EL BURRO Y EL CIERVO

25_el_burro_que_sab_a.jpg


EL BURRO Y EL CIERVO

Érase un burro una vez
que la envidia consumía
viendo a un ciervo que solía
pasearse con altivez.

Eso es estampa, ya ves,
para sí el burro decía.
No esta pobre facha mía
que hecha parece al revés.

Y al poco rato después
miró que el ciervo corría,
pues un cazador venía
ya pisándole los pies.

Con plomo y más plomo, pues,
lo acosaba en su porfía
el cazador que quería
matarlo en un dos por tres.

Y entre tanta tirantez
el burro dijo en su estilo
al mirar pender de un hilo
el destino de la res:

No renegaré otra vez,
y eso lo tendré por norma,
que si Dios me dio esta forma
es que buena forma es.

= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas



0
0
0.000
3 comments