Algunas generalidades sobre arañas cazadoras, la familia Salticidae y el género Lyssomanes

En este escrito se darán a conocer algunos de los aspectos más importantes o destacados sobre los miembros de un particular género de arañas saltarinas conocido como Lyssomanes. Las arañas de este género han obtenido ciertas características morfológicas que les permiten ser más eficaces en lo que respecta a la obtención de alimento, de manera que, si quieres conocer datos interesantes sobre estos arácnidos te invito a que continues la lectura del siguiente artículo.


Automeris cf. jucunda.png

Los organismos vegetales que conforman a los ecosistemas naturales y antropizados son de suma importancia para la vida en el planeta, como sabemos, las plantas nos otorgan oxigeno por medio de los procesos químicos que realizan, también son la base de alimentación para los consumidores primarios, mismos que serán la fuente de energía para los secundarios y así sucesivamente, siendo esto parte de lo que se conoce como cadena trófica. Sin embargo, las plantas también cumplen indirectamente otras funciones, pues, en el denso follaje o la corteza que muchas de ellas obtienen a medida que sus fases fenológicas avanzan se hospedarán miles de organismos para vivir o simplemente para refugiarse, conformándose de esta manera microecosistemas activos en la planta. En este sentido, los artrópodos suelen ser los que con mayor frecuencia se hospedan en las especies vegetales, ya que además de refugio obtienen una fuente continua de alimento, atrayendo estos a otros organismos depredares como pueden ser las distintas variedades de arañas que hacen vida activa en las zonas adyacentes.

Las arañas son sin duda de los depredadores de mayor peso que pueden existir en los espacios naturales, mismas que destacan no solo por sus números, sino que también han desarrollado diferentes métodos de caza y supervivencia que aumentan significativamente el aporte ecológico que estas brindan al ambiente, por este motivo estos artrópodos son de mucho interés dentro de las ciencias biológicas, ya que las diferentes interacciones naturales que realizan en su entorno nunca pasan desapercibidas dentro del campo investigativo. A su vez, estos depredadores de 8 patas y 4 apéndices extra han evolucionado de diferentes formas para poder conseguir alimento o para soportar la presión de su entorno, siendo esto uno de los puntos más atractivos de estas formas de vida, pero cada una de estas adaptaciones que poseen también se pueden volver un problema para la identificación de algunas especies, llegando a ser un poco engorroso en algunos casos todo lo concerniente a taxonomía y sistemática del orden Araneae.


Automeris cf. jucunda (1).png
Ejemplar arácnido de la familia Salticidae.

Por otro lado, sus estilos de buscar o conseguir alimento pueden variar drásticamente de una familia a otra, esto tomando en cuenta que hay un estimado de 60 familias y cada una de ellas cuenta con miles de especies, de manera que, dentro del mundo de las arañas podemos encontrar ejemplares que emplean una seda realizada por medio de proteínas y aminoácidos, con la finalidad de elaborar una sofisticada estructura (telaraña) que les permita poder atrapar a presas activas, mientras que otras poseen cuerpos más estrechos y menos estilizados que les permiten alcanzar mayores velocidades para sorprender a sus presas, siendo estas últimas la no tejedoras. No obstante, también se podría decir que hay puntos medios entre tejer y no tejer telarañas muy elaboradas, ya que algunos especímenes construyen refugios de telaraña en orificios o sitios similares para poder cazar, teniendo estas llamativas estructuras una forma de embudo. Asimismo, hay otros tipos de arañas que pueden cavar pequeñas galerías en el suelo y sellan la entrada con una pequeña compuerta a base de telaraña y restos vegetales, cuando una presa pasa cerca la araña sale rápidamente e introduce a la presa en dicha trampa. Estos son tan solo algunos ejemplos de la forma de sobrevivir de estos organismos, pero solo con leer estas líneas se puede notar que hay un margen que divide a muchas de las familias que integran al orden Araneae, esto sin contar con las diferencias estructurales que pueden llegar a presentar sus cuerpos.


