Terapia de un niño para su árbol (Relato) [Es-En]

Hola a todos. Con mucho cariño reciban mi más sincero saludo estimados Hivers. En esta oportunidad quiero compartir con todos ustedes este relato ficticio que espero que les guste y lo disfruten de la misma manera que yo lo hice al escribirlo.

Hello to all of you. With much affection receive my most sincere greetings dear Hivers. In this opportunity I want to share with all of you this fictitious story that I hope you like it and enjoy it in the same way I did when I wrote it.

boy-g8329a9bf7_640.jpg

pixabay by Mojpe

¿Quién dijo que un árbol y un niño no pueden llegar a ser mejores amigos? Esta quizás es una pregunta que no pasa por la mente de un niño, pero que sin duda es una realidad tan única como especial. Antoni es ese niño que día a día refugia sus sueños y sus vivencias bajo la sombra de un hermoso árbol que reside en el patio de su casa. Este se ha convertido en su lugar favorito para jugar, hacer las tareas, un compañero ideal con quien hasta habla en secreto sobre sus miedos y travesuras.

Todos los días después de regresar de la escuela, Antoni con toda prontitud se sienta bajo la sombra de su mejor amigo, el cual parece abrir sus ramas para brindarle el más cariñoso de todos los abrazos. Cada tarde, el tiempo parece detenerse para un niño que al mirar hacia arriba no hace más que admirarse de aquellas flores que adornan la figura de este majestuoso árbol que parece hasta bailar para Antoni al son que toca el viento.

Muchas han sido las cosas que este niño ha aprendido junto a este árbol. En una ocasión, se tuvo que llenar de valor y defender a su amigo ante la idea de su padre de cortar la existencia de este árbol para hacer más espacio en el patio de la casa. Antoni nunca olvidará ese momento en el que, con mucho amor y respeto, salió en defensa ante aquella terrible amenaza que se disipó gracias a la dulce petición de un niño a quien sus padres sabían apreciar.

Pero cierta tarde, justo después de llegar de clases, Antoni se sentó a jugar bajo el árbol y al mirar fijamente hacia arriba, notó como las hojas se desprendían con total alevosía y empezaban a caer de forma continua. Era como si las ramas del árbol estuvieran perdiendo su postura y sus fuerzas, mientras su aspecto empezaba a perder su color y esplendor característico. Era la misma imagen de tristeza que reflejaba este pobre niño al no saber lo que le pasaba a su mejor amigo.

Al día siguiente, Antoni se puso muy triste al ver como su amigo completamente se desprendía de sus hojas y sus ramas, como si ya no quisiera vivir, y su follaje empezaba a caerse a pedazos. Aun en la noche, la desilusión de este niño se asomaba por la ventana buscando una explicación a semejante reacción, quien haría hasta lo imposible por volver a ver florecer a su mejor amigo.

Who said that a tree and a child cannot become best friends? This is perhaps a question that does not cross the mind of a child, but it is undoubtedly a reality as unique as it is special. Antoni is that child who every day shelters his dreams and experiences under the shade of a beautiful tree that resides in the courtyard of his house. This has become his favorite place to play, to do his homework, an ideal companion with whom he even talks in secret about his fears and mischief.

Every day after returning home from school, Antoni promptly sits under the shade of his best friend, who seems to open his branches to give him the most affectionate of hugs. Every afternoon, time seems to stand still for a child who, looking up, can only admire the flowers that adorn the figure of this majestic tree that seems to dance for Antoni to the sound of the wind.

There have been many things that this child has learned next to this tree. On one occasion, he had to take courage and defend his friend against his father's idea of cutting down this tree to make more space in the backyard of the house. Antoni will never forget that moment when, with much love and respect, he defended himself against that terrible threat that was dissipated thanks to the sweet request of a child whom his parents knew how to appreciate.

But one afternoon, just after coming home from school, Antoni sat down to play under the tree and when he looked up, he noticed how the leaves were coming off with total abandon and began to fall continuously. It was as if the branches of the tree were losing their posture and strength, while its appearance began to lose its characteristic color and splendor. It was the same image of sadness that reflected this poor boy not knowing what was happening to his best friend.

