Descripción e importancia de algunas chinches de la familia Reduviidae y el género Stenopoda

avatar
(Edited)

Las llamadas chinches son insectos que forman parte activa del orden Hemiptera y del suborden Heteroptera, estos pueden encontrarse en cualquier parte del mundo y tienen diferentes hábitos alimenticios que varían de una especie a otra. En este sentido, mediante la siguiente publicación se describirá y se resaltará la importancia de un grupo de estas chinches que se encuentran dentro de la familia Reduviidae, un taxón que además de ser muy importante para los ecosistemas también poseen especies que pueden llegar a ser muy nocivas para el ser humano, de esta manera te invito a que continues leyendo este artículo con fines educativos para que conozcas más de cerca a estos insectos.


Automeris cf. jucunda.png

En los sistemas naturales terrestres que conforman nuestro planeta se pueden llegar a encontrar una infinidad de formas de vida que de una manera u otra contribuyen de manera activa en la regulación o el correcto funcionamiento de estos espacios, siendo completamente vital que las poblaciones de componentes bióticos se mantengan en buenos números para evitar posibles desequilibrios ecológicos. Es por esto que, los organismos depredadores desempeñan una función que es primordial para evitar que las poblaciones de otros seres vivos se descontrolen de forma exponencial y se termine por correr el riesgo de un descenso drástico en los números de otras formas de vida, ya sea plantas u animales. Como sabemos, los animales tienen diferentes hábitos alimenticios, por lo que en un determinado espacio encontraremos individuos que se alimentan de plantas, desechos y también están los que se alimentan de forma genérica de otros animales vertebrados e invertebrados, siendo los artrópodos un filo taxonómico que abarca a ejemplares que llegan a tener cualquiera de los hábitos ya mencionados anteriormente, teniendo estos puntos muy valiosos como fácil reproducción y sobre todo una excelente adaptabilidad ante los cambios, de manera que, el valor que estos tienen dentro de los ecosistemas es vital, ya que además de dar sus contribuciones ecológicas, también serán la fuente de alimento para otros animales.

En el filo Arthropoda y la clase Insecta, se encuentra uno de los grupos de hexápodos más numerosos de todo el planeta, este se conoce a nivel científico como Hemiptera. Este grupo de insectos es de los más diversos que se pueden observar en los espacios naturales y en los antropizados (alterados por el humano); su diversidad es tan marcada que sus miembros tienen una amplia variedad de fuentes de alimento, pero esto es algo que depende de las especies, ya que en su mayoría son de hábitos fitófagos, es decir, se alimentan de plantas. Sin embargo, las dietas vegetales de muchos de ellos no se inclina ante una especie de planta en particular, sino que pueden sustraer los aminoácidos que necesitan para sobrevivir de distintas plantas, siendo por este motivo muy destestadas en los agroecosistemas. A su vez, las especies depredadoras de este orden se encuentran en su mayoría dentro del suborden Heteroptera, este taxón es el que mayor diferencias estructurales tienen cuando se compara con los demás subordenes de hemípteros, lo que permite poder tener una aproximación taxonómica con una simple observación superficial. La principal diferencia apreciable en los heterópteros yace en la composición de sus alas anteriores, ya que estas piezas empleadas para el vuelo tienen la parte basal con una capa endurecida, mientras que la otra parte (distal) continua manteniendo su composición membranosa, el resto de hemípteros como los de subordenes Sternorrhyncha y Auchenorrhyncha el par de alas son completamente membranosos, además muchos heterópteros (chinches) poseen un mecanismo de defensa muy particular, el cual se basa en la producción de compuestos que estos pueden liberar al sentirse amenazados, generándose un desagradable olor que en muchas ocasiones puede adherirse a cualquier superficie impregnándolas de este fuerte olor. Es importante hacer la acotación de que no todas las chinches comparten este mecanismo de defensa, pero una gran parte de ellas si que cuentan con esta llamativa habilidad.