Automeris cf. jucunda (2).png
Araña cazadora de la familia Salticidae.

Una gran porción de las arañas no tejedoras se encuentran regularmente en el medio edáfico (suelo) de un determinado ecosistema, para ello se van movilizando de manera lenta mientras van captando todas las señales que hay en sus alrededores, una vez que precisan a una víctima se lanzan rápidamente sobre esta sin darle oportunidad de escapar. Asimismo, otras cazadoras evitan el suelo lo más que pueden, en su lugar, estas optan por vivir sobre las plantas en búsqueda de insectos u otros artrópodos que les puedan brindar el aporte nutricional que necesitan, las arañas no tejedoras de la familia Oxyopidae o la Thomisidae son algunas de las que se mezclan entre el follaje de las plantas para emboscar a sus presas. Estos arácnidos al no valerse de telaraña para atrapar a sus presas, han tenido que desarrollar o modificar partes de sus cuerpos para lograr mantener a sus especies, para esto pueden emplear colores con el que se pueden camuflar con una hoja o una flor, también poseen en sus patas pequeños pelos (tricobotrios) que están unidos a ciertos nervios, permitiendo estos que la araña en su defecto pueda captar vibraciones o precisar de una buena manera las formas de vida que hay en las proximidades, así pueden localizar e identificar posibles presas.

La familia Salticidae engloba a un conjunto de arañas cazadoras que tampoco emplean telaraña para obtener alimento, pero esto no quiere decir que no puedan generar esta seda, sino que esta no juega un papel importante para que el arácnido consiga alimento, pero si suele ser empleado para elaborar los nidos en donde las hembras colocan sus huevos o como "cordón" de seguridad, como estas arañas se movilizan dando pequeños saltos entre las plantas o cualquier otra superficie alejada del suelo, van dejando un fino hilo de seda que evita que caigan abruptamente en caso de algún mal salto o lo pueden emplear para huir de algún peligro, en caso de esto último solo tienen que saltar y van deslizando de forma lenta y segura con su telaraña de seguridad a otro lugar.


Automeris cf. jucunda (4).png
Ojos ampliamente desarrollados en la familia Salticidae.

Las arañas saltarinas (Salticidae) son depredadores de mucha actividad, ya que estas no suelen esperar a que alguna presa se acerque, en su lugar prefieren estar en constante movimiento para poder encontrar a una víctima que esté inactiva o distraída. Claramente, para poder tener una destacable actividad para buscar alimento se necesita tener agilidad y un conjunto de receptores que permitan localizar sus objetivos, para esto estas arañas cuentan con un par de ojos frontales muy desarrollados. En anteriores escritos he mencionado que los ojos de arañas en muchas ocasiones están desarrollados y distribuidos de una manera en que le sean útiles según sus necesidades, por ende, las arañas que cuenten con menos de 8 ojos pueden ser menos móviles o sencillamente están mejor adaptadas para la vida nocturna, por lo que no precisan de una buena visión. Sin embargo, otras si poseen 8 ojos con una característica distribución de los mismos, incluso, algunos de estos pueden estar más desarrollados que el resto de sus piezas oculares, tal es el caso de los miembros de la familia Salticidae que tienen sus ojos frontales mucho grandes y esto les permite tener un campo de visión muy amplio y preciso.

En las fotografías se puede ver a un miembro de la familia Salticidae en una postura lateral y frontal. Esta toma permite ver las dimensiones que tienen sus 4 ojos frontales, siendo el par del medio mucho más grandes que el resto.


Automeris cf. jucunda (3).png
Ojos laterales en la Familia Salticidae y el género Lyssomanes.

