Italo Calvino, la conciencia de la contemporaneidad literaria (I)

avatar
(Edited)

Si algún escritor, en este caso narrador y ensayista, me abrió a la perspectiva de lo que sería (o podría ser) la literatura en los tiempos que han sido llamados "postmodernos" y/o del nuevo siglo, fue el italiano Ítalo Calvino, a quien me acerqué primariamente a través de las clases de mi maestro (de nuevo lo digo) Fortunato Malán, en mis estudios universitarios de literatura, quien me abrió a su referencia. Calvino falleció el 19 de septiembre de 1985; aún fuera de fecha es importante hablar de él. Quisiera a partir de este post dedicarle una entrega más, por considerar que algo podría aportar.


Italo Calvino.jpg
El escritor Italo Calvino - Fuente - Dominio público


No sabría decir cómo llegué a la novela que me vinculó definitivamente a Calvino y a su pensamiento. Esa novela muy peculiar se llama Si una noche de invierno un viajero, publicada en italiano en 1979, pero la primera edición en español es de 1993, al menos en la que la leí, de la editorial española Siruela.

Se preguntarán, ¿y qué tiene de especial esa novela?

En primer lugar, diría que es un relato de relatos, en una forma particular de actualizar eso que el escritor André Gide hizo y teorizó como "puesta en abismo" (mise en abîme), es decir, el relato que se desarrolla en un juego que podría visualizarse como el de la cebolla (una capa lleva a otra y a otra), o como la muñeca rusa (una muñeca que contiene a otra y esta a otra). En la novela d Calvino se irán entretejiendo historias que reenvían a otras hasta un final abierto, pues no podría ser de otro modo.

En segundo lugar, porque es una de las primeras novelas de la modernidad (y una de las más logradas expresiones narrativas) que toma como protagonista al lector, quien estará como figura (directa o indirecta) articulando las doce partes de la que está compuesta la novela.
En tercer lugar lugar (podrían haber otros "lugares"), es una obra narrativa que se representa así misma y que habla de la novela como género. Lo primero es lo que en teoría literaia se ha llamado "autorreflexividad" y lo segundo "metaficcionalidad", dos claves de la narrativa contemporánea, aunque tienen dos grandes antecedentes novelísticos: Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervates (1605) y Tristram Shandy de Laurence Sterne (1759), por citar las más reconocidas.


cloud-2101822_640.jpg
Imagen de gordon simpson en Pixabay


Dirán ustedes, ¿y qué importancia tiene eso?

De un lado, que para los lectores de textos narrativos y amantes de la literatura el juego de entrerrelatos es fascinante, pues uno envía al otro y en su lectura vamos creando un "más allá" o un "resto" cada vez más exigente, cuestionante y ambiguo, donde podemos entender, por ejemplo, que nuestra vida es un conjunto de relatos o de fragmentos de estos, que no necesariamente se resuelven.

De otro lado, que la figura del lector pase a formar parte del relato mismo, y, sobre todo, que, a través de la continuación de esta peculiar novela, vayamos visualizando ese real (o potencial) proceso por el cual se cumple la lectura de un texto literario. ¡Eso es genial! En la novela percibimos al autor implícito (no al escritor Calvino), el que habla, dirigirse a un lector que él ha previsto, y que, en definitiva, es quien le da realidad a él como autor, pues es quien lo "lee".


Escher - Hand with Reflecting Sphere.jpg
"Hand with Reflecting Sphere" (1935), de M. C. Escher - Fuente


No sé si podrán sentir la fascinación lectora que produce esta singular novela de Calvino.

Trataré de dar algunas citas de ella, cautivante por su complejidad lúdica y por la profundidad conceptual que la anima. Solo citaré de la parte I y de la siguiente.

Estás a punto de empezar a leer la nueva novela de Italo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Concéntrate. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto.

La novela comienza en una estación de ferrocarril (…) una nube de humo esconde parte del primer párrafo.(…) hay alguien que está mirando a través de los vidrios empañados (…) Son las páginas del libro las que estásn empañadas como los cristales de un viejo tren, sobre las frases se posa la nube de humo.

Soy una persona que no llama nada la atención, una presencia anónima sobre un fondo aún más anónimo, y si tú, lector, no has podido dejar de distinguirme entre la gente que bajaba del tren y de seguirme en mis idas y venidas entre el bar y el teléfono es sólo porque me llamo "yo" y esto es lo único que tú sabes de mí, pero ya basta para que te sientas impulsado a transferir una parte de ti mismo a este yo desconocido.


Referencias:

Calvino, Italo (1993). Si una noche de invierno un viajero. España: Ediciones Siruela.
https://es.wikipedia.org/wiki/Italo_Calvino
https://es.wikipedia.org/wiki/Si_una_noche_de_invierno_un_viajero

Nota: Wikipedia facilita un enlace con el texto completo en pdf de Si una noche de invierno un viajero (ver aquí).



Vector separador.jpg


Gracias por su lectura.


Gif diseñado por @equipodelta



0
0
0.000
11 comments
avatar

¡Oh! Magnífico, ya me voy a buscar el enlace. Yo conocí a Calvino tiempo después de salir de la universidad, nunca entendí por qué. Lo hice con El Barón rampante, que conforma trilogía con El vizconde demediado y El caballero inexistente. Yo quedé absolutamente cautivada con su historia y su forma de narrar. Me causa muchísimo entusiasmo leer este texto que citas, además siempre me han encantado los autores que juegan con el lector y que colocan en él en parte del trabajo de construir la historia.
Gracias por la reseña, muy buena, como siempre.
Te mando un abrazo amigo @josemalavem, siempre es grato leerte.

0
0
0.000
avatar

Esas primeras novelas de Calvino las leí, pero con Si una noche un viajero.. se alcanza casi el climax. Ya leerás lo que digo en el próximo post, ya publicado al momento de responderte. Un abrazo, querida @isaomaroon.

0
0
0.000