Concurso: Risueña Navidad| Una cena casi exótica / Contest: Laughing Christmas | An almost exotic dinner

avatar
(Edited)

pexels-picjumbocom-196648.jpg

Fuente

Separadores-111 navidad.png

Español.jpg

Un 24 de diciembre mi tío Pancho llegó a casa muy emocionado porque vio una receta de pernil en Tik Tok y pudo hallar el ingrediente más exótico, una fruta llamada rambután, que también se conoce como mamón chino, una especie de fresa con pelos y espinas. Nosotros teníamos nuestro pernil sazonando, pero mi tío insistió en que le dejaran a él el resto de la preparación para que así todos pudieran degustar del sabor original de la cocina tailandesa. A pesar de la duda general, su seguridad era tal que le dejamos encargado de la cocina y nos dedicamos a otras actividades.

rambutan-gc6838f609_640.jpg

Fuente

Lo veíamos desde lejos añadiendo ingredientes y en realidad parecía todo un chef profesional preparando la salsa con aquellas frutas. Tras meter el pernil en el horno recibió una llamada de uno de sus hijos, a las cinco de la tarde le depositaron un dinero para que se comprara un par de zapatos y los estrenara en la cena navideña. Así que de inmediato salió al centro de la ciudad, a esa hora las calles estaban atestadas debido a la desesperación de la gente por comprar los juguetes para los niños y la comida necesaria para varios días. Entró a tres zapaterías y en dos de ellas no pudo ni siquiera hablar con alguna vendedora por la cantidad de personas alrededor. En la que fue atendido se probó un zapato derecho talla 42 que le quedó a gusto, rápido se lo quitó, lo metió en la caja y pagó.

meat-ga3ee0334b_640.jpg

Fuente

Mientras tanto, mi madre y yo nos concentramos en las labores de la casa, hicimos una limpieza exhaustiva del segundo nivel, terminamos de decorar y pintar. A las nueve de la noche bajamos porque un olor muy extraño, como a fermento ácido y quemado, invadió el ambiente. Al principio pensamos que aquel aroma desagradable provenía de otra casa, pero no era así. En la cocina encontramos a mi tío Pancho con las manos en la cabeza, en tanto sobre la mesa reposaba algo que temprano era un pernil. El asombro dio paso a la risa. Nadie le había advertido a mi tío que mucho del contenido publicado en Tik Tok es broma, en su ingenuidad pensó que había visto un tutorial de Youtube. Aquella exótica salsa con mamón chino descompuso la carne con el calor, ni el perro quiso probar aquello.

christmas-food-gbd712d61e_640.jpg

Fuente

Posteriormente, como a las once de la noche, decidimos realizar la tradicional cena con lo que había, en cada bocado recordaba aquel pernil y una sonrisa se dibujaba en mi rostro. Durante un buen rato esperamos la presencia de mi tío Pancho, que se estaba tardando mucho, y nos preocupamos porque pensamos que le había afectado mentalmente lo sucedido en la cocina. Al salir de su habitación, notamos que caminaba muy extraño, resulta que había pasado horas intentando calzarse sus nuevos zapatos y el izquierdo no le quedaba. Al revisarlo bien se percató que era talla 40, así que tenía dos zapatos pero de números distintos. Al enterarnos de esto no pudimos contener la risa, el episodio del pernil pasó a segundo plano. Ese día se convirtió en una gran anécdota.

sport-shoes-g14611c70e_640.jpg

Fuente

Separadores-111 navidad.png

Inglés.jpg

On December 24, my uncle Pancho came home very excited because he saw a recipe for pork in Tik Tok and was able to find the most exotic ingredient, a fruit called rambutan, which is also known as Chinese mamón, a kind of strawberry with hair and thorns . We had our leg seasoning, but my uncle insisted that they leave the rest of the preparation to him so that everyone could taste the original flavor of Thai cuisine. Despite the general doubt, his safety was such that we left him in charge of the kitchen and we dedicated ourselves to other activities.

