Carta de una amante.

Soy la otra, soy esa mujer que aparece en los sueños de tu marido, esa que hace que él se pierda en horarios de oficina, y que dedique canciones de amor por los estados del whatsapp. Deberías darme las gracias, porque tu marido llega a tu casa feliz, a prepararte la cena y atender a sus hijos, y te dice: “Como estas mi amor”.

Sí, soy una descarada, puedes decir de mi todo lo que quieras, eso a mí no me afecta, pero quiero que te preguntas; ¿Por qué él te es infiel?, como decía mi abuelita, un hombre busca fuera lo que no dan en casa.

Tu marido me encanta, y desde que él tuvo la iniciativa de buscarme, me dije este hombre será para mí las veces que yo quiera, cada día lo llenaba de palabras tiernas y caricias. Quería saber que tan importante era yo para él, estuve dos días ausente y fue cuando me busco desesperado, entendí que se estaba acostumbrando al trato especial que yo le estaba brindando.

Con el paso de los meses hice que nuestros cuerpos se conocieran de tal manera, que conociera mi piel, mis lunares, mi sudor se uniera con el de él, nuestra entrega era mutua porque ambos quedábamos completamente exhaustos, abrazados viviendo el momento de placer.

Cada vez escuchaba las excusas que él te decía para verse conmigo, como que tenía que trabajar un día sábado, cuando ambos nos metíamos en aquel lugar que era sagrado para nosotros, yo sabía que para él era un peligro estar conmigo, porque tú siempre le ponías trabas, lo llamabas mientras él me llenaba de besos, y el prefería atenderme a mí a escuchar tus peleas de mujer insegura.

Con estas palabras quiero que sepas que tu marido es mío…


imagen.png

Fuente


Realizado por @pauli0606


0
0
0.000
3 comments