Automeris cf. jucunda (1).png

Por otro lado, las chinches más conocidas en el mundo terminan siendo las de la familia Pentatomidae, pues, son especies que se encuentran con frecuencia sobre distintas plantas como las del jardín, por ende, es muy común que cuando se realicen las respectivas labores de mantenimiento de estas áreas verdes, estos insectos comiencen a volar de un sitio a otro despidiendo su desagradable olor, además son plagas de importancia dentro de cualquier agroecosistema. Asimismo, otra peculiar y conocido grupo de heterópteros es el que compone a la familia Coreidae, sobre estos ya tengo varias publicaciones en mi perfil. Estos hemípteros se caracterizan por ser generalmente mucho más grandes que las chinches apestosas (pentatomidae), sus patas son largas y en algunas de estas extremidades tienen modificaciones que les dan cierta apariencia con las estructuras vegetales de las plantas, por lo que pueden pasar desapercibidas gracias a dicha herramienta biológica de camuflaje, no todas cuentan con estas modificaciones, también algunas producen compuestos olorosos y todas son de hábitos fitófagos, siendo este un punto en contra cuando las relacionamos con las actividades que desempeña nuestra especie (agricultura).

Ahora bien, con mucha frecuencia suelo recibir consultas sobre la aparición de ciertos insectos dentro de viviendas y, por el desconocimiento de las personas, estas entran en pánico al pensar que el artrópodo que ven pueda tener cierto peligro, sobre todo si hay niños presentes. Esto es muy normal y no es algo que esté mal, ya que la vida se trata de sobrevivir; sin embargo, el problema viene cuando se aniquila todo lo que entra en casa sin saber si lo que vemos conlleva cierto peligro o si es beneficioso. De esta manera, hace unos días recibí la consulta de un familiar sobre un insecto que encontró en la habitación de su hijo, su preocupación se daba porque el insecto era muy similar a un chipo, besucona o vinchuca como suelen ser vulgarmente conocidos algunos miembros de la subfamilia Triatominae, a los cuales se les hace mucha publicidad en varios países de América por ser potenciales vectores y los causantes de la patología denominada mal de chagas. Su preocupación lo trajo hasta las puertas de mi casa con el insecto en un recipiente, al verlo pude despejar sus dudas al indicarle que el ejemplar que tenía en sus manos no era de la subfamilia Triatominae y por lo tanto, no se trataba de un "chipo", pero si estaba relacionado con él porque este pertenece a la misma familia de chinches conocida como Reduviidae, en donde también se ubican los triatominos por esto tienen cierta similitud.


Automeris cf. jucunda (3).png

La familia del orden Hemiptera que más tiene ejemplares depredadores es la Reduviidae, esta tiene más de 6.000 especies repartidas en unas 22 subfamilias. Los hábitos alimenticios de estos ejemplares suele ser generalista, es decir, que pueden alimentarse de muchos tipos de artrópodos que encuentren a su paso, pero los miembros de la subfamilia Triatominae (chipos o vinchucas) son hematófagas, por lo que buscan de manera frecuente la sangre de vertebrados para sobrevivir, siendo el humano una de sus fuentes de alimento. De igual manera, el resto de especies de esta gran familia actúan como controladores biológicos de diferentes especies de artrópodos, teniendo algunas especies una destacada atracción hacia un determinado tipo de invertebrado, por ejemplo, algunos ejemplares de la subfamilia Ectrichodiinae pueden alimentarse de miriápodos como mil pies o ciempiés, otras de la subfamilia Salyavatinae son depredadores frecuentes de termitas, mientras que el resto de estas chinches pueden controlar diversas plagas que actúan sobre los cultivos, siendo por este motivo muy beneficiosas dentro de los agroecosistemas.

Como dato extra, en mi familia existe una anécdota muy fuerte sobre la muerte de uno de nuestros miembros a causa de esta patología conocida como mal de chagas, el afectado era frecuentemente picado por algunos insectos de la subfamilia Triatominae mientras dormía, él se daba cuenta porque aparecían sobre su cama y por las picaduras que presentaba sobre su cuerpo; sin embargo, nunca le dio importancia. Con el pasar de los años su estado físico fue mermando de manera progresiva, se cansaba con relativa facilidad y al ir a un centro de salud le diagnosticaron la enfermedad, pero ya era muy tarde y su corazón tenía un tamaño anormal producto de la enfermedad, lo que le generaba complicaciones cardíacas. Por este motivo existe cierta fobia en mi familia hacia insectos que se le asemejan a los triatominos.


