Proudly a motherfucker [ENG/ESP]

avatar
(Edited)


adult-gae2992226_1280.jpg

Fuente

Lo entendí todo anoche. Fue como un destello de luz en medio de una noche sin luna. Como si encendieran un cigarrillo en medio de un callejón vacío.
Entonces, salí corriendo hasta aquí y desde ese momento no dejo de escudriñar en mi cerebro. De intentar alcanzar el recuerdo que se me escapa como un pez antes de ser atrapado.

I understood everything last night. It was like a flash of light in the middle of a moonless night. Like lighting a cigarette in the middle of an empty alley. Then, I ran out here and from that moment on I never stopped searching my brain. Trying to reach the memory that escapes me like a fish before being caught.


Diseño sin título (8).png

Mamá era prostituta. Sí. De esas que se paran en las esquinas antes de encontrar un hombre, probablemente casado, para cobrarle por darle favores sexuales.

Ella era de esas mujeres que la sociedad mira con asco y lástima, pero que los grandes magnates o hipócritas buscan en "momentos de necesidad".

Y mamá, sí, mamá era la mejor de las putas. La más buscada. La más brillante.
La que llegaba a tiempo a buscarme en el colegio, la que ponía comida en la mesa y me hablaba con la claridad con la que más nadie me ha hablado en los 30 años que tengo de vida.

Mamá era transparente. Tanto que, cuando el Sol la atravesaba, su luz te cegaba y enternecía a la vez.

Hasta que la apagaron.

De 68 cuchilladas.

En un hotel.

Y como era puta, nadie buscó al asesino.

Yo tenía 15.

Mom was a prostitute. Yes. One of those who stand on street corners before finding a man, probably married, to charge him for sexual favors.

She was one of those women that society looks at with disgust and pity, but that the great tycoons or hypocrites seek out in "times of need".

And Mom, yes, Mom was the best of the whores. The most sought after. The most brilliant.

The one who was on time to pick me up from school, the one who put food on the table and spoke to me with the clarity with which no one else has spoken to me in the 30 years of my life.

Mom was transparent. So much so that, when the sun shone through her, her light blinded and touched you at the same time.

Until she was extinguished.

With 68 stab wounds.

In a hotel.

And since she was a whore, nobody looked for the killer.

I was 15.


Diseño sin título (9).png

Un año después decidí convertirme en prostituta. No porque el Estado no se hiciera cargo de mí, o porque tuviera talento nato para el oficio.

Sino porque, si nadie iba a hacerle justicia a mi madre, yo lo haría. No importaban los riesgos porque era impulsiva y estúpida.

Así, me sumergí en el mundo de mamá.

Entre el abismo de caer en las drogas y morir en un callejón a diario. Así iba conversando con gente, ganandome confianza entre el gremio de amigas de mamá.

Ellas decían que salió con un cliente nuevo, un hombre bien vestido, con un perfume costoso y anillos en cada dedo.

Que nunca más lo volvieron a ver luego de su muerte.

También me dijeron que ella no lo trató como a alguien extraño antes de subir a su auto.

El hombre misterioso no volvió a aparecer. Parecía como si el mundo se lo hubiera tragado. Así como a mi mamá.

Así como a las preguntas que quería hacerle antes de matarlo de la misma forma en la que ella murió.

Nunca dejé de buscar. Hasta anoche. Hasta el momento en que el clic cambia tu vida.
Así hubiesen pasado 15 años.

Paseaba por la misma avenida de siempre. Con la misma costumbre de mirar de reojo, para ver si alguien se acerca o si un carro viene.

De esa forma, me di cuenta que un hombre me seguía y me volteé. Agarré mi bolso con fuerza, pensando en la navaja que nunca saco. Por si acaso.

Pero, solo se me acercó con naturalidad y con seriedad me preguntó:

"¿Traes fuego?"

"No fumo"

Se rió a carcajadas.

"¿Cuánto por el servicio completo?"

"120 la hora"

Lo analicé de arriba a abajo. Cincuenta y tantos, guapo, probablemente casado y con familia.

Un prototipo normal de cliente normal. Hasta que encenció un cigarrillo y lo vi entre a oscuridad. Hasta que todo cobró sentido de la forma más macabra que pueda haber imaginado nunca.