The next day, Antoni was very sad to see how his friend was completely shedding his leaves and branches, as if he no longer wanted to live, and his foliage began to fall apart. Even at night, the disappointment of this child peeked through the window looking for an explanation for such a reaction, who would do anything to see his best friend bloom again.

tree-gbfdace3f0_640.jpg

pixabay by Sophie07

Había pasado solo un día y la desdicha de Antoni empezaba a ser más desesperante, y ante una búsqueda desenfrenada dentro de casa, encontró sobre la mesa algo que en solo un instante captó su atención. Era una revista que todas las tardes su mamá leía mientras tomaba el café junto con sus amigas, y fue allí donde Antoni encontró lo que tanto anhelaba bajo un título que decía: “Terapias naturales para una mejor vida”.

“Esto es exactamente lo que necesito para ayudar a mi amigo” –Pensó Antoni con aires de esperanza. Y sin más que esperar, empezó a leer con detenimiento aquella extensa y profunda información. Sabía de antemano que aquello que leía era para mejorar la salud de las personas, pero este niño estaba convencido que todo eso también serviría para curar al árbol y librarlo de su enfermedad.

Y sin más que esperar, Antoni empezó a poner en práctica algunas de esas técnicas que la revista mencionaba. Decidió iniciar con una llamada “Acupuntura”, y según lo que pudo entender, necesitaba insertar agujas en el árbol. “Manos a la obra” –Declaró Antoni. Y con esto, tomó prestado algunos clavos del taller de su padre, y ya con estos en mano empezó a insertarlos alrededor del árbol sin dejar tantos espacios en blanco. “Seguro mañana estarás mejor” –Asintió Antoni con emoción.

Pero lo cierto fue que al día siguiente, el árbol seguía igual, incluso parecía que aquellos clavos en vez de curarlo lo habían herido. Antoni chequeó a ver si había faltado algo en el proceso pero al no obtener un buen resultado decidió cambiar de técnica, y encontró uno parecido al primero pero más específico: “Biopuntura”. Se trataba de hacer inyecciones en lugares específicos, pero esta vez no con clavos sino con las agujas que su madre usaba para coser.

Que decepcionante fue para Antoni ver nuevamente la agonía de un árbol que no respondía a estos métodos. “Quizás odias las inyecciones al igual que yo” –Dijo Antoni. Y después de sacar todas las agujas y clavos del árbol, decidió probar algo para aliviar a su buen amigo a través de un extenso y suave masaje terapéutico, que según la revista, liberaría a su amigo de tanta presión y estrés por las labores del día.

A decir verdad, quien sentía mucha tensión y estrés era este pequeño niño que ya no hallaba que hacer tras varios intentos fallidos. “Hipnosis. ¿De verdad eso servirá?” –Más con dudas que convicción reaccionó Antoni. Pero intentarlo no estaba de más, así que tomando un viejo reloj del abuelo, Antoni se puso frente al árbol, y recordando algo de lo que una noche vio en una película, exclamó:

“¡A la cuenta de tres dejarás de ser un árbol triste y enfermo y serás como antes, tan sano como hermoso! ¡UNO, DOS…. Y TRES!”

Y no pasó absolutamente nada. Así que después de repetir el proceso una y otra vez, Antoni pensó que el efecto era algo retardado. Esperó hasta la siguiente mañana pero se encontró con la misma tristeza de su amigo, pálido y decaído. “Ya no sé qué más intentar” –susurró el niño con total frustración.

Only one day had passed and Antoni's misery was becoming more desperate, and after a frantic search inside the house, he found something on the table that in an instant caught his attention. It was a magazine that every afternoon his mother read while having coffee with her friends, and it was there that Antoni found what he longed for under a title that read: "Natural therapies for a better life".

"This is exactly what I need to help my friend" - Antoni thought with an air of hope. And with nothing more to wait, he began to carefully read that extensive and profound information. He knew beforehand that what he was reading was to improve people's health, but this boy was convinced that all this would also serve to cure the tree and rid it of its disease.

And without further ado, Antoni began to put into practice some of the techniques mentioned in the magazine. He decided to start with one called "Acupuncture", and as far as he could understand, he needed to insert needles into the tree. "Let's get to work," Antoni declared. And with that, he borrowed some nails from his father's workshop, and already with these in hand he started to insert them around the tree without leaving so many blanks. "I'm sure you'll be better tomorrow," Antoni nodded excitedly.

But the truth was that the next day, the tree was still the same, it even seemed that those nails instead of healing it had hurt it. Antoni checked to see if something had been missing in the process but when he didn't get a good result he decided to change technique, and found one similar to the first but more specific: "Biopuncture". It involved making injections in specific places, but this time not with nails but with the needles his mother used for sewing.