Automeris cf. jucunda (2).png

El insecto de las fotografías no es miembro de la subfamilia Triatominae, pero si integra a la familia Reduviidae como los triatominos. Este particular ejemplar forma parte de la subfamilia Stenopodainae la cual hace referencia al nombre del género al que pertenece, en este caso el Stenopoda. Este género alberga un estimado de 7 especies y una de estas es la Stenopoda spinulosa, esta especie es la más reconocida del ya mencionado taxón (Stenopoda), ya que tiene una buena distribución geográfica en América, en pocas palabras sus poblaciones se encuentran en diferentes países americanos. Este ejemplar funge como un depredador activo de diferentes invertebrados, sobre todo de insectos de poca movilidad como áfidos por mencionar algún ejemplo, pero atrapar a insectos más rápidos tampoco supone mucho problema para estas sigilosas chinches.

Esta familia alberga a muchos ejemplares que comparten tonalidades muy parecidas, por ello es importante observar cuidadosamente cada estructura y detalles visibles para poder identificarlos correctamente, recordemos que son más de 6.000 especies y cada una de ellas tiene sus propios rasgos que los hacen únicos entre miles, en muchas ocasiones es necesario la vista al microscopio y tener claves de identificación para dar con alguna especie en particular. También juega un papel importante la distribución geográfica, pues, ciertas especies pertenecen exclusivamente a un país (endémicas) o a pocas regiones, mientras que otras si pueden tener una mayor distribución en donde se pueden incluir otros continentes.


Automeris cf. jucunda (6).png

En términos inherentes a la morfología de Stenopoda spinulosa, tenemos que su tamaño es de unos 2 centímetros de largo y su cuerpo es completamente alargado. Su coloración predominante es el pardo, misma que le permite poder mimetizarse con tallos leñosos, ramas o con hojas secas cuando se encuentra sobre una planta, pero también puede pasar desapercibida sobre ciertas superficies edáficas (suelos). Las unidades de locomoción, extremidades o patas también tienden a tener una tamaño alargado, esto les facilita el poder sujetarse perfectamente a las plantas, a su vez, en la fotografía se puede notar que su primer par de patas es mucho más grueso que el resto, esto se genera porque dichas patas están adaptadas para poder sujetar presas, por ende es necesario que estas sean más fuertes y resistentes para minimizar errores o riesgos a la hora de cazar. De igual manera, sobre sus alas anteriores se pueden notar franjas más oscuras en posición vertical, estas pueden variar dentro de la misma especie, por lo que en algunas pueden ser más visibles y en otras como en el caso del ejemplar de las fotos es menos notorio u definido.


Automeris cf. jucunda (7).png

Por otro lado, diferenciar a estas chinches de triatominos (chipos) o de miembros de la familia Coreidae que también poseen cierta similitud puede o no ser complicado, todo depende de la manera en como los observemos. Ciertos miembros de la familia Coreidae tienen ampliaciones o modificaciones en sus patas posteriores, siendo en muchos casos más gruesas este último par de patas con respecto a los de la familia Reduviidae; también los Coreidae tienen una cabeza pequeña, mientras que en los Reduviidae es alargada, así como se aprecia en el ejemplar de las fotos, las antenas también son más cortas y la posición de estas es diferente en estos últimos. Ahora, encontrar diferencias entre Stenopoda spinulosa y algún miembro de Triatominae es más sencillo, pues, los chipos o vinchucas tienen colores predominantes oscuros como el negro, además sobre varias partes de sus cuerpos tienen tonalidades anaranjadas o rojas que por lógica resaltan mucho más porque el color base de sus cuerpos es negro o muy oscuro. Asimismo, los triatominos tienen un abdomen más ancho y, en cuanto a tamaño, este se puede comparar con el de una cucaracha doméstica en algunas especies.

