Esas ganas de escribir y la gratitud por los hallazgos - Reflexión

avatar
Desde que tengo razón de mí, escribir ha sido una necesidad, una búsqueda, un acuerdo, un propósito, un consuelo. Un acto íntimo, muy personal, donde una parte de mí se vuelca en la página en blanco, sea física o no.

 

Un cuaderno nuevo era un objeto muy preciado, su olor y la blancura de sus hojas se me volvían algo muy importante; un futuro confidente que pronto se convertiría en el depósito de mis dudas y certezas. Al comienzo escribía en garabatos, las palabras al revés o incompletas, invirtiendo el orden de las mismas solo para dejar constancia personal, algo solo mío, que solo yo entendía y que nadie más osaría leer. Era una escritura escondida.

 

Cuánto contenido se podía encerrar en tres o más palabras inventadas pero que para mí tenían mucho sentido. Solo yo entendía lo que había oculto allí. Vivía en un hogar muy rígido, donde todo se cuestionaba y no era fácil plantear las preocupaciones a los mayores.

kalanflor2.jpg

Escondida entre plantas

 

Al llegar al bachillerato conocí una asignatura llamada taquigrafía donde debía aprender a escribir con unos símbolos nuevos, una convención de términos y garabatos que muy pronto se me hicieron familiares. Me encantó esta idea porque ya no tenía que dejar contenidos en mi mente, podía plasmarlo todo y muy pronto mis cuadernos se llenaron de trazos que solo yo comprendía, porque ni mis compañeras de curso tenían acceso a los mismos.
 
Esa escritura vital, donde eran mis normas las que la delimitaban se convirtió en mi refugio. Era mi manera de entenderme; volcar en el papel primero las ideas, analizarlas y ver como se abría un mundo de entendimiento, de mí, de mis emociones, mis sentires, miedos y creencias, sigue siendo mi vacuna contra cualquier daño. No ha habido situación de mi vida que no haya entrado al papel y recibido allí la reflexión autocrítica, el análisis y la disección minuciosa como si de un organismo nuevo de laboratorio se tratara. ¡Cuánto le agradezco!
 
Ahora que vivo expuesta al escrutinio, y quedaré aquí en la blockchain, para que en un futuro, mis nietos puedan leer qué y cómo pensaba su abuela, veo el valor intrínseco de lo que he crecido, lo que he aceptado y madurado con respecto a mi manera de abordar mi producción escrita. Ya no escondo lo que digo, asumo con responsabilidad el poder de mis palabras, y lo que cada una de ellas puede provocar en mis lectores asiduos; esos que con la confianza adquirida me piden un texto que les oriente sobre algo que les preocupe y valoran mi creación porque saben lo que lleva por dentro. Para ellos también: ¡Gracias!
 

Contenido original


Gracias por comentar (1).png



0
0
0.000
3 comments
avatar

¡Felicitaciones!



Estás participando para optar a la mención especial de nuestra COMUNIDAD (Recompensa de 1 Hive), también has recibido 1 ENTROKEN.

1. Invierte en el PROYECTO ENTROPÍA y recibe ganancias semanalmente. Entra aquí para más información.

2. Contáctanos en Discord: https://discord.gg/hkCjFeb

3. Suscríbete a nuestra COMUNIDAD, apoya al trail de @Entropia y así podrás ganar recompensas de curación de forma automática. Entra aquí para más información sobre nuestro trail.

4. Creación de cuentas nuevas de Hive aquí.

5. Visita nuestro canal de Youtube.

Atentamente

El equipo de curación del PROYECTO ENTROPÍA

0
0
0.000
avatar

Que hermoso encontrarme este post! Creo que es mi favorito de esta semana. Gracias por compartir tu historia con la escritura, es maravilloso como hemos manejado esta forma de expresión, hacer nuestro propio lenguaje con ella. Siento tu libertad al escribir aquí, en la blockchain, después de todo lo que pasaste. Eso me inspira. ¡Muchas gracias!

0
0
0.000
avatar

Me contenta mucho tu comentario a mi post, sí, la libertad de escritura es un logro, llega un momento en que preferimos exponernos a la crítica pero decir lo que sentimos, que escribir para que otro se sienta bien. Muchas gracias por tu visita.

0
0
0.000