La alegría llega por la web | Joy comes through the web [ESP/ENG]

avatar

PORTADA2-M.jpg



La Nonna tiene 82 años, llegó a Venezuela en el 55, en los años de Pérez Jiménez. Estaba harta de la eterna pobreza heredada de la guerra. En sus ratos libres leía con afán las cartas enviadas por paisanos que tenían pocos años en nuestro país. En ellas les hablaban de paisajes de gran belleza, de gente amable y de numerosas oportunidades para todos…

El amor y las ansias de aventuras hicieron lo demás. Fue así que cuando su amado Enrico, cuatro años mayor que ella, le propuso venirse con él a esta Tierra de Gracia, no lo pensó dos veces, y partió en un largo viaje sin retorno desde su pequeño pueblo en el Sur de Italia.

Me cuenta la Nonna que los primeros años fueron duros, el idioma era una barrera que resultaba infranqueable. Unos amigos los ayudaron a establecerse como ayudantes en una pequeña finca cercana a las riveras del Lago de Valencia, en tierras aragüeñas.

Ya para los setenta habían hechos progresos suficientes como para comprar una casa y establecer un pequeño negocio familiar en el Norte de Maracay. Sus hijos estudiaron y tres de cuatro lograron sus títulos universitarios, un orgullo que la Nonna no se cansa de mostrar.

asteriscos.png

—Para aquel entonces la comunicación era casi imposible, la telefonía era difícil y el correo se tardaba meses. Con dolor uno veía como la familia se iba quedando solo en el recuerdo... Me comenta la Nonna en una lengua donde a veces le cuesta encontrar la palabra correcta en español; desde que llegó nunca quiso dejar ir su italiano original.

La emigración siempre ha sido un trance difícil, pero es indudable que en los primeros tiempos de la Nonna el desarraigo castigaba con más fuerza. Sin comunicarse con los seres queridos las penas se hacen más pesadas, no hay palabras de aliento, no hay sonrisas relajantes, no hay la voz que alivie el desánimo.

indi2-550.jpg

A la Nonna también le ha tocado su parte en el drama de la emigración de los venezolanos. Dos de sus nietos decidieron aprovechar las facilidades de su descendencia europea para radicarse en el viejo continente, allí han tenido hijos que la Nonna solo ve por la pantalla del celular.

— Los niños están grandes, me dice en una de las tantas tardes en que paso a dejarle un saludo.

—Esto del Internet es una maravilla, puedo hablar con los nietos y los niños; a cada rato me mandan fotos y videos, todo el tiempo sé de ellos. Prosigue con su amplia y reposada sonrisa.

Le comento que yo también veo a mis hijos y mis nietas por Internet. Le cuento que mi hija ha comenzado en España un Máster en Psicología. Le doy detalles: que la Universidad le queda lejos, que se tarda dos horas para llegar en autobús, que tuvo que adquirir una gran deuda para pagar la matrícula. Y no deja de asombrarse cuando le digo que de su casa a la parada del bus se va en bicicleta, y que se la guardan hasta que llega de regreso. — No puede ser, esa gente si inventa.., me dice en medio de una carcajada…

indi3-550.jpg

En nuestro país tenemos un dicho un poco cruel: “Mal de muchos consuelo de tontos”. Somos muchos los que en estos momentos vivimos la alegría de ver por las pantallas de los dispositivos electrónicos a los nuestros que están lejos, nos sentimos contentos cuando podemos hablar con ellos y hasta participar en vivo de sus actividades cotidianas. Es verdad que la presencia, el tacto y el olfato son insustituibles en las relaciones afectivas. Pero nos está tocando ser testigos de una nueva sensibilidad, la que nos llega por los intrincados caminos de la web.

Los tiempos cambian, la gente se mueve hoy más que nunca, las relaciones humanas se reformulan. Unos dicen que para mal, no sé. El caso es que es una nueva realidad con la que nos toca convivir y sacar de ella el mayor provecho posible…

Gracias por tu tiempo.

Logo de GEMS propiedad de la comunidad.

cinti 800x20.jpg

TITULO INGLES.jpg

La Nonna is 82 years old, she arrived in Venezuela in the year 55. She was fed up with the eternal poverty inherited from the war. In her spare time she read with eagerness the letters sent by her fellow countrymen who had been in our country for a few years. In them they spoke of beautiful landscapes, friendly people and numerous opportunities for all...

