únicamente los ojos. El color de la piel y el de los ojos de la persona generalmente están en el rango normal. Sin embargo, un examen ocular mostrará que no hay pigmento en la parte posterior del ojo (retina).

Síntomas
Una persona con albinismo puede tener uno de estos síntomas:

  • Falta de color en el cabello, la piel o el iris del ojo
  • Piel y cabello más claros de lo normal
  • Parches de piel sin color

También a nivel ocular, se puede presentar:

  • Sensibilidad a la luz
  • Movimientos oculares rápidos
  • Problemas de visión o ceguera funcional

Ahora, una vez conociendo de qué se trata, podemos mencionar un posible tratamiento:

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas, por lo que este dependerá de qué tan grave sea el trastorno. El tratamiento implica proteger la piel y los ojos del sol. Para lograrlo podemos mantener las siguientes recomendaciones:

  • Reducir el riesgo de sufrir quemaduras solares evitando el sol, usando protectores solares y cubriéndose completamente con ropa al exponerse al sol.
  • Usar protectores solares con un alto factor de protección solar (FPS).
  • Usar lentes de sol (protegidas contra radiación UV) para ayudar a aliviar la sensibilidad a la luz.

Por otro lado, tenemos que los lentes a menudo se recetan para corregir los problemas de visión y de posición de los ojos. Algunas veces, se recomienda la cirugía de los músculos oculares para corregir movimientos oculares anormales, algo que puede ser frecuente en esta condición.

Fuente:
Cheng KP. Ophthalmology. In: Zitelli BJ, McIntire SC, Nowalk AJ, eds. Zitelli and Davis' Atlas of Pediatric Physical Diagnosis. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018: chap 20.