Otro dato a tener en cuenta es que la cabeza de los chipos (Triatominos) es más puntiaguda que en la del resto de ejemplares de la familia Reduviidae, teniendo solo la "mala suerte" el ejemplar de la publicación (Stenopoda spinulosa) de estar emparentado con las chinches hematófagas de la subfamilia Triatominae, pese a ser una especie de hábitos completamente opuestos y además es inofensiva para el humano.


Automeris cf. jucunda (5).png

Los miembros de Reduviidae como la chinche de este artículo suelen ser llamadas o conocidas como chinches asesinas, este sobrenombre puede llegar a provocar cierto temor cuando se escucha por primera vez, pero en realidad este es dado por la manera en como actúan frente a sus presas y por la eficacia que tienen a la hora de cazarlas. Estos insecto se caracterizan por ser muy sutiles y sigilosos, su fuerte no está en la velocidad como suele ocurrir en la mayoría de depredadores, sino que se mantienen inmóviles y con movimientos muy precisos se van acercando a sus víctimas, posteriormente solo esperan el momento perfecto para atraparlas con sus patas anteriores y liquidarlas lentamente. Para esto último, estas chinches cuentan con un arma infalible, una pieza bucal o probóscide sólida que no es retráctil, sino que la colocan de manera horizontal cuando no la necesitan, la despliegan solo cuando necesitan obtener algún fluido. Esta pieza también puede denominarse estilete y es introducido en la presa una vez que es capturada, ya luego el chinche libera enzimas que paralizan y disuelven los órganos internos de la víctima, en este punto ya solo les resta ir succionado progresivamente todos las estructuras internas licuadas de sus presas.

Estos insectos también pueden llegar a tender emboscadas a organismos voladores, por ejemplo, las abejas o avispas que fungen como polinizadores de organismos vegetales necesitan visitar con frecuencia las flores, es por ello que estas chinches pueden ubicarse en algún punto de la flor a la espera de que algunos de estos insectos llegue y posteriormente son capturados por medio de una emboscada precisa.


Automeris cf. jucunda (8).png

Algunas de estas chinches también pueden llegar a picar al humano pero no para alimentarse, sino que lo pueden hacer como defensa o por error, pero la diferencia está en que las que se alimentan de artrópodos no pueden propagarnos ninguna enfermedad, incluso la probabilidad de que alguna de estas chinches asesinas clave su estilete en nuestra piel es relativamente baja, porque como había mencionado, nuestra especie no entra entre las fuentes de alimento de estas chinches, siendo solo perjudiciales para nosotros las de la subfamilia Triatominae por sus hábitos hematófagos. En caso de que un humano sea picado por chinches que no sean triatominos, los síntomas no pasaran más que de una molestia en el área afectada, pues, hay que tener en cuenta que un cuerpo extraño (estilete) ha perforado nuestra piel y las enzimas que estos liberan pueden provocar alguna reacción en la zona, pero no habrá más problemas o dolencias de que preocuparse.


Automeris cf. jucunda (4).png

En los sistemas de producción que se destinan a la siembra y cosecha de alguna especie vegetal en particular, estas chinches son excelentes aliadas para el control de otros insectos plagas, motivo por el que una vez que son identificadas suelen dejarse en paz para que cumplan su función. No obstante, estos insectos benéficos también pueden verse perjudicados por el uso de determinados productos químicos que se emplean para el control de plagas, por esta razón muchas veces no se pueden mezclar el uso de agroquímicos y el control biológico en simultaneo, para ello se requiere de estudios previos con la finalidad de determinar que plan de acción se debe seguir, un ejemplo puede estar en que si la aparición de plagas no es muy pronunciada se pueden emplear agentes de control biológico como estas chinches para regular las poblaciones de otros insectos, pero si el daño por plagas se continua acentuando, entonces puede ser recomendable el usar algún producto de origen químico para no perder la cosecha o por lo menos para salvar parte de ella. Ahora bien, el uso de productos más ecológicos si puede combinarse con el control biológico para aumentar la eficacia en cuanto al manejo de plagas, todo depende del tipo de productos o compuestos que se empleen.

