Bitácora personal 07 10 2020: Días grises

in GEMS2 months ago (edited)

imagen.png
Fuente

Nunca me han gustado los cielos nublados, y no es por la lluvia que por lo general prometen, sino porque afectan mi estado ánimo. Yo soy un ser de cielos azules. Por eso, a pesar de que por alguna razón que no tengo del todo clara siempre me ha ilusionado vivir en Inglaterra, lo he descartado, por su clima. En Mérida, mi tierra natal, y la que seguro un día me verá morir, llevamos ya casi una semana de días grises, y eso me ha afectado.

Han sido días con los cielos coloreados de ceniza en vez de ser un fondo azul poblado de manchas blancas que parecieran pastar plácidamente durante el día. Y de alguna manera le han transferido su oscuridad a mi alma en estos días, en que estado inquieto, por decir lo menos.

Estoy desganado, luchando por hacer las cosas, y no pasármela en cama todo el día. En contraparte he estado muy reflexivo, demasiado para mi propio bien, y he estado escribiendo mucho. Yo soy de los que escriben más en tiempos de tormenta, para mí es como sacarle agua al barco para que no se hunda. Al final es grato ver lo que uno produce, pero no lo es tanto en el momento, sobre todo cuando ese momento no es una hora o tarde de tu vida, sino una semana completa.

imagen.png
Fuente

El viernes pasado entró la tormenta tropical Gamma a la Península de Yucatán (en la que vivo) y nos tuvo un par de días con fuertes lluvias, prácticamente sin parar. La noche del sábado provocó una tormenta eléctrica por la noche. Una tan fuerte que el trueno de uno de sus rayos literalmente hizo temblar la tierra, lo cual fue motivo de nota en varios noticieros. Yo pude sentir toda mi casa vibrar por ese trueno.

Cuando la tormenta ya se alejaba y el clima empezaba a mejorar un poco, de la nada, aparece Delta, otra tormenta tropical que rápidamente se convirtió en huracán categoría 2, y de repente en cuestión de 20 minutos se convirtió en un categoría 4. Y los cielos grises continuaron, y con ellos mi estado de ánimo, y mi batalla personal para contrarrestarlo. El huracán se pensó originalmente que atravesaría la península anoche, pero apenas tocó tierra hace un par de horas, y a la lo largo de día sentiremos sus efectos.

imagen.png
Fuente

Afortunadamente se desvió al norte y solo tocó, al menos hasta ahora, el extremo noreste de la península, lo que es afortunado para mi ciudad, Mérida, pero no tanto para Cancún, Cozumel, Isla Mujeres, Isla Holbox, y toda esa parte de la península, que ya de por sí había sido golpeada por Gamma.

En este momento en Mérida el clima no es realmente malo. El huracán se ha degradado a categoría 4, pero no hay que cantar victoria. Gamma está regresado a tierra, y puede afectarnos de nuevo, y Delta podría hacer algo similar, aunque los pronósticos no lo consideran viable. La buena noticia, al menos para mí y la mayoría de mi familia cercana, es que al parecer no nos va a ir tan mal como pensamos. La mala, es que es esto no se acaba hasta que se acaba.

Así que mis días han sido grises, y lo seguirá siendo al menos un poco más. Seguiré escribiendo como mecanismo de defensa, y esperando que un amanecer de estos, pueda despertar nuevamente con los cielos azules que tanto bien le hacen a mi alma y a mi corazón. Hasta entonces.


©bonzopoe, 2020.

Nota: Este post de contenido original es de mi total autoría y fue publicado originalmente en mi blog en Steemit. Solo se le han realizado modificaciones menores al mismo para poder compartirlo en esta plataforma.


Si llegaste hasta acá muchas gracias por leer este publicación y dedicarme un momento de tu tiempo. Hasta la próxima y recuerda que se vale dejar comentarios.