La relatividad de las decisiones en el trading

Operar en los mercados de activos es algo verdaderamente fascinante y complejo a la vez, porque además de conocimientos, exige un gran nivel de entendimiento de los escenarios y fluctuaciones que se van dando a cada momento, por lo que el trader necesita prestar mucha atención a los detalles importantes, saber discernirlos, y tomar las decisiones que sean pertinentes a fin de obtener ganancias en función de ello.


Fuente de Imagen

Apego y atención al momento presente:

Entonces, el trader requiere mantener un apego al tiempo presente en que está operando un activo, pero sin desprenderse de lo que ha sucedido en el pasado con el precio del mismo; y todo esto sin olvidar nunca que esta práctica puede ser perfectamente relevante, como bien puede no serlo en absoluto en términos de los resultados que conseguirá en términos monetarios. Pero lo mencionado es algo a considerar a la hora de tomar decisiones en los mercados, ya sea que las operaciones deriven en ganancias o en pérdidas.

Por si fuera poco, el trader debe considerar factores importantes como el tipo de activo que está operando (commodities, divisas, criptomonedas o acciones), y debe entender qué fortalezas y debilidades pueden haber en todos los sentidos respecto a los mismos para una comprensión mayor y una mejor toma de decisiones en todos los sentidos.

Preparación en el trading

Lo mencionado hasta ahora seguro que suena complicado, pero en realidad de lo que habla, es del grado de preparación que debe poseer el trader a la hora de realizar su trabajo de operar en los mercados, porque operar los mercados significa arriesgar capital, y por ende, significa también constante toma de decisiones importantes.

Aunque es cierto que quien opera los mercados debe tener una enorme preparación a nivel de conocimientos técnicos, misma que le permitirá entender patrones chartistas, indicadores, temporalidades, soportes y resistencias, gaps, volúmenes, etc, no es menos cierto también que algunas veces nos encontramos con el caso de que existen algunos traders que prescinden de todo esto y solo operan por fundamentales, y también es válido, si sabes cómo hacerlo. Así como también existen los traders que prescinden del análisis fundamental y solo operan por análisis técnico.


Fuente de Imagen

No obstante, lo mejor a la hora de hacer trading, según mi experiencia y la opinión de la mayoría de los traders, es comprender adecuadamente que el análisis técnico y el análisis fundamental son dos elementos que deben ir de la mano para entender mejor los mercados, y que todo trader que se precie de serlo, debe tener ambos factores en consideración en sus operaciones.

Dicho de otra manera, el análisis técnico y el fundamental se complementan mutuamente, y no pueden ni deben excluirse mutuamente, sino todo lo contrario, es decir, deben tomarse en consideración para una toma de decisiones acertadas en el trading que permita obtener ganancias importantes como consecuencia de ello.

Además, más allá de todo lo especificado hasta esta parte, el trader debe considerar también otros factores importantes para tomar sus decisiones de trading, tales como la gestión del riesgo que hará, y el tipo de trader que es, etc.

Correcta visión en el trading

Pero decir todo esto es más fácil que lograrlo, al menos para la mayoría de la gente, además, aún conociendo y teniendo claras todas los cosas mencionadas hasta este punto del artículo, el trader aún debe lidiar con su propia mente, con su psiquis, con su manera de ver y percibir las cosas y la gestión que hace de sus propias emociones ante lo que ve o percibe en los mercados.

En otras palabras, el trader aún debe lidiar con sus propias creencias, y por tanto, de la correcta gestión que haga o no de sus creencias, sapiencias y emociones, dependerá directamente su operativa. Del trader depende entender que sus creencias, sapiencias y emociones pueden ayudarle o perjudicarle, es decir, pueden limitarle y estancarle o, en vez de eso, catapultarle e impulsarle al éxito.

Esto nos hace entender que existe una correcta visión en el trading; y paradójicamente, consiste en entender que no hay absolutos a la hora de operar los mercados; por lo tanto no hay que considerar las cosas en términos de bien o mal, ni en términos de correcto o incorrecto, sino en términos de aprendizaje constante, y de lo que hacemos en relación a dicho aprendizaje.

