EL BURRO QUE SABÍA HACER CAÑONES

25_el_burro_que_sab_a.jpg


EL BURRO QUE SABÍA HACER CAÑONES

Un perro se sorprendía
examinando un cañón
y era tal su admiración
que de esta forma decía:

Admira ver cada día
estas cosas sorprendentes
que va inventando la gente
con su alta tecnología.

Ejemplo es de arrogancia
esta arma original
que lanza un golpe fatal
a mil metros de distancia.

¿Qué opinas tú?, preguntaba
a un burrito que igualmente
al invento reluciente
mirando también estaba.

El burro, que era un necio
y un estúpido pedante,
pensó tan solo un instante
y respondió con desprecio:

No sé qué gracia le ves
a ese pedazo de lata
que ciertamente nos mata,
pero ingenioso no es.

Si nos ponemos a ver
hacerlo no tiene ciencia,
con un poco de paciencia
cualquiera lo puede hacer.

Y mirando la ocasión
de su talento mostrar
el burro intentó explicar
cómo se hace un cañón:

Te buscas un agujero
que esté en excelente estado
y luego con gran cuidado
lo forras bien en acero.

En mi pueblo hay cantidades
de sabihondos pedantes
que se pasan de ignorantes
diciendo barbaridades.

= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas



0
0
0.000
2 comments