AGIBÍLIBUS

26_agib_libus.jpg


AGIBÍLIBUS

     En una de sus entradas, mi hermano Teresio de la Porra soltó esta octavilla esdrújula:

Conocí un zángano
allá en Carúpano
que era un político
de fino hablar.
Por ser un pícaro
de poco escrúpulo
el agibílibus
se hacía llamar.

     La forma coloquial de expresarnos es la más ágil y de fácil entendimiento, pues no nos detenemos a discernir previamente sobre usos gramaticalmente correctos, ya que la única intención es comunicar algo y que al receptor le llegue el mensaje de manera efectiva. Por eso, en esta forma de habla se emplean gestos, ademanes y otros elementos paralingüísticos que ayuden a esclarecer lo que se pretende expresar.
     Esta forma de comunicación popular nos ha dejado muchísimos vocablos que han quedado registrados en los diccionarios. Uno de ellos es el sustantivo agibílibus para referirnos, según se lee en el Diccionario de la lengua española, a una persona dotada de Habilidad, ingenio, a veces pícaro, para desenvolverse en la vida.

     Pero... ¿de dónde viene esta palabra?

     Su origen es el bajo latín agibĭlis, palabra usada para significar ingenioso, diestro. Y agibilibus que refiere a “sobre lo factible”.


= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas



0
0
0.000
4 comments