Las mentiras


Fuente

 

Hay tantas " mentiras" como personas caminan por la tierra, las hay sutiles que trabajan a filo de la superficie, las hay bullangueras que parodian a gritos para ser oídas.

Muchas camufladas caminan a nuestro lado, nos saludan, nos dan la mano, nos sonríen, dan palmaditas, pensando que son impunes.

Hay como dicen "mentiritas piadosas" se visten de Caperucita, se revisten de pequeñas pero seguro, por algún costado, se escapa la cola de zorras, muchas se trajean de inocencia, juran que las mal interpretan mientras por conveniencia están al lado de quién las alimenta, las hay muy malditas, son las que con un escalpelo hieren sin miramientos.

No siempre se alejan de la verdad, a veces necesitan esconderse, no pueden separarse como la noche y el día, en un horizonte se confunden "habilidad con que suelen gozar las mentiras".

También podemos decir que son soñadoras, pintan castillos, para que los demás le crean, viajan solas o en familia y se aquerencian de muchas formas, según los lugares, según los tiempos, pero sí aseguro...son eternas.

Así se instalan, como elegantes, como harapientas, a veces con ropa de soldados, haciendo creer que la guerra es buena, otras como carroñeros negro, poderosos con guantes, sembrando hambre.

Por eso digo... tantas... tantas que ya no sabemos cómo se peinan, es imposible no toparse con ellas, ¿quién no usó mentiras, de niño, para evadir un castigo?, muchos de grandes para aprovecharse de alguien.

Llevan rosas en las manos, pero antes le cortan las espinas, pero como es "mentira" las olvida en el suelo y te hieren cuando desprevenido caminas.

Hay siempre con diferentes modas... pero si las desnudas... siguen siendo "mentiras", porque de nacimiento...ya son ladinas y aunque "las vistas de seda...mentiras quedan".



0
0
0.000
4 comments
avatar

buen post, nada alejado de la realidad, siempre estan a la vuelta de la esquina.
saludos

0
0
0.000