La relatividad de las decisiones

Como ya expresé, es algo verdaderamente paradójico, porque la mayoría de la gente cuando empieza a hacer trading no comprende esto por más que se les explique, y hasta cuando empiezan a entender un poco más acerca de la parte técnica del trading, se les escapa de la comprensión esta "complejidad tan simple" que es el hecho de que las decisiones son relativas.

La mayoría de los traders novatos o intermedios suelen pensar entonces que si toman una decisión de entrada en compra o en venta y terminan obteniendo ganancias, entonces la decisión fue acertada; y que si por el contrario la decisión y su acción generaron pérdidas, entonces fue errónea.


Fuente de Imagen

Pero quienen entienden las complejidades y sutilezas del trading, saben muy bien que una decisión acertada puede conducir a pérdidas, de la misma manera en que una decisión fallida pueden conducir a ganancias.

Planteemos un caso hipotético para entenderlo mejor:

Daniel (un trader experto), analizó la gráfica de una criptomoneda cualquiera en temporalidad de 5 minutos (Daniel es un scalper). La criptomoneda costaba al momento del análisis unos $ 1000; luego de analizar cuidadosamente por largo rato, Daniel decidió abrir una posición en compra por $ 3000, lo que significa que compró 3 unidades de la criptomoneda en cuestión. Al cabo de unos 20, 30 o 35 minutos, el precio de la cripto había caído $ 150, por lo que si Daniel decidía vender o cerrar la posición en ese punto, habría perdido 450$.

¿Qué hacer? ¿Qué decisión debería tomar Daniel tan pronto se dio el escenario de los 450$ perdidos? La respuesta es bastante relativa, muchos dirían que Daniel debería cerrar posiciones inmediatamente para cortar las pérdidas; sencillamente, esto significaría asumir las pérdidas y aceptar que su decisión de entrar en el mercado cuando lo hizo fue totalmente errónea.

No existe una respuesta correcta o incorrecta para este tipo de casos, porque todo dependerá de la situación, del tipo de trader que es Daniel en cuanto a aversión al riesgo, y de lo que él cree que debe hacer o no en función de sus emociones, creencias y sapiencias.

Dicho lo dicho, podríamos bien aventurarnnos a decir que, en términos estrictamente ortodoxos, lo que debería hacer Daniel en tal caso, es fijarse de nuevo en la gráfica del precio para determinar la mejor acción a seguir, y ver si cortar las pérdidas es la mejor opción, o si por el contrario, tal vez lo mejor sea esperar a que el precio del criptoactivo remonte una vez más.

Un trader impaciente e inexperto, ante un escenario como el planteado, habría corrido a cerrar su posición sin pensarlo y asumido las pérdidas, pero Daniel no es un trader cualquiera, él revisa la gráfica de nuevo, y vuelve a analizar el criptoactivo tanto en temporalidad de 5 minutos, como en 1 minuto, 10 minutos y también en 15 minutos. Después de todo esto, Daniel toma la decisión de dejar su posición abierta, y así seguir esperando un aumento en el precio del criptoactivo.

Luego de 28 minutos más, el precio del criptoactivo no solo remontó al nivel inicial, sino que subió $80 más (el criptoactivo costaba ahora $ 1080) y Daniel decidió cerrar la operación en ese punto. Esta operación reportó una ganancia de $ 240 para Daniel. Del ejemplo acabado de exponer cabe preguntarse varias cosas:

  1. ¿Fueron acertados o erróneos los análisis de Daniel en un principio?

  2. ¿La decisión de permanecer en el mercado fue errónea o acertada?

Respecto a ambas preguntas, la respuesta es relativa, ya que como ya expuse anteriormente, no hay absolutos en esto, así que todo depende de como enfoquemos la situación expuesta; pero lo que si debe quedar claro, es que la decisión y los análisis no fueron erróneos o acertados por el simple hecho de que el trader en cuestión ganara o perdiera.

Para ponerlo en perspectiva, los análisis de Daniel inicialmente pueden haber sido realizados de manera correcta, y aún así, el mercado pudo haber ido en sentido contrario de lo que él pensó (como en efecto lo hizo), y terminó generándole pérdidas en el tiempo que pautó inicialmente para la toma de ganancias o asunción de pérdidas.


