Relato: Viaje a la Montaña de Sorte

avatar

Hola mis amigos de Hive, generalmente me gusta crear cuentos de susto y espantos y casi siempre dedicado a niños y cosas así muy sencillas pero, les cuento que esta historia es un hecho de la vida real y no saben lo atemorizada que estoy por publicarla, pero le prometí a la persona que me conto que le haría esa publicación y bueno aquí se las traigo. En esta oportunidad solo les presentare la primera parte porque es muy extensa y posteriormente iré publicando la continuación.

Viaje a la Montaña de Sorte

Fuente

Domingo un día cualquiera para descansar de una semana de mucho trabajo en las Oficinas del Correo de Caracas como mecanógrafa, son casi las 9:00 am y no quiero salir de la cama, unos cuantos días de descanso por Semana Santa me esperan, voy a la sala de la casa y veo a mi madre Esperanza que se está arreglando para ir a casa de mi abuelo Ángel.

Mi madre al verme medio despeinada me pregunta:

¿Ana vamos a visitar a papá hoy?

Yo le digo:

¿Bueno si esperas a que me bañé?

Si dale te apuras que ya es tarde y papá ya debe estar esperando.
Mi abuelo Ángel era un hombre muy tranquilo y con un carácter fuerte, amantísimo al béisbol; entrar a su cuarto era como entrar a más 50 años de historia del béisbol; era como entrar a un museo del salón de la fama, camisetas, banderines, fotografías toda una escena, sumado a que jugó a un nivel profesional con el equipo de los Navegantes del Magallanes cuando era muy joven.

¡Bendición abuelo!!, seguido un abrazo lento con olor a jabón, las llaves y un poco de café recién colado!! 'Dios te bendiga hija' y ¿que te trae por aquí? yo realidad tenía mucho tiempo sin ir a verlo y le dije; bueno, abuelo eres mi único abuelito lindo y quería venir a verte él respondiendo con un tono muy sarcástico; siii claro cualquiera te puede creer... bueno está bien así me ayudas a ordenar unas cuantas cajas que hay en ese armario, ya mi cintura no me da para doblar... pero abuelo porque mover cosas que están quietas y bien acomodada .... ay mija es que llevo varias noches escuchando mucho ruido en esas cajas y creo que es un ratón!!!, ratóoooon abuelo no yo prefiero ordenar todas esas tarjetitas de jugadores que tienes sobre la mesa. ¿Cuántas tarjetas hay aquí abuelo?, me dice sonriendo, ¡si quiere cuéntales! Son más de quinientas abuelo y ¿quiénes son todos esos?, dice mi abuelo! Bueno, Ana son unos jugadores muy buenos mira esos!, señalando un grupo en la esquina de la mesa, -son jugadores de los Leones, el Caracas de los años 70 fueron unos tremendos jugadores, -bueno, allí arriba en la pared están los de los Magallanes de la 88 y 89 fue una muy buena temporada mija, aquí están las Aguiluchas del Zulia de los 80 y de los 90. ¡Ay abuelo no te metas con mi equipo, mira que tu barco de vez en cuando se hunde!. Él responde ¡no mija los Magallanes siempre ha tenido buenos jugadores!.



Fuente

Pasado el tiempo y buenas conversaciones con mi abuelo recordando sobre todo cuando él jugaba en sus tiempos de oro se recuerda nuevamente de las cajas y me dice ¡bueno, vamos a acomodar las cajas! ¡Bueno abuelo, está bien! Empezamos a sacar las cajas y había una caja con algo muy extraño dentro; eran los collares más raros que había visto y le pregunto: ¿abuelo que es esto? El de inmediatamente me dice deja eso niña te puede dar piquiña... y suelta una larga risa entre sus movedizas chapas dentales.

Fuente

Ana ven siéntate aquí en la cama, te contaré como llegaron esos collares aquí. ¿Te gustan las historias de espantos? Si abuelo cuéntame... bueno has escuchado hablar de la Montaña de Sorte?, no mucho abuelo ... Bueno de allá vienen... en estos tiempos de Semana Santa la montaña debe estar muy visitada.
Cuando yo tenía más o menos 15 años me fui a Valencia a una academia de béisbol llamada D' Lima Sport, nos hacían unos entrenamientos fuertes de mucha disciplina yo era muy constante con mis ejercicios y se me desarrollaron unos músculos notables en todo mi cuerpo y bueno, pues llamaba la atención de muchas jovencitas, había una muchacha llamada Yeraldin, cerca de la casa donde yo vivía en el Municipio Guacara Estado Carabobo, ella quería ser mi novia a juro, ¡que por qué ella era brava!, y yo le dije que no quería estar distraído con nada porque yo estaba dedicado a mis entrenamientos y mi meta era firmar en un equipo de béisbol organizado, bueno ella dejó la insistencia y solo se asomaba por el ciclón del estadio cuando estaba practicando.