Como ya había mencionado en párrafos anteriores, estas chinches asesinas de la familia Reduviidae por lo general no tienen una presa establecida, por lo que pueden alimentarse de cualquier insecto que logren capturar, las orugas de lepidópteros (mariposas) pueden ser aprovechadas por estos hemípteros, incluso su larga probóscide o estilete les permite alcanzar las partes blandas de la oruga evitando ser molestada por la pubescencia que tienen algunos de estos estadios juveniles de mariposas, sin duda el apodo de "asesinas" de estas chinches encaja perfecto con sus estilos de vida.


Automeris cf. jucunda.gif

Como recomendaciones finales es importante dejar en claro algunas cosas. Estimado lector, si usted se encuentra con algunas de estas chinches y no sabe distinguirlas, evite completamente el contacto directo con el ejemplar, ya que si se trata de un triatomido se corre el riesgo de contagio con el protozoario que genera la enfermedad de chagas, esta forma de vida se encuentra en el tracto digestivo de la vinchuca o chipo, por lo que la exposición directa con estas puede hacer que entremos en contacto con restos de las heces del animal y terminemos por contagiarnos al llevar nuestras manos a las mucosas. Inclusive, tampoco se deben aplastar porque se estaría liberando el contenido intestinal del insecto, por ende, el zapato u objeto que se utilizó puede contaminarse y posteriormente algún miembro de la familia, en caso de que ya lo haya hecho lave muy bien el objeto que usó, pero siempre es preferible tomar algún recipiente y moverlos fuera de casa, también hay instituciones en donde puede entregarlos, pues, estos pueden servir para estudios. Si no se trata de algún miembro de Triatominae como la especie que se empleo en este post, de igual hay que respetarlos y puede liberarlos en alguna planta para que cumplan su función en el control de las poblaciones de otros insectos.


Libelula final.gif

Todas las fotografías presentadas en este post pertenecen al autor @abneagro. Las fotos fueron realizadas con teléfono móvil Redmi 8A y fueron editadas con la aplicación Canva.


Separador hive.png

Algunas referencias e información importante:

Orden Hemiptera

Chinches, suborden Heteroptera

Chipos o vinchucas, subfamilia Triatominae

Chinches asesinas de la familia Reduviidae (PDF)


Separador hive.png


20210330_113659_0000.png



0
0
0.000
12 comments
avatar

For me they are very different from the triatomid bugs ! Thanks for bringing it
!1UP

0
0
0.000
avatar

Siempre cuando era niña y me encontraba barriendo el patio de mi casa habían varios chinches, excelente este post como siempre, me hizo recordar eso🤗

0
0
0.000
avatar

Por lo general siempre están presentes en los jardines muchas especies de chinches jeje. Muchas gracias por pasar y comentar @noelyss, saludos :)

0
0
0.000
avatar

Excelente post , tiene mucha información detallada del insecto , he aprendido cosas nuevas hoy de las Chinches. !PGM

0
0
0.000
avatar

Sent 0.1 PGM - 0.1 LVL- 1 STARBITS - 0.05 DEC - 15 SBT - 0.1 THG - tokens to @kernelillo

remaining commands 2

BUY AND STAKE THE PGM TO SEND A LOT OF TOKENS!

The tokens that the command sends are: 0.1 PGM-0.1 LVL-0.1 THGAMING-0.05 DEC-15 SBT-1 STARBITS-[0.00000001 BTC (SWAP.BTC) only if you have 2500 PGM in stake or more ]

5000 PGM IN STAKE = 2x rewards!

image.png
Discord image.png

Support the curation account @ pgm-curator with a delegation 10 HP - 50 HP - 100 HP - 500 HP - 1000 HP

Get potential votes from @ pgm-curator by paying in PGM, here is a guide

I'm a bot, if you want a hand ask @ zottone444


0
0
0.000
avatar

Me alegra mucho saber que aprendiste algo en esta publicación amigo, muchas gracias por pasar.

0
0
0.000
avatar

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider delegating to the @stemsocial account (85% of the curation rewards are returned).

You may also include @stemsocial as a beneficiary of the rewards of this post to get a stronger support. 
 

0
0
0.000