Fuente de Imagen

Pero como Daniel es un trader experimentado, modificó su expectativa y flexibilizó su operación, y simplemente tomó la calculada decisión de revisar de nuevo la gráfica del criptoactivo en varias temporalidades y prefirió quedarse tal como estaba, sin salirse del mercado, es decir, decidió permanecer como si de una operación en temporalidad mayor se tratase. Vale decir que Daniel se la jugó, perfectamente consciente de que su nuevo movimiento podría hacerle perder mucho más dinero si el criptoactivo seguía retrocediendo en el precio. Pero el precio del criptoactivo dio un vuelvo y Daniel terminó obteniendo una ganancia de $ 280.

Si lo vemos todo estrictamente desde el punto de vista de las ganancias, y de la operación como un todo integral, podemos decir que sí, efectivamente la operativa y análisis fue correcta, sin lugar a dudas, pero no podemos ignorar el hecho de que al ser Daniel un Scalper, él esperaba obtener ganancias en menor tiempo del que le tomó realmente conseguirlas.

Por lo tanto, aunque Daniel es un trader experto, si es alguien reflexivo, al menos se cuestionará a sí mismo si los análisis iniciales que realizó fueron competentes, y en qué pudo haber fallado su visión inidical de la situación. Si Daniel es reflexivo, reconocerá que su análisis inicial pudo haber fallado, e incluso se dará cuenta de que tal vez su decisión secundaria de permanecer en el mercado fue errónea, aún cuando terminara dándole ganancias.

Por supuesto que, entre acertar en los análisis y la operativa y perder, y equivocarse en los análisis y acertar en el resultado, la mayoría de los traders preferirían la segunda opción, no cabe duda de ello. Pero no es el punto, porque de lo que realmente hablamos aquí, es que no debemos creer que una operación solo puede considerarse mala si terminamos perdiendo dinero; o buena si terminamos ganándolo; es decir, debemos transcender todo esta visión excesivamente simplista del trading.

Aún ganando, como traders, debemos ser reflexivos, reconocer lo que estuvo mal en nuestra operativa a fin de poder comprenderlo mejor y modificarlo para futuras ocasiones. De la misma manera, aún perdiendo, debemos entender cuáles fueron los puntos positivos o fuertes de nuestros análisis para poder encontrar aquellos en los que nos pudimos haber equivocado y solventarlos para futuras ocasiones.


Fuente de Imagen

El trading requiere de flexibilidad

Entonces, una toma acertada de decisiones en trading requiere de flexibilidad, de entender que no deben verse las cosas en términos de blanco o negro, sino en función de qué es lo mejor que puede hacerse a cada momento en relación directa con nuestras expectativas.

De la práctica constante de una visión reflexiva de las situaciones a la hora de operar en los mercados, los traders vamos haciéndonos cada vez más expertos en comprender las sutilezas y complejidades que llevan a obtener ganancias consistentes en el trading, y esto es lo que a fin de cuentas, siempre debemos buscar.

Una visión inteligente de las situaciones vale más que una visión sesgada por la errónea creencia de que lo que genera ganancias es bueno o acertado independientemente del hecho de que no pueda comprenderse o replicarse. También implica entender que obtener pérdidas no necesariamente puede deberse a errores en los análisis, porque a veces se generar, por ejemplo, imprevistos a nivel fundamental en los mercados de activos y criptos (noticias nuevas).

En todo caso, si los análisis son correctos, pueden ser explicados racionalmente y por tanto, pueden ser replicados con un gran porcentaje de efectividad. Por tanto, lo que podemos determinar entonces en el trading, es el porcentaje de efectividad o inefectividad de nuestra comprensión de las situaciones en relación directa con las decisiones y acciones que tomamos en los mercados; y esto en verdadera instancia, termina marcando una diferencia en lo exitosos que seamos como traders o no. Jamás debemos olvidar esto.

Por favor, comenten sus opiniones sobre el tema tratado. Allí se leen!!

Posted Using LeoFinance Beta



0
0
0.000
0 comments