How disappointing it was for Antoni to see again the agony of a tree that did not respond to these methods. "Maybe you hate injections as much as I do" - Antoni said. And after removing all the needles and nails from the tree, he decided to try something to relieve his good friend through an extensive and gentle therapeutic massage, which according to the magazine, would relieve his friend of so much pressure and stress from the day's labors.

To tell the truth, the one who was feeling a lot of tension and stress was this little boy who could no longer find what to do after several failed attempts. "Hypnosis. Will that really work?" -More with doubt than conviction reacted Antoni. But trying was not out of place, so taking an old grandfather clock, Antoni stood in front of the tree, and remembering something he saw one night in a movie, exclaimed:

"On the count of three you will cease to be a sad and sick tree and be as you were before, as healthy as you are beautiful! ONE, TWO.... AND THREE!"

And absolutely nothing happened. So after repeating the process over and over again, Antoni thought the effect was somewhat delayed. He waited until the next morning but was met with the same sadness of his friend, pale and drooping. "I don't know what to try anymore," the boy whispered in utter frustration.

rain-g83c60ba0d_640.jpg

pixabay by JuiMagicman

Los intentos fallidos para ayudar a su amigo desesperaban a este pobre niño, quien con mucha molestia quiso desquitarse arrojando la revista a la basura. Pero antes de desecharla por completo, Antoni logró leer en la página final una frase que formaba parte de una propaganda que decía: “El agua es vida”.

Y precisamente fue como agua las lágrimas de Antoni en sus ojos, pues ahora si estaba convencido de que había hallado el remedio para sanar a su amigo. Velozmente buscó un tobo para cargar agua, y aunque el trayecto desde el grifo hasta el árbol era algo largo, Antoni parecía correr cada vez más rápido a fin de llegar y refrescar al enfermo. Durante toda la tarde y hasta parte de la noche estuvo este insistente niño llevando el agua necesaria a fin de salvar a su gran amigo.

Antoni nunca olvidará aquel sábado en la mañana cuando la luz de un claro amanecer reveló un hermoso brillo que dejó al descubierto un colorido renacer en aquel árbol. Era tan grande y especial, como esa sonrisa que no cabía en el rostro de un niño que no paraba de saltar ante la emoción de ese momento. Pasaron el día completo hablando, él junto al árbol, tal como lo hacían en el pasado y como desde entonces jamás volvieron a dejar de hacer.

Aquel inolvidable día se convirtió en un incentivo para Antoni quien ahora profesaba un gran amor por la naturaleza y también por los métodos naturales para ayudar a las personas. Gracias a su investigación conoció una técnica llamada “Sueroterapia” la cual consiste en hidratar y desintoxicar al enfermo. “Probablemente esto fue lo que hice hace mucho tiempo por mí amigo” –Razonó Antoni, quien con el tiempo se convirtió en un estudiante de la medicina natural tradicional, y ahora sueña con algún día llegar a sanar a mucha gente, de la misma manera como ayudó a su fiel amigo.

Antoni aún se sienta bajo los brazos de aquel enorme árbol, que parece agradecerle con alegría lo que su buen amigo hizo por mantenerlo con vida. Este pequeño niño y su amigo el árbol experimentaron la terapia más efectiva que puede existir, la de brindar amor y ayuda en beneficio de los demás.

The unsuccessful attempts to help his friend made the poor boy desperate, and he wanted to retaliate by throwing the magazine in the trash. But before throwing it away completely, Antoni managed to read on the final page a sentence that was part of an advertisement that said: "Water is life".

And the tears in Antoni's eyes were like water, for now he was convinced that he had found the remedy to heal his friend. Quickly he looked for a tap to carry water, and although the journey from the tap to the tree was a long one, Antoni seemed to run faster and faster in order to reach and refresh the sick man. Throughout the afternoon and into the night this insistent boy carried the water needed to save his great friend.

Antoni will never forget that Saturday morning when the light of a clear dawn revealed a beautiful glow that revealed a colorful rebirth in that tree. It was so big and special, like that smile that couldn't fit on the face of a child who couldn't stop jumping at the excitement of that moment. They spent the whole day talking, he by the tree, just as they had done in the past and as they had never stopped doing since then.