Por eso, helada acepté la cita. Cogí el dinero y con un escalofrío recorriéndome la columna vertebral, me subí a su auto. Condujo en silencio hasta un hotel y yo metí el dinero en mi bolso, mientras con cuidado sacaba la navaja.

I was walking along the same avenue as always. With the same habit of looking out of the corner of my eye, to see if someone was approaching or if a car was coming. That way, I realized that a man was following me and I turned around. I clutched my purse tightly, thinking about the knife I never take out. Just in case.

But, he just approached me matter-of-factly and earnestly asked:

"Do you bring a light?"

"I don't smoke."

He laughed out loud.

"How much for the full service?"

"120 an hour."

I analyzed him up and down. Fifty-something, handsome, probably married with a family.

A normal prototype of a normal customer. Until he lit a cigarette and I saw him in the dark. Until it all made sense in the most macabre way I could have ever imagined.

So, frozen, I accepted the appointment. I took the money and with a shiver running down my spine, I got into his car. He drove silently to a hotel and I slipped the money into my purse, while carefully pulling out the knife.


man-gb569e9369_1280.jpg

Fuente

Y mientras caminaba detrás de él, por el estacionamiento de un hotel barato, los cabos iban atándose.

Yo solo ataqué. Clavé directo en la yugular y corrí. Corrí mientras lloraba y sentía la ventisca golpearme en la cara.

Mamá no siempre fue puta. Ella era una buena esposa. Tenía una hermosa casa a orillas del mar, un buen esposo y un hijastro.

Hasta que el tiempo pasó, la vida giró en falso y la balanza cedió por su propio peso.

Y un día, al hijastro se le olvidaron los parentescos.

Yo tenía cinco años.

Mamá lo acusó y, el buen esposo, se convirtió en un infierno. La hundió, la dejó en la calle y tuvo que desaparecernos. Mandarnos al extremo opuesto de la ciudad.

No es que nunca hubiera llegado a pensar la posibilidad. Es que nos cambiamos de nombre, de apellido y de hogar.

Pero el mal no olvida. Nunca. Así como yo no olvido el rostro de satisfacción de mi hermanastro.

Ni su sangre en el pavimento, porque yo siempre miro de reojo, por si alguien me sigue.

Y mientras me lanzo por el vacío del puente que nos unió, atajo un último pensamiento: la sonrisa de paz de mi madre cuando por fin nos alejamos de la pesadilla.

And as I walked behind him, through the parking lot of a cheap hotel, the ends were tying up.

I just attacked. I stabbed straight for the jugular and ran. I ran as I cried and felt the blizzard hit me in the face.

Mom wasn't always a whore. She was a good wife. She had a beautiful house by the sea, a good husband and a stepson.

Until time passed, life took a wrong turn and the scales gave way under their own weight.

And one day, the stepson forgot the kinship.

I was five years old.

Mom accused him and, good husband, it became hell. He sank her, left her on the street and had to disappear us. Send us to the opposite end of town.

It's not that I had never even thought of the possibility. It's just that we changed our first name, our last name and our home.

But evil does not forget. Never. Just as I don't forget my stepbrother's face of satisfaction.

Nor his blood on the pavement, because I always look out of the corner of my eye, in case someone follows me.

And as I hurl myself across the emptiness of the bridge that brought us together, I catch one last thought: my mother's peaceful smile as we finally walk away from the nightmare.


Blue Gold Rustic Artisinal Remote Graduation Banner.png

Imágenes diseñadas por mí en Canva / Images designed by me in Canva



0
0
0.000
9 comments
avatar

Excelente trama, excelente estructura la del relato... Me atrapó de principio a fin...

0
0
0.000
avatar

Graciaaas, por leerme y por tus halagos.

0
0
0.000
avatar

Muy bueno este relato , y muy fuerte es algo que atrapa al lector , da ganas de que todo continúe , me encanto leer mientras tu lo decias , sin mas que decir increible

0
0
0.000
avatar

Gracias por leerme. Siempre tan pendiente de mis relatos.

0
0
0.000
avatar

Y lo más triste y real del caso es que en algún lugar del mundo hay historias que son así... Pero que gran poder de creatividad tienes amiga, te felicito 😊

0
0
0.000
avatar

Excelente relato, el sumergirse en ese mundo al final le dio su venganza pero la terminó hundiendo

0
0
0.000