Los miembros de Salticidae han sido catalogados como las arañas de mejor visión, estas no tienen nada que envidiarle a otras formas de vida, pues, sus ojos más toda la estructuración de sus cuerpos las hace cazadoras formidables de mucha precisión. A su vez, la visión de estas arañas no se limita solo a su desarrollado par de ojos anteriores, sino que también tienen una distribución ocular que les permite poder identificar o captar movimientos en todas las direcciones, pero para tener un mayor enfoque deben emplear el par frontal. El número total de ojos de estos artrópodos es 8, algunos de estos se sitúan más a los laterales y otros tienen más inclinación hacia la parte dorsal de su prosoma. Es importante destacar que hay otro grupo de arañas que también tienen un gran par de ojos frontales, estas son las de la familia Deinopidae, tal y como ocurre en los del género Deinopis (arañas ogro) de dicha familia; sin embargo, estos ojos son de dicho tamaño debido a los hábitos y al estilo de caza que emplean, ya que crean una malla de telaraña entre sus patas (son tejedoras) y al ver a una presa se la lanzan como una red para atraparlas, sus grandes ojos están desarrollados para identificar objetivos en la oscuridad.

Las arañas ogro (Deinopidae) y las saltarinas (Salticidae) son completamente distintas, la visión de estas últimas es más sofisticada, pero las primeras son más efectivas ante la ausencia de luz y, además, mientras las Salticidae cuentan con mayor campo de visión, las arañas ogro tienen un extra que las hace poder captar sonidos de baja y alta frecuencia, por lo que son capaces incluso de identificar o distinguir el simple sonido que emite el aleteo de los insectos.


Automeris cf. jucunda (7).png
Araña de la familia Salticidae y el género Lyssomanes.

Por otro lado, las arañas Salticidae abarcan al grupo del orden Araneae más numeroso con casi 5.000 especies, la diversidad de esta familia es realmente asombrosa; sin embargo, uno de los aspectos generales que más llama la atención de estos artrópodos depredadores son la variedad de colores que poseen sus miembros, estos colores por lo general sirven poco para camuflarse o para indicar peligro (aposematismo), ya que están más inclinado para el tema de la atracción sexual, pues, los machos de esta familia son los que regularmente tienen colores vivos sobre sus cuerpos, esto les ayuda o facilita el cortejo para la posterior elección de la hembra, aún así, existe un género de estas arañas que tienen la particularidad de echar a un lado esta "norma" y tienen un color que les permite poder mezclarse perfectamente con las plantas, este género es el Lyssomanes.

El género Lyssomanes se compone de poco más de 90 especies, estas se caracterizan por poseer colores que oscilan entre el verde y amarillo, pero tienen la particularidad de que sus cuerpos son translúcidos y esto además de otorgarles rareza, les permite poder mezclarse efectivamente con las plantas. En la imagen se puede observar a un ejemplar hembra de este género, probablemente la especie sea Lyssomanes cf. viridis pero no tengo seguridad, ya que este género tiene muchas especies similares.


Automeris cf. jucunda (6).png
Araña satarina del género Lyssomanes.

Cuando esta pequeña araña es observada desde cualquier ángulo, se puede notar que su coloración es completamente homogénea, es decir, que no cuenta con otras tonalidades o con variantes de intensidad en el verde, exceptuando una fina línea más oscura que recorre toda la parte media y dorsal de su opistosoma. Sobre el prosoma se encuentran sus 8 ojos perfectamente distribuidos, se puede notar una ligera franja blanca sobre la que se sitúa cada ojo. A su vez, sus 2 ojos frontales pueden verse de color negro o verde según el ángulo desde donde se mire, esto se debe a la translucidez que tiene todo su cuerpo, incluso a veces puede dar la impresión de que un ojo es negro y otro es verde, como si fuera un caso de heterocromía, pero solo es un efecto óptico debido al color que tiene la araña. En la imagen también se pueden notar la larga pubescencia que tienen sus patas, estos vienen siendo las tricobotrios que les permiten poder captar vibraciones, así pueden agudizar aun más sus sentidos naturales.


Video Salticidae.gif
Araña del género Lyssomanes observando sus alrededores.

