BESTIA

26_agib_libus.jpg


BESTIA

     En Apocalipsis 13 se puede leer: «Y yo me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos tenía diez diademas, y sobre las cabezas de ella, nombres de blasfemia».
     Con estas primeras imágenes que nos sugiere el anterior versículo podríamos comenzar a darnos una idea del significado de la palabra bestia para los griegos: un animal grande y feroz que vendrá al final de los tiempos.
     Pero, aparte de ser ese animal de horror, también en la Biblia leemos el mismo vocablo usado para referirse a otros tipos de animales feroces y también para referirse a animales que eran domesticados para servir al hombre, tales como los mulos, los burros. En Santiago 3,7 dice: «Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma...»
     Igualmente encontramos la palabra bestia usada para referirse a la gente grosera. En Tito 1.12 «Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos».

     De tal manera, pues, la palabra tomó significado para nombrar tanto a los monstruos como a las fieras, a algunos animales benéficos que se utilizan como medio de transporte, y hasta para referirse a gente de mala calaña.
     El Diccionario de la lengua española, vigesimotercera edición, nos da cuatro acepciones:

  1. f. Animal cuadrúpedo.
  2. f. Animal doméstico de carga; p. ej., el caballo, la mula, etc.
  3. f. monstruo (ser fantástico).
  4. m. y f. Persona ruda e ignorante. U. t. c. adj.

     Nos decía don Quijote que Las tristezas no son propias de las bestias, sino de los hombres; pero si los hombres las sienten en demasía se vuelven bestias.

     Pero... ¿cuál es propiamente el origen de esta palabra?

     Se sabe que el libro del Apocalipsis se escribió en griego, de ahí la voz thêrion para nombrar a la bestia de la cual hace alusión la Biblia, y lo usa tanto para referirse al monstruo como para otras significaciones; pero para nuestro idioma esa palabra nos llegó a través del latín bestia, usada para nombrar animales terrestres salvajes, a otros cuadrúpedos y a los animales de carga.

= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas



0
0
0.000
1 comments