Desánimo y cansancio. A veces, caminan juntos//Discouragement and fatigue. Sometimes, they walk together

desanimo.jpg

Puedes ser una persona llena de gran entusiasmo, que ves la vida con la lupa positiva, que vas encontrando diversos caminos para sortear los momentos que te son adversos e incluso has ido más allá de tu naturaleza y conoces de herramientas para mantenerte en una dinámica de buena vibra, sin embargo, un día te sientes sin vitalidad, sin energía, llegó desánimo y pesa tanto que parece un morral de piedras que no puedes cargar.

Quizás te preguntes: ¿Qué me pasa?, ¿Dónde se me cayó el ánimo?, ¿Cómo lo recupero?, ¿soy yo, son los demás, son las circunstancias? incluso puede ser que no te reconozcas en esta faceta, aun cuando te sientes en ese lugar donde las ganas y las fuerzas no están contigo.

Entrar en el desánimo puede ser, efectivamente, algo circunstancial, un hecho concreto, identificable que en un momento determinado nos hace sentir sin esa energía que nos caracteriza, hasta cierto punto es normal, no somos de piedra y las cosas que suceden a nuestro alrededor nos afectan y cuando es así estamos conscientes de su temporalidad, por lo que, al mismo tiempo sabemos que pronto pasará y continuaremos en lo que somos.

El asunto es cuando percibimos que el desánimo silenciosamente se va extendiendo como una mancha llenando más espacios que va opacando lo que nos define y que de muchas maneras va difuminando nuestros propósitos, sentimos que el ánimo va en caída libre y no logramos remontar el vuelo, cuando esto sucede y nos damos cuenta ya hemos dado una buena zancada, sin embargo, se hace oportuno revisar algunos elementos para, posteriormente, realizar acciones que nos conduzcan a rencontrarnos con nuestro estado natural de animosidad y si es posible mejorarlo.

¿Por qué mi ánimo se desinfla?

Mantenerte en lucha

Cuántas veces hemos escuchado y nos repetimos que todo es difícil, que las cosas se consiguen luchando, que la vida es una lucha constante, que estamos aquí: ¡en la lucha! o nos identificamos como luchadoras y guerreras. En el diccionario encontramos más de veinticinco sinónimos de la palabra lucha: batalla, combate, pelea, bregar…y hasta trabajar. Independientemente, que se gane o se pierda toda lucha deja un remanente de desgaste, cansancio, agotamiento.

woman-g77b4efe08_640.jpg

Si nos mantenemos en una lucha constante por alcanzar metas que nos proponemos va a llegar el momento del agotamiento, la pérdida de energía, tanto física como mental y que nos llevan al desánimo, entonces ¿Qué hacer?, ¿cuál es la receta?, ¿desistimos? Vamos por parte porque son varios puntos que podemos tomar en cuenta

A.- Pensamiento y lenguaje

Quizás, uno de los aspectos donde encontramos mayor dificultad sea reconocer nuestro lenguaje-pensamiento-acción de lucha, porque generalmente entra en ese sistema de creencia que hemos aceptado como las grandes verdades de nuestras vidas. Pensar que todo es difícil, complicado, cuesta arriba, que las cosas tienen una implicación metafórica de sudor, lagrimas y sacrificios, quiéralo o no, va socavando nuestro ánimo, nos va restando energía y entusiasmo por lo que hacemos y vivimos.

Tomar consciencia de las palabras que nos decimos ayuda a modificarlas, a encontrar expresiones más motivadoras y menos competitivas con nosotros mismos. Sentir que estamos viviendo en vez de luchando, que el trabajo que realizamos es fuente de beneficios y satisfacción personal, ayuda a tener una mejor predisposición de ánimo.

B.- Sigue un paso a paso

Indudablemente que para alcanzar nuestros propósitos, es necesario accionar y trabajar por ellos, de allí que, desistir, no es una buena opción, lo que si resulta apropiado es que establezcas tus metas y objetivos en función de tiempo y posibilidades reales. Lo cual significa organización, planificación, claridad, en fin tener un plan de acción, ese paso a paso que se convierte en bitácora que te permite ir chequeando los avances y paralelo a ello es una fuente de motivación constante que no da cabida al desánimo.

C.- Nunca comenzamos de cero

Toda vivencia deja una experiencia, un aprendizaje. Si hemos estado en la zona del cansancio y el desánimo, recomenzar nos puede parecer una montaña y que no tenemos las mejores condiciones para escalarla. Acá es bueno echar una mirada autoevaluadora para reconocer todas esas habilidades, competencias, destrezas que has ido acumulando en tu hacer, seguro que encontrarás varias que te sirvan de trampolín para impulsarte y seguirlas fortaleciendo.

