¡No seas animal!

in Cervantes23 days ago (edited)

34916227-perro-el-mejor-amigo-del-hombre-.jpg

Estaba dormido, quizá el cansancio le había vencido, pero abrió los ojos cuando escuchó el claxon de un camión y su corazoncito se puso a 1000 por hora. Quiso correr, pero no pudo hacerlo, no reconocía el lugar, ni entendía los extraños olores que llegaban a su nariz, estaba totalmente indefenso y desorientado. Jadeaba bajo el sol inclemente que le hacía anhelar un poco de agua, intentó moverse una y mil veces más, pero algo se lo impedía. Entonces bajó la cabeza con tristeza y de nuevo el ruido aceleró su corazón, esta vez la sirena de una ambulancia lo asustó aún más, estaba perdido y lo poco que podía moverse sólo le servía para dar pasos repetidos que no lo llevaban a ninguna parte, aunque puso todo su empeño en correr no pudo hacerlo.

De repente sintió un golpe en su costado derecho y soltó un gemido de dolor. Miró hacia donde oía chillidos y ruidos molestos, y allí descubrió la causa de aquel doloroso golpe, era un grupo de niños con uniforme deportivo que estaban cogiendo piedras para competir entre ellos a ver quién era el siguiente en dar en la diana.

Entonces sus ojos quisieron salirse de las órbitas, cuando vio el movimiento de todos lanzando piedras contra él, sintió terror. Además, los chillidos y ruidos molestos de los automóviles iban en aumento. Quiso liberarse. Siguió luchando por alejarse hasta que de repente un golpe en la cabeza le hizo caer, estaba cansado, sediento, hambriento y herido, lo mejor que pudo hacer fue quedarse allí y cerrar los ojos.

— ¡Amor detente! acabo de ver algo muy cruel, por favor devuélvete.
— ¿Pero que pasa cariño que has visto?
— ¡Es un perro! atado a la barandilla de la autopista está herido, ¡date prisa!
— ¡Cálmate!, ¿estás segura de que está atado?
— Sí estoy totalmente segura, ¡míralo ahí está, te lo dije! alguien lo abandonó y lo dejó atado a su suerte.
— Oh mi amor, tenías razón, mira al pobre animalito, parece que le lastimaron el ojo.
— Hola amigo, no te preocupes no te haré nada, soy tu amiga, queremos ayudarte.
— ¡Patricia ten cuidado! No puedes creer que todos los perros van a tener un comportamiento dulce como nuestro luck.
— Emiliano solo está asustado, entiende que no ha sido fácil para él estar en estas condiciones, debe llevar horas aquí.
— Si patricia es mejor que vaya a buscar agua debe estar muy sediento.
— Ya ves amiguito no te haremos daño, ahora vamos a buscar ayuda para curar tu ojo, te prometemos que muy pronto olvidarás todo el terror que sufriste, tendrás un hogar lleno de amor y un amigo llamado luck.


5fa3c9d64ed17.jpeg

Sabemos que la situación actual del país hace difícil mantener una mascota, pero por favor, intenta por todos los medios posibles encontrarles un hogar en lugar de tomar la cruel decisión de lanzarlos a las calles o autopistas.
Sabes que si los dejas allí, tienen menos posibilidades de sobrevivir, ¿verdad?
Es lamentable que el abandono de animales, junto con el maltrato y la indiferencia de las personas sean acciones que suceden todos los días.
Es increíble que muchas personas sean tan ignorantes al creer que los animales no sienten y que tampoco tienen sentimientos. ¿A ti no te duele? A ellos si y mucho.

image.png


¿Sabías que?

Los perros también se deprimen.

Si los síntomas de la depresión canina son muy similares a los que sufren las personas, entre ellos tristeza, retraimiento o falta de apetito y de ganas de jugar.

Todas las dolencias psicológicas y psiquiátricas que nos afectan a las personas también afectan a los animales con los que vivimos, en mayor o menor medida", afirma el veterinario Nicholas Dodman, experto en comportamiento animal y autor de numerosos manuales de psicología canina, entre ellos el ya clásico 'El perro que quería demasiado' ('The dog who loved too much', Bantam Books).
Tras una mudanza reciente o ser padres por primera vez, de pronto el can ha perdido las ganas de jugar y se muestra apático. ¿Extraño? Pues los expertos explican que esta tristeza no es tan rara: los animales tienen emociones y, como los humanos, son susceptibles de padecer depresión.
Según un estudio realizado por la asociación protectora veterinaria PDSA, una de cada tres personas que comparten su vida con un can o felino afirma haber notado en sus amigos de cuatro patas síntomas de depresión, entre ellos, tristeza y falta de energía.


fuente

No compres animales como si fueran objetos, mejor adopta hay muchos en busca de un hogar, nos necesitan.


image.png
Imagen 1
Imagen 2
Imagen del separador