We watched him from afar adding ingredients and he actually seemed like a professional chef preparing the sauce with those fruits. After putting the leg in the oven, he received a call from one of his sons, at five in the afternoon they deposited money for him to buy a pair of shoes and wear them for Christmas dinner. So he immediately went to the center of the city, at that time the streets were crowded due to the desperation of the people to buy the toys for the children and the necessary food for several days. He entered three shoe stores and in two of them he could not even speak to a saleswoman because of the number of people around. In the one he was treated, he tried on a size 42 right shoe that fit him, he quickly took it off, put it in the box and paid.

Separadores-111 navidad.png

Meanwhile, my mother and I concentrated on housework, did a thorough cleaning of the second level, finished decorating and painting. At nine o'clock at night we went down because a very strange smell, like acid and burnt ferment, invaded the environment. At first we thought that that unpleasant smell came from another house, but it was not. In the kitchen we found my uncle Pancho with his hands on his head, while something that early on was a leg rested on the table. Astonishment gave way to laughter. No one had warned my uncle that much of the content posted on Tik Tok is a joke, in his naivety he thought he had seen a YouTube tutorial. That exotic sauce with Chinese suckling pig spoiled the meat with the heat, and the dog didn't even want to taste it.

Later, around eleven o'clock at night, we decided to make the traditional dinner with what there was, in each bite I remembered that leg and a smile was drawn on my face. For a long time we waited for the presence of my uncle Pancho, who was taking a long time, and we worried because we thought that what happened in the kitchen had affected him mentally. When he left his room we noticed that he was walking very strange, it turns out that he had spent hours trying to put on his new shoes and the left one did not fit. Upon reviewing it, he observed that it was a size 40, so he had two shoes but different sizes. When we found out about this, we could not contain the laughter, the episode of the leg passed into the background. That day became a great anecdote.

Separadores-61-1024x87 navidad.png

Tarjeta de presentación (Hive)2.jpg



0
0
0.000
13 comments
avatar

Ay dioses, pobre de ti tío Pancho. Si le pasan cosas. Que locura lo del pernil, de seguro sin ese invento habría quedado delicioso. Ero lo importante es que las risas no faltaron. Gracias por compartir. Saludos.

0
0
0.000
avatar

Sí, él creyó que estaba en el concurso de Master Chef internacional (jeje). Gracias por leer mi post y comentar. Un placer saludarte.

0
0
0.000
avatar

Hola @ramisey, muy graciosa tus anécdotas con el tío. Una cosa tras otra, lo del pernil , bueno a lo mejor si no se hubiera tardado con los zapatos, no hubiera quedado tan mal. Saludos y gracias por hacerme reír.

0
0
0.000
avatar

Se fue muy contento al centro a realizar su compra, pero por la hora y la temporada se tardó mucho y todos nos quedamos sin pernil (jeje). Y de ñapa, le dan zapatos de tallas distintas (jeje). Saludos.

0
0
0.000
avatar

En definitiva, no hay que confiar en todo lo que se vea en la redes sociales, existe cada quien que aprovecha para hacer sus bromas. Lamentable lo del pernil, tan sabroso que es comerlo en estas fechas. Y lo de los zapatos, muy divertido, ¿sera que pudo después cambiarlos? Gran entrada amiga. Saludos.

0
0
0.000
avatar

Saludos amigo. Claro, luego pudo tener su par de zapatos talla 42 (jeje). Así es, debemos ser cuidadosos con la información que aparece en las redes, tener una postura crítica y verificar las fuentes. Gracias por tu comentario.

0
0
0.000
avatar

A pesar de la duda general ja,ja,ja. Pobre tío Pancho mami una noche de terror. Un abrazote para ese ser maravilloso, no podía leer de la risa mami , "no pudo ni hablar con las vendedoras"; espero que su suerte haya dado un giro amiga @ramisey. Seguro no le provoco ofrecerse para realizar recetas. Recordé un pan de jamón ja,ja,ja. Muchas anécdotas que contar.

image.png

0
0
0.000
avatar

Ahora visita la cocina cuando la comida está lista (jeje). Su suerte no ha cambiado mucho (jeje).

0
0
0.000