La cachetada


Fuente

 

Tuve un amigo que era todo un caso, algunos pensaban que nunca llegaría a ningún lado mientras que otros lo contrario.

Desde muy joven trabajaba haciendo cualquier cosa, era el mandadero del pueblo y también carpintero, fontanero, albañil, electricista y todo lo que las personas necesitaran, pues como decía una anciana, era muy curioso.

Entre sus características también estaba el jugar bromas no muy agradables y cuando llegaba el día de los inocentes, que es la fecha donde se juegan libremente bromas, nadie lo contrataba ni le abría la puerta, mucho menos visitarlo.

Vivía con su mamá ya anciana y era el menor de la familia, todos habían emigrado a la ciudad y tenían puestos bien remunerados, pero ni él ni su mamá quisieron nunca abandonar el lugar donde nacieron.

Acostumbramos jugar damas, juego que hacíamos rebanando los palos de escobas y eso nos servían de fichas, las cuales pintábamos de negro y rojo, con un cartón o tabla hacíamos el tablero.

No éramos buenos en eso pero nos distraíamos e incluso en un tiempo se puso de moda en el pueblo y realizaron un campeonato local.

En el primer juego me eliminaron, mi contrincante fue un anciano, hermano del dueño de la ferretería cuya única distracción era jugar todo el día, de tal modo que para mi desgracia era el favorito de todos para ganar el premio.

Todos pensaron que Alex, que era el nombre de mi amigo, correría la misma suerte pero no fue así, él compensaba su falta de sapiencia con la estrategia de intercambiar piezas, lo que provocaba que ambos quedaran con una o dos fichas y siendo algo inusual para los que sabían jugar terminaban confundidos.

Se ganó el apodo de el caníbal y para sorpresa de todos se ganó el premio.

Tenía otra habilidad extraña que solo se la creí cuando la usó en mi contra, además de imitar voces era ventrílocuo, pero esto era un secreto entre ambos, él tenía planeado aprender a hacer muñecos y cuando se muriera su madre irse del pueblo y transformarse en un artista del espectáculo.

En el pueblo había una señora muy celosa de sus hijas y nosotros éramos amigos de ellas, estábamos en la cola de los pretendientes que era larga y a la vez corta, porque cuando se enteraba que alguno estaba a punto de conquistar a alguna, se transformaba en un demonio y hacía huir al osado.

Un día estábamos parados, frente a la casa de Alex y ella pasó, nos saludó y de repente se devolvió y me dio una cachetada que casi me hace dar la vuelta, a la vez que me decía:

-Falta de respeto.

Quedé paralizado y sorprendido, yo no había hecho nada como para esa reacción.

Cuando estuvo lejos Alex rompió en carcajadas.

Entonces entendí que había sido el causante de eso y efectivamente así fue.

Usando sus dotes le dijo imitando mi voz a la señora que era novio de su hija menor.

Aunque las hijas supieron de la broma, nunca más pude visitarlas.

Años después estando estudiando en al universidad en Maracaibo me enteré que había fallecido en un accidente de tránsito.



0
0
0.000
4 comments
avatar

Congratulations @horaciogomez! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You distributed more than 2000 upvotes.
Your next target is to reach 3000 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Check out the last post from @hivebuzz:

Hive Tour Update - Account creation and Account Recovery steps
Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!
0
0
0.000