That unforgettable day became an incentive for Antoni who now professed a great love for nature and also for natural methods to help people. Thanks to his research he learned about a technique called "Serotherapy" which consists of hydrating and detoxifying the sick person. "This is probably what I did a long time ago for my friend," reasoned Antoni, who eventually became a student of traditional natural medicine, and now dreams of one day healing many people, just as he helped his faithful friend.

Antoni still sits under the arms of that huge tree, which seems to thank him with joy for what his good friend did to keep him alive. This little boy and his tree friend experienced the most effective therapy that can exist, that of giving love and help for the benefit of others.

reading-g46d6f9c58_640.jpg

pixabay by No-longer-here


Gracias por darle vida a mi publicación al dedicarle tu tiempo y atención.

Hasta pronto.


Thank you for giving life to my publication by dedicating your time and attention to it.

See you soon.



0
0
0.000
17 comments
avatar

Me encantó. El amor de Antoni hacia al árbol es muy tierno, y todo lo que hizo, en su inocencia de niño, para poder curarlo fue hermoso. Pensé que la historia iba a tener un final triste, pero me alegra ver que no fue así.

0
0
0.000
avatar

Es un placer para mi que te haya gustado este relato. Muchas gracias por tus sinceras y bonitas palabras que me animan a seguir escribiendo historias como estas. El mayor de los éxitos para ti. Saludos. ☺

0
0
0.000
avatar

El hidratar a la naturaleza, sea la humana o la de las plantas, siempre nos permitirá limpiar y aclarar nuestro ser, un abrazo y de verdad que me gusto esta curiosa historia de amistad :)

0
0
0.000
avatar

Gracias a ti amigo @jesustiano por tu comentario. Agradezco mucho tu opinión para este relato que disfruté mucho al escribirlo. Saludos. ☺

0
0
0.000
avatar

Demasiado espectacular esta conexión entre el árbol y el niño. Me encanta ese corazón tan noble del niño, quien hizo todo lo posible por ayudar a su amigo. Sin duda alguna, los verdaderos amigos son una auténtica bendición.

Te felicito por tu talento y gran creatividad.

Excelente 👏👏👏👏👏

0
0
0.000
avatar

Gracias @abisag por esas palabras tan bonitas. Es muy valioso para mi saber que te agradó esta historia y me alegra que la hayas disfrutado. Saludos y mucho éxito para ti. 😊

0
0
0.000
avatar

Hermoso @cajiro; así es debemos ayudar, dedicar tiempo a nuestros amigos. Un abrazote. Tremenda reflexión.

0
0
0.000
avatar

Gracias a ti @lisfabian por darle más vida a este relato con tu opinion y tus bonitas palabras de corazón. Igualmente un abrazo para ti y mucho éxito con tu trabajo. Saludos y cuidate mucho. 😊

0
0
0.000
avatar
(Edited)

Muy hermosos relato mi querido amigo 🤗 conmovedor. Que bello era Antoni 🥰 sin duda un gran amigo el cual demostró auténtico amor y dedicación. Muy buena reflexión 🤗

0
0
0.000
avatar

La amistad no tiene barreras @beth78. Gracias por tus sinceras palabras y me alegra que esta historia haya sido de tu agrado. Lo mejor para ti con tus trabajos. Saludos. ☺

0
0
0.000
avatar

Me gustó el relato. Sobre todo porque en su ensayo/error encontró lo mejor para su amigo.

Gracias por compartirlo ☀️🌿.

0
0
0.000
avatar

Todo con tal de ayudar a su amigo. Buena reflexion. Gracias @florecitamejias por tus palabras y que tengas éxito en todo. Saludos.😊

0
0
0.000
avatar

Congratulations @cajiro! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s):

You received more than 2750 upvotes.
Your next target is to reach 3000 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Support the HiveBuzz project. Vote for our proposal!
0
0
0.000
avatar

Simplemente, un relato maravilloso. Me has hecho saltar entre emociones. Y mucho más por la expresión de ese amor a la naturaleza.

Gracias por compartir en el Encuentro de Talentos

esta si ET.png

0
0
0.000
avatar

Gracias @geadriana por tus bonitas palabras y me alegra que este relato te haya gustado de tal forma. Y muy feliz fue haber compartido contigo y con todo el grupo de "encuentro de talentos" tan excelente programa anoche. Saludos y mucho éxito para ti. 😊

0
0
0.000