Y un día el mundo cambió


Fuente

 

Un día el mundo cambió y no lo hizo porque un hombre de una potencia mundial enloqueció y apretó un botón, ni cambió porque un meteorito impactó sobre el planeta tierra como se cree que pasó hace millones de años y desaparecieron los dinosaurios.

Cambió porque un diminuto e invisible virus que apareció quien sabe por qué razón comenzó a matar gente convirtiéndose en pandemia.

Y entonces los mercados del mundo cayeron estrepitosamente y las luchas por el poder dejaron de ser importantes porque lo importante no era lo imprescindible.

Los tiempos se acortaron.

El calentamiento global, el descongelamiento de glaciares y la desforestación, la contaminación de mares, ríos y el aire que respiramos por cuestiones que seguramente traerían graves problemas a la humanidad dejaron de ser una discusión entre ambientalistas y poderosos.

Ahora la gente moría por un virus que no reconocía poderosos y famosos de quienes no lo eran.

Y ahora la naturaleza nos decía a todos los humanos que no somos los dueños del planeta, que apenas podemos sobrevivir en él, siempre y cuando no antepongamos lo importante a lo imprescindible



0
0
0.000
2 comments