La apuesta con mi prima

in Cervanteslast month


Fuente

 

En mi familia nos gustan las fiestas y aprovechamos cualquier ocasión para reunirnos todos, comer, beber y presentarnos a los nuevos integrantes de la familia, aunque muchos de ellos no duran mucho luego de estas reuniones.

Hace poco nos reñimos en casa de mi mamá. Por supuesto, la pandemia actual mermó muchísimo la asistencia y fuimos pocos los que decidimos asistir. No por eso la fiesta fue menos intensa que en las ocasiones anteriores.

Al final de la fiesta, sólo mi prima y yo habíamos quedado en pie. Nuestra historia comenzó desde muy pequeños, hubo un tiempo en el que, por razones que he olvidado, ella vivió con nosotros, asistía a la misma escuela que yo y nuestra relación se hizo mucho más estrecha que con cualquiera de mis otros primos.

Después de ese año, pasó mucho tiempo antes de que pudiéramos estar de nuevo juntos, y cada vez que la veía, nos pasábamos horas y horas hablando de lo que habíamos hecho en el tiempo separados.

Y en esta última reunión, nos habíamos retado, el primero en caer rendido ante el alcohol perdería contra el otro y debía de comprarle algo, cualquier cosa que el otro pidiera y yo, estaba dispuesto a todo por asegurarme un Play Station 5.

Sólo entre nosotros, nos terminamos una botella de vodka, una de tequila y el ron estaba a la mitad. A medida que el alcohol se acababa, me levantaba a bailar con mis tías o mis primas, dejando sola a mi prima un rato, sabía que a ella, por su actitud rockera y oscura, no le gustaba bailar y era ahí donde radicaba mi ventaja.

—¿Por qué no trajiste a tu novio esta vez? —le pregunté en un momento, luego de la botella de tequila, comenzaba a arrastrar mis palabras

-No quiso venir, le dije que sería una cosa familiar, pero de todas formas, prefirió quedarse en casa haciendo conjuros e invocaciones.

La miré un poco desconcertado, sin saber si creerle o no. De repente estalló en medio de una carcajada.

—¡Deberías de ver tu cara! —bramó, desternillándose de risa—, te lo creíste, ¡no puede ser! ¿Con qué clase de idiotas crees que salgo?

—Con esos que desaprovechan la oportunidad de estar con una hermosura como tú —dije sin pensarlo, y en verdad lo creía.

No hacía muchos comentarios al respecto. Sin embargo, cada vez que nos veíamos, podía notar lo buena que se ponía con los años. Ahora, con sus veinticinco y esa actitud rompe madres vestida de negro, me parecía súper sensual y atrayente. Tenía un aura intensa, devoradora y sus labios rosas me hacían querer…

Aparté de mi mente esos pensamientos. Levanté mi vaso y bebí su contenido sin pensarlo dos veces, tratando de que el alcohol silenciara mis pensamientos pecaminosos. No podía seguir pensando así.

—¿De verdad piensas eso? —Preguntó con la voz suave, convertida casi en un susurro, se inclinó hacia mí, sujetando su vaso con tres dedos de garras negras—, ¿estás tratando de seducirme, primo?

Se había convertido en un demonio que me incitaba a faltar a las normas propuestas por la sociedad. Negué con la cabeza, sin poder decir nada. Tenía la mirada clavada en sus labios húmedos y los pensamientos debajo de sus bragas.

—Qué mal —resopló ella, apartando la mirada y bebiendo una vez más de su vaso—, por un momento pensé que esta apuesta absurda era para que me llevaras a la cama.

No estuve seguro de si en su voz detecté un leve atisbo de decepción, me pregunté si de verdad quería eso y volví a sacudir la cabeza.

No, no, no, era imposible, ella no haría tal cosa y yo tampoco me atrevería a hacer eso. Dejé el vaso sobre la mesa con un fuerte golpe y me puse de pie, convencido de que debía terminar con ese juego, tenía que apartarme de ella en esos momentos, ir a mi habitación y dormir.

—Tú ganas, sí quiero llevarte a la cama, desde hace mucho que lo deseo.

Aún no sé por qué demonios dije eso, las palabras salieron de mi boca sin que yo tuviera nada que ver con ellas. Fue como si mi deseo se hubiera apoderado de mí y dejara salir de mi garganta un profundo y oscuro anhelo que había conservado dentro desde hacía muchísimo tiempo.

Ella sonrió, bebió el resto de ron en su vaso y me tomó de la mano. No dijo nada mientras me conducía a mi habitación. Me arrojó dentro, no tuve el equilibrio necesario para no caer tendido en la cama, mientras ella cerraba la puerta.

Se acercó a mí, me aparté, arrastrándome sobre la cama hasta que me pegué contra la cabecera. Ella subió gateando al colchón.

—¿Por qué huyes? —Susurró, colocándose sobre mí, su mirada clavada en mis ojos—, pensé que esto era lo que querías, ¿te vas a rajar, primo?
Deslizó su mano derecha subiendo por mi muslo hasta encontrar mi erección. Al tocarla, sonrió ampliamente, se encargó de atenderla suavemente con su mano pequeña, me hizo jadear para evitar que pronunciara palabra alguna. Colocó su mano izquierda sobre mi hombro, sometiéndome contra el colchón y de un momento a otro ya tenía el miembro expuesta, fuera del pantalón.

No me di cuenta cuando se quitó el pantalón y las bragas. Se acomodó a horcajadas sobre mí y pude sentir su sexo húmedo, a medida que se dejaba caer sobre mí.

Jadeé con fuerza y su mano me tapó la boca.

—No grites, idiota, nos van a descubrir —me dijo, sin arrastrar las palabras. Mi prima, tres años menor que yo, me había engañado tan sólo para montarme y yo, había caído redondito.

Me cabalgó a su antojo y cuando yo iba a explotar se detuvo

—Perdiste, primo, así que no tienes derecho de terminar.

Tomó su ropa y salió escurriéndose de la habitación como una sombra.

Sort:  

Gracias por compartir

Este post ha sido propuesto para ser votado por el equipo de curación de Cervantes.

Congratulations @alvarezjhon1! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You received more than 500 upvotes.
Your next target is to reach 600 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Check out the last post from @hivebuzz:

Hive Tour Update - Decentralized blacklists and Mutes lists
Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!