Rostros que no nos Pertenecen

avatar

¿Qué tanto tienes que decirle al mundo para que estés acá hablando de ti, reinventándote, buscando formas de llamar la atención sobre lo que piensas y haces? ¿No te das cuenta de lo que te está sucediendo?

Larga pregunta ante respuestas más amplias. Los oídos se nos llenan con las ofertas que perciben nuestro ojos, especialmente de cómo creemos que nos vemos, de cómo consideramos que otros nos observan. Además, sobre todo lo anteriormente está el cómo queremos ser recordados, para bien o para mal.

¿Acaso eso te importa?

Anhelo superfluo ser bello en la coraza, cuando el bonito semblante debe, o debería, estar dentro, en la radiografía de tu paz, donde los sabios querrán tu semejanza y no conformarse con la cara que no te pertenece y llevas puesta para encajar.

Cada día tienes la opción de elegir ser lo que desees, puedes optar a detenerte o continuar. Ponte la cara que quieras, pero el rostro que tienes que esconder podría ser el mismo con el que tengas que ver a otros y esa analogía será capaz de dejarte dormir plácidamente o de encender un infierno en la quietud que se supone construyes con tu ejemplo.

Caretas... tantas, muchas, pocas, diminutas, inmensas... Yo decido tener nada más la mía y ninguna otra puesta. Opto, decido, llevar encima una con la que pueda mirar a los ojos, sin que se me fracture la voluntad, sin que tiemble mi ética, ni se me desbarate la ambición del justo ostento.

Muchos ojos nos están viéndonos, así que juicio merece cada acto benevolente, los desinteresados y, sobre todo, los ruines. Los iris poseen la facilidad de saber si eres agua o desierto, porque notan si eres falso o sincero. Hay rostros que no nos pertenecen.

Entre las faces y antifaces, dentro de esos océanos de pupilas, hay una mirada y rostro que será implacable con nosotros... la nuestra, con la que nos miremos a nosotros mismos.

¿Cómo quieres que te llamen? ¿Cómo te llamas a ti mismo? ¿Cuál es tu nombre? ¿Cómo nombras a tus disfraces? Espero que las respuestas te hagan sonreír cuando tengas que verte en el espejo con la cara desnuda.

Estas obras forman parte de una selección que he dedicado a los rostros ocultos, invisibles, y también a los descaradamente perceptibles. Es arte abstracto de protesta y pronto estará disponible a la la venta como NFT.



0
0
0.000
9 comments
avatar

Cada mañana al despertar solemos tomarnos un tiempo para ver nuestro rostro frente al espejo del baño y solemos ignorar en ocasiones lo que vemos, salimos a toda prisa y por las noches hacemos lo mismo nos vemos un momento al espejo e ignoramos lo que vemos.

Intentamos no darle importancia a lo que sucede a nuestro alrededor pero tarde o temprano somos víctimas de ese pensamiento que invade nuestra mente, pensamos que somos víctimas de las miradas de los demás y que cada uno de ellos es un verdugo que ha venido a nosotros con la única intención de revelar quienes somos en realidad y dejamos que entre en nuestra vida olvidando por completo quienes somos.

En ese momento sacamos de oa manga una máscara para tapar quienes somos buscando la aceptación de ese verdugo que ha puesto la mira en nosotros y sin darnos cuenta pasamos el día intentando ocultar quienes somos para agradar a otro sin sentido.

Vernos al espejo cada mañana no es solo para darnos cuenta si seguimos siendo jóvenes o con arrugas, es el momento más íntimo que tenemos para recordar quienes somos y hacia donde vamos, donde nuestros valores y lealtad así lo que somos se hace más fuerte y que vivir amando quienes somos sin importar la mirada o pensamientos de los demás es la razón de despertar cada mañana.

Saludos!

0
0
0.000
avatar

No todos se ponen sus máscaras, hay gente que dio el valiente paso de dejar de fingir por querer encajar, llámese amistad, noviazgo, trabajo, llega un punto donde las personas se aceptan y se muestran tal como son, porque cualquier otro intento sería una ficción, una burla hacia los demás, pero por encima de todo, una mofa de sí mismo.

Aunque este escrito lleva inmerso eso que dices, apunta específicamente a los que hacen eso para trasgredir a otros y aprovecharse de los demás, aquellos que se visten a propósito de corderos y son lobos feroces que van consumiendo y dañando a los demás colocando en sus caras una inocente sonrisa.

En otras palabras, son meros políticos que adaptan y adoptan conductas impropias para arrastrar masas. Saludos y bendiciones, amigo.

0
0
0.000
avatar
(Edited)

Grandioso post, Llámame luz y oscuridad :) Llámame humano, Tiano o mejor aun Jesús :)

0
0
0.000
avatar

Que espetacular Miguel Mederico. Pues yo hace rato que no uso máscaras, me he decidido a ser como soy, mostrarme y punto.

0
0
0.000
avatar

has logrado algo que no muchas personas han alcanzado, corazón. Espero que tener el rostro desnudo te traiga paz. Un abrazo

0
0
0.000