D.- Mirando para los lados

couple-g1c7c5de83_640.jpg

Conozco emprendedores que le dedican a su proyecto 14-16 horas diarias, la pasión es desbordante y el agotamiento también, llega un momento en que se sienten “fundidos” sobre todo si no ven resultados rápidos por lo que el desánimo va ganando espacio. Aquí la palabra clave es equilibrio, cada parte de nuestra vida tiene que ser atendida, requerimos: afecto, recreación, interacción, diversificar intereses, consentirnos, atendernos, mirarnos como seres integrales con muchas posibilidades para cultivar.

Hay muchas fuentes para el desánimo, hoy citamos lo circunstancial y el cansancio, hay otras que son más profundas y pueden causarnos mucho daño por lo que es importante saber distinguir lo que sentimos, mirar nuestro interior, ver las señales para ayudarnos o buscar quien nos ayude.

In English

desa ingles.jpg

You may be a person full of great enthusiasm, you see life with a positive lens, you find different ways to overcome adverse moments and you have even gone beyond your nature and know the tools to keep you in a good vibrational dynamic, however, one day you feel without vitality, without energy, you feel discouraged and it weighs so much that it seems like a backpack of stones that you can't carry.

Maybe you ask yourself: What's wrong with me, where did my spirits drop, how do I recover them, is it me, is it the others, is it the circumstances, it may even be that you do not recognize yourself in this facet, even when you feel in that place where the desire and strength are not with you.

Entering into discouragement can be, indeed, something circumstantial, a concrete, identifiable fact that at a certain moment makes us feel without that energy that characterizes us, to a certain extent it is normal, we are not made of stone and the things that happen around us affect us and when it is so we are aware of its temporality, so, at the same time we know that soon it will pass and we will continue in what we are.

The issue is when we perceive that discouragement is silently spreading like a stain filling more spaces that overshadows what defines us and that in many ways is blurring our purposes, we feel that the mood is in free fall and we can not get back in flight, when this happens and we realize we have already taken a good stride, however, it is appropriate to review some elements to subsequently perform actions that lead us to reconnect with our natural state of animosity and if possible improve it.

Why does my spirits get deflated?

Keep fighting

How many times have we heard and repeated to ourselves that everything is difficult, that things are achieved by fighting, that life is a constant struggle, that we are here: in the fight! or we identify ourselves as fighters and warriors. In the dictionary we find more than twenty-five synonyms for the word struggle: battle, combat, fight, struggle...and even work. Regardless of whether we win or lose, every struggle leaves a remnant of wear and tear, tiredness, exhaustion.

woman-g77b4efe08_640.jpg


If we keep ourselves in a constant struggle to achieve the goals we set for ourselves, the moment of exhaustion will come, the loss of energy, both physical and mental, and that will lead us to discouragement, so what to do, what is the recipe, do we give up? Let's go by part because there are several points that we can take into account.

A.- Thought and language

Perhaps, one of the aspects where we find greater difficulty is to recognize our language-thought-action of struggle, because generally it enters in that system of belief that we have accepted as the great truths of our lives. Thinking that everything is difficult, complicated, uphill, that things have a metaphorical implication of sweat, tears and sacrifices, whether we want it or not, is undermining our spirit, taking away energy and enthusiasm for what we do and live.

Becoming aware of the words we say to ourselves helps to modify them, to find more motivating and less competitive expressions with ourselves. Feeling that we are living instead of fighting, that the work we do is a source of benefits and personal satisfaction, helps to have a better mood.

B.- Follow a step by step

Undoubtedly to achieve our purposes, it is necessary to act and work for them, hence, giving up is not a good option, what is appropriate is to set your goals and objectives in terms of time and real possibilities. This means organization, planning, clarity, in short, having a plan of action, that step by step that becomes a log that allows you to check your progress and parallel to this is a source of constant motivation that does not give room for discouragement.

C.- We never start from scratch

Every experience leaves an experience, a learning experience. If we have been in the zone of fatigue and discouragement, restarting may seem like a mountain and that we do not have the best conditions to climb it. Here it is good to take a self-evaluating look to recognize all those abilities, competencies, skills that you have been accumulating in your work, surely you will find several that will serve you as a springboard to push yourself and continue strengthening them.

