Mi vida vuelve a ser una dulce melodía

in Cervantes4 months ago


Fuente

 

Tocan mis manos ajadas los pétalos delicados de sus manitas; mis pies cansados se deslizan al compás de sus pasitos y mi rostro se ilumina con el sol de su inocente sonrisa.

A su lado vuelvo a ser niña y a tocar las estrellas...vuelvo a beber en la mágica fuente de la juventud eterna, donde los sueños se hacen realidad.

Cuando la miro me acuerdo de la infancia de mis hijos. Del brillo de sus ojitos, de la sonrisa que endulzaba mis días.

Era la misma tersura aterciopelada de la piel, el mismo brillo y la misma sonrisa luminosa de los angelitos

Mi corazón se enternece al comprobar que el tiempo no puede borrar los recuerdos que guardamos como un tesoro.

Si tuviera una varita mágica tocaría con ella la frente de mis hijos y nietos, para que el brillo de sus ojos siguiera resplandeciendo toda su vida y para que la sonrisa no se borrara de sus rostros con las decepciones, ni con las pérdidas.

Y me gustaría ser el hada de los cuentos infantiles para secar las lágrimas de sus mejillas y transformarlas en diamantes, bailar con ellos, jugar al escondite, hacer los castillos de arena que alguna vez hicimos y seguir contándoles los cuentos que les gustaban cuando eran pequeñitos.

Ellos, los que me acompañaron en todos mis caminos, vuelven hoy a tocar mi frente con su varita mágica y mi vida vuelve a ser una dulce melodía.