A nivel general, no se sabe mucho sobre que tan antiguos o cuanto tiempo pueden tener los miembros de la familia Salticidae evolucionando en el planeta, pero hay muchos registros fósiles de ejemplares petrificados en ámbar que se han encontrado en el continente americano, involucrándose entre algunos de estos hallazgos al género Lyssomanes. Debido a la gran movilidad que presentan todos los miembros de esta familia, se puede deducir que por este motivo forman parte de las arañas que tienen mayor presencia en lo que respecta a estas piezas de ámbar encontradas; a su vez, estos arácnidos pueden dispersarse con relativa facilidad entre regiones y países aprovechándose de los constantes movimientos que realiza el ser humano entre países, afortunadamente el veneno de estos ejemplares es inocuo para el hombro y no representan peligro o problema alguno.

Los miembros de Lyssomanes junto a otros Salticidae forman parte activa de los pequeños ecosistemas que se generan sobre las plantas, sus actividades y movilidad permite que las poblaciones de muchos artrópodos puedan mantenerse controladas. Asimismo, cuando una hembra realiza el nido en donde colocará sus huevos, esta puede usar cualquier superficie para ello, pero al ser ejemplares que pasan gran parte de sus vidas entre las plantas, las hojas resultan ser el lugar ideal para dejar a su descendencia, por este motivo es habitual encontrar hojas enrolladas con telaraña y dentro de esta los huevos. Hay muchas arañas que usan láminas foliares para colocar sus huevos, las arañas saltarinas son unas de ellas.


Video Salticidae (1).gif

El género Lyssomanes es habitualmente confundido con otros tipos de arañas verdes como algunas especies de la familia Oxyopidae, por ello es necesario observar muy bien al ejemplar para evitar confundirlo. Como se pudo ver en determinados segmentos de esta publicación, las arañas saltarinas se caracterizan principalmente por sus 2 grandes ojos frontales, aspecto con el que no cuentan los ejemplares de la ya mencionada familia Oxyopidae, solo con mirar la parte ocular de estas arañas es suficiente para poder diferenciar a ambas familias. Por otro lado, se destaca que estas arañas no suponen ningún tipo de problema directo para el hombre, incluso sus nidos no terminan siendo problemáticos para las plantas, ya que son arañas que están en constante movimiento y muy rara vez se quedan por largos periodos de tiempo sobre una misma planta, necesitan moverse para buscar el alimento que les dará la energía necesaria para reproducirse y sobrevivir.


Libelula final.gif

Todas las imágenes presentadas en esta publicación pertenecen al autor @abneagro. Las fotos fueron realizadas con un teléfono móvil Redmi 8A y fueron editadas con la aplicación Canva.


Separador hive.png

Algunas referencias e información importante:

La visión de las arañas saltarinas

Las arañas cazadoras y tejedoras

Arañas cara de ogro y su capacidad para percibir sonidos

Género Lyssomanes


Separador hive.png


20181213_144457_0001 (1).png



0
0
0.000
14 comments
avatar

Thanks for your contribution to the STEMsocial community. Feel free to join us on discord to get to know the rest of us!

Please consider delegating to the @stemsocial account (85% of the curation rewards are returned).

You may also include @stemsocial as a beneficiary of the rewards of this post to get a stronger support. 
 

0
0
0.000
avatar

Congratulations your publication has been chosen among the best of the day.

KEEP CREATING GOOD CONTENT.

image.png

0
0
0.000
avatar

agradecido por la valoración que le dan a mi publicación, un abrazo.

0
0
0.000
avatar

It should be difficult to find this one! perfect camouflage
!1UP

0
0
0.000
avatar

I was able to see this spider because it was not on a plant, otherwise I would not be able to find it because of its perfect camouflage color. Thank you very much for the support my friend, best regards.

0
0
0.000
avatar

Hi, friend. As we can always appreciate very important content for everything, I tell you that this type of spider in a wooded area is difficult to identify due to its exotic color, it is seen that they are one of the most agile predators when hunting.

Greetings friend.

0
0
0.000
avatar

That's right my friend, their coloration is what allows them to hide from predators or to surprise their prey, thank you very much for your comment and support, greetings.

0
0
0.000