Fuente

Pasa el tiempo y un día empiezo a sentirme un poco cansado, todos los días cansado, las piernas me dolían mucho no podía ni trotar medio kilómetro, el agotamiento era inexplicable, como a los tres días eran ya las cinco de la mañana y quise levantarme como acostumbraba todos los días para salir a trotar, pero se me hizo imposible levantarme de la cama, sentía mucho dolor de la cintura para abajo y no podía bajar los pies para caminar estaba postrado en la cama, me pasaban muchas cosas por la mente ¿será que se me arruino el sueño de firmar?, ¿ya no caminaré más nunca?, era inexplicable lo que pasaba no reaccionaban mis piernas, hasta que vino Néstor un amigo y vio como yo estaba y me dijo estas palabras ¿Ángel tú crees en brujería? Yo me atemoricé un poco y le dije ¡no en eso no creo, pero de que vuelan vuelan!, mijo vamos aprovechar estos días de Semana Santa para que salgamos de tus dolencias, mañana tempranito te alistas para que hagamos un viaje, ¿viaje a donde le pregunté? Me dijo a la Encantada Montaña de Sorte.
Bueno, de inmediato me imaginé fantasmas andando por todos lados, pero no fue así, fue más espeluznante la cosa.

Eran las 3:00 am y Néstor pasó por mí en el carro donde viajaríamos y una silla de ruedas para poderme movilizar, el dolor que sentía en la cintura era semejante a un clavo enterrado en la columna. De tanta insistencia de mi amigo accedí a viajar a esa montaña del Sorte. En la vía le iba preguntando ¿Dónde queda esa montaña? ¿Cómo me quitarán esto que tengo allá?.
Era tanta la curiosidad de saber tantas cosas, que Néstor me decía calma, verás que estarás bien y te quitarán lo que tienes a lo que lleguemos allá; ¡¡ah y Sorte queda en San Felipe Estado Yaracuy!!.
Entre varias conversaciones durante el viaje de algunas horas; por fin llegamos al Estado Yaracuy. En la entrada del Estado, me llama la atención una estatua de un animal llamado "LA DANTA" y encima de ese animal estaba una mujer con cabellos largos. Y le pregunté a Néstor: ¿Y esa estatua que significa? ¿Quién es esa mujer que está arriba de ese animal?... ¡Néstor me responde: esa mujer es María Lionza!! Esa mujer encima de ese animal representa mucho para este estado por sus milagros realizados a todas las personas que visitan la montaña del Sorte.
La intriga y curiosidad me seguía alimentando por saber más de esa montaña...
Hasta que minutos más tarde llegamos a la montaña del Sorte, donde según Néstor me iban a curar este dolor tan terrible que se estaba apoderando de todo mi cuerpo.

Fuente

Al bajar del carro se podía observar cientos de personas que estaban en la montaña desde días atrás, tenían carpas, fogones y demás, así como nosotros también íbamos llegando cada vez más y más personas; muchas devotas a María Lionza y otras personas iban al igual que yo buscando curas de sus males y otras buscando solución a sus problemas.
Yo pensaba que era una montaña normal que uno podía visitar como un turista. ¡Pero no!!! Me había equivocado. Néstor me explicó cómo era todo allí, que para poder entrar a esa montaña tenían que pedirle permiso a María Lionza... y yo, pues, ¿cómo pedir permiso a un muerto?.

Fuente

Si señor... había que ir a la entrada de la montaña a una casa donde aparentemente estaba el espíritu de la Señora María Lionza, pero antes debíamos comprar cosas para el recorrido y las distintas actividades que allí realizaban. Tabacos, collares, estampitas, esculturas, velones de diferentes colores, ramas curativas y Ron, eran algunas de las cosas que debíamos comprar para hacer los rituales curativos, según Néstor, y todas estas cosas las vendían en los quioscos que estaban en el pie de la montaña.
Ya con todas las cosas compradas entramos al altar donde está María Lionza, Néstor me da un tabaco para que lo fumara y allí debía pedirle permiso a María, pero yo no iba a fumar por Dios si eso nunca me había gustado y le dije que fumara él por mí y si así lo hizo él prendió aquel tabaco y se puso blanco y según ya allí nos habían dado el permiso para subir a los portales; que era los lugares donde realizaban cada uno de la concentración con los del más allá. Bueno, allí se me iba poniendo la piel de pollo. Ya estábamos instalados en los espacios donde dormiríamos en las carpas, había mucho frío, pero veo que Néstor pasó toda la noche fumando tabaco.
Fuente

Al día siguiente me dice Néstor, hoy te toca a ti la consulta... yo aún extrañado, ¿quién venía a revisarme? Néstor me dice: ven intenta pararte aquí y empezó a fumar tabaco y el tabaco se puso negro y se rompió en varias partes, él al ver como se ponían las cenizas del tabaco me dijo ¡hay una mujer de cabellos ondulados, de piel Blanca, baja de estatura, te monto un trabajo de santería con un muñeco de tela relleno, vestido de pelotero, para hacerte daño y ese muñeco tiene enterrado un alfiler a la altura de la cintura!, yo quedé con la boca abierta y se me estremecía todo el cuerpo yo enseguida recordé las características y me vino a la mente a Yeraldin, de inmediato cuando ya supieron el porqué de mis dolencias, me metieron en una quebrada y me bañaron con algo que se llamaba "Cuerno de Siervo" ese era el olor más asfixiante que podía haber olido en mi vida...

Continuará.

Bueno mis amigos espero les haya gustado, yo no se si logre montar la siguiente parte el terror que le tengo a estas cosas no es normal.... un abrazo hasta pronto.

Final Español: #

Si te ha gustado como escribo te invito a visitar mi [BLOG] (https://hive.blog/@edithb)

Final ingles:#

If you liked how I write, I invite you to visit my [BLOG] (https://hive.blog/@edithb)



0
0
0.000
0 comments