Cambiar las quejas por la gratitud | Una práctica saludable en la vida

En diferentes momentos de mi vida, siempre reflexiono sobre que tan agradecido he sido con la vida que tengo y todo lo que esta a mi alrededor. Nunca me ha gustado compárame con nadie, cada persona lleva vidas diferentes y si son felices, no hay nada que comparar. Pero el ser una persona agradecida por las cosas que tengo es una reflexión que en diferentes momentos ha llegado a mí, principalmente cuando visito a otras personas, que son felices, pero no tienen todo lo que quizás quieren y que yo tengo.


Imagen de stark8 en Pixabay

Hace unos cuantos años atrás, como 7 años, tuve la oportunidad de estar en una zona de la gran Caracas donde las personas no viven con las mejores comodidades del mundo. No mencionaré la zona, pero es de esas donde viven en la montaña. Duré 4 meses andando entre esas personas y hay muchas lecciones de vida que pude aprender, lecciones que de alguna u otra forma me refinaron. Por un momento las había olvidado, no por ser mal agradecido, sino que el ritmo de vida muchas veces te hace olvidar esas cosas.

Recordé todo esto, ya que el día de ayer vi algunos videos que me recordaron algunas zonas donde estuve y fue difícil no transportarme a esa época y pensar en aquellas personas que de alguna u otra forma me dieron lecciones de vida y que me hacen ser aún más agradecido en este tiempo, pero claro, no es que no sea una persona agradecida, siempre lo he sido, pero a veces dejamos de lado pequeñas cosas que son importantes. Al final de te dejo los videos, por si lo quieres ver.


Imagen de Pixabay

Recuerdo cuando caminaba entre las calles empinadas y visitaba el hogar de las personas, notaba la amabilidad con que me trataban y en su mayoría, la limpieza y ordenada que tenían las casas. En aquel entonces, el servicio de agua les llegaba 2 o 3 veces por semana, pero solo un par de horas. Cuando llegaba el servicio, se ponían de acuerdo para lavar hasta las calles, lavar la ropa, limpiar la casa y recoger agua. En ningún momento llegué a escuchar quejas, tampoco que estaban conforme con eso, pero de alguna forma no se sentía un ambiente hostil, diferente a la actualidad cuando se va el servicio y automáticamente comenzamos a quejarnos y esto sin incluir a las pernas que solo tenían opción a recoger el agua de lluvia.

No me mal entiendas, todos merecemos tener servicio constantemente y sin fallas, pero no quiero caer en política sino mas bien hacer una reflexión sobre la actitud que tenemos con las cosas que disponemos actualmente. También recordé lo difícil que era tener Internet en esa zona, comunicarse era todo un problema. Había que bajar media montaña para poder llamar o tener un equipo de esos fijos inalámbricos. Otro aspecto curioso es que en esos 4 meses no recuerdo haber escuchado a alguien quejarse porque no podían realizar una llamada o porque se iba el servicio de Internet.


Imagen de lukasbieri en Pixabay

Yo recuerdo que con mi anterior proveedor de Internet era muy infeliz, me la pasaba quejándome constantemente y eso poco a poco me estaba enfermando, pero cuando estuve en aquella zona, no tienen idea cuanto valoraba el servicio de Internet que tenía en casa, aun cuando se fuera o fuera lento, era más el tiempo que podía estar conectado que incomunicado. Esto también me lleva a otra reflexión, la felicidad de los niños.


Imagen de sasint en Pixabay

Los niños de hoy quieren pasar todo su día viendo videos y jugando en una Tablet o teléfono. Dependen de alguna forma de estar conectados a Internet y poco a poco se les ha olvida lo básico de ser niños, salir a jugar y divertirse como niños que son. Recuerdo ver a los niños jugar con cualquier cosa, sonreír, gritar y de alguna forma disfrutar de lo mucho o poco que tuvieran, sin envidia o malicia. No quiere decir que no aspiraban a tener mejores cosas, pero se les veía felices por lo menos en el momento en que salían a jugar. Muy diferente a unos niños que vi recientemente, todos sentados afuera de una casa con sus equipos electrónicos y con cara de tristeza porque se había ido el Internet y no sabían que hacer.


Imagen de StockSnap en Pixabay

Podría seguir mencionando muchas cosas, realmente todo lo que vi y viví, me enseño a valorar las cosas que tenia en casa y todas las comodidades. Y esto no es algo que he aprendido únicamente por haber vivido ese tiempo allá, en una zona donde había muchos damnificados por deslaves de tierra, lo he aprendido durante mi vida al visitar a personas y servirles. Cuando visitas a alguien y le ayudas con sus dificultades, de alguna forma te das cuentas que por lo que te quejas, realmente es nada comparado con lo que viven otras personas y mas aun cuando no escuchas a esas personas quejarse.

Ser agradecidos y la actitud que tomemos en la vida, es tan importante y hará que las cosas sean mejores. No va a cambiar las situaciones, pero si va a permitir que veamos las cosas desde otro punto de vista y sigamos adelante. Arriba mencionaba que vi dos videos, son dos videos de dos jóvenes que estuvieron compartiendo con los niños en Petare, uno donde llevan alimentos y otro donde comparten enviando deseos. Fue algo que de una u otra forma yo pude ver y vivir en otra localidad y son cosas que te marcan la vida, te dan otra perspectiva y te enseñan a ser agradecidos.


Imagen de Myriams-Fotosde Pixabay

Con todo esto no digo que hay que ser conformistas, con estudios, trabajo arduo y dedicación, podemos cambiar nuestras circunstancias, pero si somos agradecidos y valoramos las cosas que tenemos actualmente, desarrollamos una mejor actitud en ese transitar hacia seguir labrando una mejor calidad de vida. Si te sientes agotado, cargado de quejas, te invito a que ayudes a otra persona, da tu tiempo y recursos a una persona que los necesite y veras como tu actitud cambia por completo.





0
0
0.000
4 comments
avatar

Amigo totalmente de acuerdo contigo! El ser agradecido es como una medicina al alma! Cuando miramos a nuestro alrededor podemos ver qué muchas personas pasan y viven por situaciones que al colocar en una balanza podemos decir nosotros: "Somos Reyes"
Gran escrito, mostremos siempre una buena aptitud, que hoy tenemos muchas cosas para ser agradecidos. Saludos...

0
0
0.000
avatar

Es así, por eso a veces cuando ayudamos a otras personas, nos damos cuenta de como estamos. ¡Gracias por pasas!

0
0
0.000