Love and the desire for adventure did the rest. So when her beloved Enrico, four years older than her, asked her to come with him to this Land of Grace, she did not think twice, and set off on a long journey of no return from her small town in Southern Italy.

Nonna tells me that the first years were hard, the language was an insurmountable barrier. Some friends helped them to establish themselves as assistants on a small farm near the shores of Lake Valencia, in the lands of Aragua.

By the seventies they had made enough progress to buy a house and establish a small family business in the north of Maracay. Their children studied and three out of four achieved their university degrees, a pride that the Nonna never tires of showing.

asteriscos.png

-At that time communication was almost impossible, telephony was difficult and mail took months. It was painful to see how the family was becoming just a memory.... Nonna tells me in a language where sometimes it is difficult for her to find the right word in Spanish; since she arrived she never wanted to let go of her original Italian.

Emigration has always been a difficult experience, but there is no doubt that in Nonna's early days the uprooting punished more severely. Without communication with loved ones, sorrows become heavier, there are no words of encouragement, no soothing smiles, no voice to soothe the discouragement.

indi2-550.jpg

The Nonna has also had her share in the drama of the emigration of Venezuelans. Two of her grandchildren decided to take advantage of the facilities of their European descent to settle in the old continent, where they have had children that Nonna only sees through the cell phone screen.

  • The children are grown up, she tells me on one of the many afternoons when I stop by to leave her a greeting.

-This Internet is a marvel, I can talk to the grandchildren and the children; they send me photos and videos all the time, I hear from them all the time. He continues with his wide and relaxed smile.

I tell her that I also see my children and granddaughters on the Internet. I tell her that my daughter has started a Master's Degree in Psychology in Spain. I give her details: that the University is far away, that it takes two hours to get there by bus, that she had to take on a large debt to pay the tuition. And he is amazed when I tell him that he rides his bicycle from his house to the bus stop, and that he keeps it until he gets back. - That can't be, those people do invent," he says to me with a laugh....

indi3-550.jpg

In our country we have a rather cruel saying: "Mal de muchos consuelo de tontos". There are many of us who at this moment live the joy of seeing through the screens of electronic devices those of us who are far away, we feel happy when we can talk to them and even participate live in their daily activities. It is true that presence, touch and smell are irreplaceable in affective relationships. But we are witnessing a new sensibility, the one that comes to us through the intricate paths of the web.

Times are changing, people are moving today more than ever, human relationships are being reformulated. Some say for the worse, I don't know. The fact is that it is a new reality with which we have to live and make the most of it ...

Thank you for your time.

Translated with www.DeepL.com/Translator (free version)
separador verde.jpg

Todos tus comentarios son bienvenidos en este sitio. Los leeré con gusto y dedicación.

Hasta una próxima entrega. Gracias.


MARCA LIBRO POSTALdef-sombra-m.jpg

Las fotos, la edición digital y los Gifs son de mi autoría.


separador verde.jpg


banner delfin cumpleaños-500.png

separador verde.jpg

No te olvides de votar @cervantes como witness en esta página:

https:/wallet.hive.blog/~witnesses

Te invito a apoyar este proyecto como witness y a formar parte de esta gran comunidad uniéndote a su Discord en el siguiente enlace:

Discord de la comunidad Cervantes

separador verde.jpg

lOGO gEMS.jpg







0
0
0.000
8 comments
avatar
(Edited)

Bello tu post y que orgullo con nuestra niña 😍. Si, la tecnología es una bendición en estos tiempos de separación física, la verdad es que alivia y alegra el poder conversar, verlos y captar sus estados. Saludos

0
0
0.000
avatar

Es muy gratificante poderse comunicar en cualquier momento. De otro modo sería muy triste. Muchas gracias por la visita y el comentario, estimada @damarysvibra. Abrazos.

0
0
0.000
avatar

Saludos amigo @irvinc la tecnología hoy en día ha sido un gran medio para poder comunicarse con los familiares que se encuentren en otras partes de nuestro planeta.

0
0
0.000
avatar

Así es, estimado @cetb2008, permite comunicarse y ayudarse. El internet ha mejorado la calidad de vida. Muchas gracias por la visita y el comentario. Bendiciones para la familia.

0
0
0.000