D.- Looking sideways

couple-g1c7c5de83_640.jpg


I know entrepreneurs who dedicate 14-16 hours a day to their project, the passion is overflowing and exhaustion too, there comes a time when they feel "fused" especially if they do not see quick results so discouragement is gaining space. Here the key word is balance, every part of our life has to be taken care of, we need: affection, recreation, interaction, diversify interests, pamper ourselves, take care of ourselves, look at ourselves as integral beings with many possibilities to cultivate.

There are many sources of discouragement, today we mention circumstantial and tiredness, but there are others that are deeper and can cause us much harm, so it is important to know how to distinguish what we feel, look inside ourselves, see the signs to help us or look for someone to help us.

Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)

Fuente de imágenes: Portada - 2 - 3 - 4

separador-rojp-800x5.jpg

pie 800.jpg

separador-rojp-800x5.jpg

MIS REDES SOCIALES

face-cir.pnginstagram-cir.pngtwiiiter-circulo.png

separador-rojp-800x5.jpg


logohivevenezuela200.png


logo lotus.jfif


separador verde.jpg

No te olvides de votar @cervantes como witness en esta página:

https:/wallet.hive.blog/~witnesses

Te invito a apoyar este proyecto como witnes y a formar parte de esta gran comunidad uniéndote a su Discord en el siguiente enlace:

Discord de la comunidad Cervantes

separador verde.jpg




0
0
0.000
14 comments
avatar

Excelente post @damarysvibra, creo que todos estamos expuestos en algún momento a sentirnos así por muy diferentes razones, y estar conscientes de esos factores que hacen que nuestro ánimo se desinfle es vital para usar estrategias que nos permitan salir de ese estado.

Yo soy de la idea de recibirlos cuando llegan y ver que mensaje me traen antes de intentar salir corriendo de allí aunque parezca masoquista, jajajaja

Muchas gracias por esta información tan valiosa 😍

@tipu curate 5

0
0
0.000
avatar

Hola @miriannalis si mirarnos con atención, profundizar en lo que sentimos es lo que da pié al crecimiento, a conocernos mejor, a realizar cambios y transformaciones. Gracias por pasar y comentar.

0
0
0.000
avatar

Un abrazo, siempre es un gusto para mí leer tus publicaciones, siempre me dejan muchas reflexiones 😊

0
0
0.000
avatar

Hola @damarysvibra, me gusto cuando planteas sobre la utilización de la palabra lucha que la usamos indiscriminadamente sin ser consciente la connotación que tiene para nuestro psiquismo, si decimos que estamos en lucha por la locha, que es un decir muy popular en este país, sin estar atentos que estamos buscando un adversario para alcanzar bienestar económico, cuando en realidad el bienestar poco tiene que ver con lo externo´.

0
0
0.000
avatar

Concuerdo con lo que dices, a veces nos enfrascamos tanto en una idea, un proyecto a emprender, de día o noche, desvelándonos, y con alimentación inadecuada generando un stress innecesario y agotamiento en todos los sentidos permitiendo un desbalance en lo emocional, social y hasta económico. Todo tiene un momento y un lugar, un equilibrio para cada cosa como bien lo mencionas, para poder ser seres integrales.

0
0
0.000
avatar

Hola @yenmendt gracias por pasar y comentar. Considero que una de las principales fortalezas de un emprendedor es saber manejar el tiempo porque si bien es cierto que en algunos momentos hay una exigencia exclusiva eso no lo podemos convertir en la rutina porque es mucho lo que se deja en el camino. Saludos.

0
0
0.000
avatar

Ciertamente en ocasiones nos empeñamos en realizar algún proyecto o cumplir con algún trabajo pendiente hasta el punto tal que nos desgastamos en el intento y eso trae consigo un gran cansancio en muchas ocasiones mental más que físico que nos inquieta y nos daña.

0
0
0.000
avatar

Me has hecho reflexionar con la palabra lucha y ni de diga la palabra "guerrera" ... Siempre me han incomodado esas palabras y tú has definido muy bien la razón. Son palabras agotadoras que nos pueden anclar a la idea de pelea, resistencia, etc.

Gracias, las voy a sacar de mi vida

0
0
0.000
avatar

Hola @tibaire me alegro que encuentres en el post elementos para los pequeños cambios que van marcando diferencias en nuestro hacer, sentir, hacer y ser. Saludos. Gracias por pasar y comentar.🙂

0
0
0.000
avatar

Me encanto tu blog, y se que me ayudara lo necesario, lo mas importante es mantener el equilibrio, y una planificación, saludos y abrazos.

0
0
0.000